Playasol Ibiza Hotels apuesta por la Cultura Justa para mejorar los procesos

Playasol Ibiza Hotels lanza este proyecto interno para avanzar hacia la gestión excelente involucrando a sus trabajadores

Playasol Ibiza Hotels presenta su Sistema de Cultura Justa, un proyecto interno que nace en 2018 por la unión de las áreas de Calidad, Prevención, Sanidad y Sostenibilidad Ambiental, que busca la eficacia en los procesos, avanzar hacia una gestión excelente y situar la anticipación de mejoras como objetivo estratégico. En este sentido, la iniciativa cumple su primer año tras una fase piloto de implementación en cinco establecimientos de la cadena y ha involucrado a un centenar de trabajadores.

«Esta temporada, la inversión en la capacitación de nuestro equipo en este proyecto ha supuesto un ahorro en eficiencia de más del 25 %», explica Roberto González, responsable de la iniciativa Cultura Justa de Playasol. «El proyecto se cuadruplica de cara a 2020 e involucrará a 470 empleados. El nuevo Sistema de Gestión Integral fija y comparte los procedimientos para anticiparse a los errores, analizar las causas, evaluar y corregir, y medir la efectividad de las medidas correctivas». Según Roberto, «es el paso lógico para avanzar y crear procesos que tengan el foco en la satisfacción del cliente y en la responsabilidad corporativa de la eficiencia».

Ana Castillo y Roberto González, impulsores del proyecto.

Otro de los aspectos destacados es el acceso y la sistematización de la gestión: «Todos nuestros empleados disponen de un sistema informático con información independientemente de su puesto o rango», comenta Ana Castillo, actual responsable del área de Calidad e impulsora del proyecto con Roberto. «Desde los directores, recepcionistas, hasta las camareras de piso o personal de lavandería. Se trata de un proyecto de Cultura Justa que se sustenta en eliminar la visión punitiva y promover el reporte seguro de todo nuestro equipo».

El proyecto Cultura Justa es un proceso implantado en empresas maduras que tiene como fin apelar a la responsabilidad del personal, controlar el seguimiento y los avances de las no conformidades detectadas priorizando aquellas que son más relevantes. «Es necesario disponer de una identidad definida con valores reconocibles y adquiridos para operar dentro del marco Cultura Justa, «un trabajo ya realizado por parte de Playasol en un año marcado por nuestra transformación cultural», explica Castillo. Así, la cadena ibicenca se sitúa al frente de iniciativas pioneras en el área Desarrollo de Personas y Gestión de Proyectos, una estrategia corporativa clave en el desarrollo de los servicios, la búsqueda de la excelencia y la obtención del bienestar de sus empleados.

- Publicidad -