Vista, tacto, oído, olfato y gusto. Los cinco sentidos se activan cuando uno está a punto de probar un plato. Ya sea algo nuevo o esa receta favorita que hacen en el restaurante del centro, ese momento es para uno mismo y todos los sentidos se activan para disfrutarlo al máximo. Pero de repente, «¡Oh, no, lleva cilantro!». La intolerancia y/o alergia a algún alimento, o directamente la preferencia hacia otros, ya sea por creencias religiosas, ideologías o incluso por razones medioambientales generan rechazo a ciertas elaboraciones o tipologías de cocina.

¿Qué pasaría si ahora cualquier persona pudiese comer de todo y donde fuese sin temer a ingerir según qué alimentos? La industria evoluciona sin parar y en la pasada edición de la Feria Alimentaria Barcelona 2018, cocineros, productores y cadenas de gran cosumo mostraron su apuesta por la creación de alternativas para eliminar esas barreras que limitan a muchos disfrutar del placer de comer lo que sea.

Ocean Hugger Foods ha creado el Ahimi, el primer sustituto vegetal del atún. foto: ocean hugger foods
Ocean Hugger Foods ha creado el Ahimi, el primer sustituto vegetal del atún. foto: ocean hugger foods

El sushi, esa vertiente de la gran cocina japonesa que ha cautivado a tantos adeptos en las últimas tres décadas, observa cómo ahora el colectivo vegetariano, cada vez más amplio, lo rechaza. Desde Nueva York llega la solución. Creado por Ocean Hugger Foods, se trata del Ahimi, la primera alternativa al atún crudo elaborada a base de tomate y otros ingredientes.

El gran enemigo: el azúcar

Las alternativas al azúcar son hallazgos muy importantes.
Las alternativas al azúcar son hallazgos muy importantes.

El azúcar, principal causante de la obesidad infantil y la diabetes, ha forzado la aprobación de impuestos sobre aquellos productos que lo contienen. La naturaleza ofrece grandes alternativas para endulzar cualquier receta, desde la panela al azúcar de coco o la propia miel y, para quienes sufren diabetes, desde hace unos años también existe una alternativa natural: la estevia.

En cuanto a intolerancias y/o alergias, las hay de grados muy diferentes y a muchos alimentos distintos, pero los principales son: el huevo, la lactosa, los frutos secos y el gluten. La evolución de la industria y el aumento de plataformas divulgativas sobre alimentos alternativos con similitudes nutricionales, han facilitado a quienes sufren algún tipo de intolerancia y/o alergia.

¿Tortilla de patatas sin huevo?

Legumbres. Foto: @puredepalabras
Legumbres. Foto: @puredepalabras

Por ejemplo, un claro sustituto del huevo es cualquier legumbre. Ya sea el agua del propio garbanzo en conserva batida a punto de nieve, que se convierte en un merengue ideal para quienes no pueden comer huevo, a una mezcla de 16 cucharadas de harina de garbanzo con 16 cucharadas y una taza y media de agua como sustituto del huevo para hacer una tortilla de patatas. Se trata de investigar y probar para ver que no es tan difícil convivir con una intolerancia y/o alergia.

Para preparar bizcochos sin lactosa basta con sustituir la leche convencional por una bebida vegetal y la mantequilla, por aceite de girasol

Una tendencia que gana cada vez más adeptos es la elaboración en casa de leches vegetales a base de frutos secos. Bebida de almendras, de arroz, de avena, de soja, de nueces o de avellanas. No existe límite cuando se trata de triturar frutos secos, mezclarlos con agua y colarlos con una malla fina hasta conseguir la bebida deseada. Para preparar bizcochos sin lactosa basta con sustituir la leche convencional por una bebida vegetal y la mantequilla, por aceite de girasol.

El gluten

Los intolerantes y/o alérgicos al gluten tienen, año tras año, más alternativas para su dieta.
Los intolerantes y/o alérgicos al gluten tienen, año tras año, más alternativas para su dieta.

¿Y qué hay del gluten? Es una proteína que se encuentra en algunos cereales que produce intolerancias en muchas personas. En nuestro país, según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), aproximadamente un 75% de los pacientes está aún sin diagnosticar. La situación ha llevado a muchos restaurantes a disponer de pan sin gluten y platos adaptados para clientes celíacos.

En casa también ha mejorado la situación, ya que en los últimos diez años se ha pasado de comercializar 280 artículos sin gluten a 1.500.

Además, la tendencia de la cocina en casa y los emergentes blogs de gastronomía han brindado la posibilidad de elaborar repostería, pan y otros platos sin gluten. Recetas como la base de pizza hecha con coliflor rallada, espaguetis de calabacín o los preparados para hornear pan sin gluten en casa son tres de las elaboraciones que algunos se atreven a preparar en casa.

Sin duda, año tras año, la investigación y la apuesta de los grandes grupos empresariales de la industria de la alimentación por hacer más fácil la vida a todos los consumidores consiguen que, poco a poco, más personas obtengan una mejor calidad de vida y una mayor sensación de bienestar a la hora de comer.

- Publicidad -