Elección, protocolo y decoración del coche de los novios el día de la boda

    Por lo general los novios solían elegir coches nuevos de alta gama aunque en los últimos tiempos hay una tendencia vintage

    La belleza del propio coche es ideal para la boda. ALEJANDRO MARÍ ESCALERA
    Vehículo nupcial estilo vintage. ALEJANDRO MARÍ ESCALERA

    Los tiempos han cambiado pero tradicionalmente el coche nupcial esperará en la puerta de la casa de la novia a que esta se decida a salir. Ella ha de sentarse en la parte trasera y a la derecha del conductor y deberá subir desde la acera y bajar siempre a la acera. A su izquierda la acompañará el padrino y al volante irá el que le toque. En caso de ser un coche alquilado, muchas veces hay un chófer a disposición.

    En cuanto a la decoración, las latas colgadas del tubo de escape fueron un clásico del siglo pasado. Esto ya apenas se ve. Los coches de los novios son un elemento mucho más personal que en muchos casos ellos mismos decoran para asegurarse que va en armonía con el resto de los elementos elegidos para el gran día.

    Los novios más previsores llevarán una botella de cava en el coche para brindar por primera vez por su amor

    En realidad se puede elegir cualquier tipo de coche. Puede ser el más nuevo de la familia o el más antiguo. También se puede alquilar. Unos los prefieren grande y clásico y otros pequeños y graciosos. Lo que todos tienen en común es que el coche elegido es un símbolo de la personalidad de la pareja. Los coches de colección son los que menos adornos necesitan, bastará con un pequeño detalle en blanco como unas flores o un lazo para no recargar en exceso.

    - Publicidad -