- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Hace quince o veinte años en la isla apenas había un puñado de restaurantes que figuraban en las guías de turismo o de restauración y pocos eran los establecimientos que apostaban por una carta de vinos acorde con el nivel de su cocina.

Las bodegas locales empezaban a asomar en el mercado, al igual que los negocios especializados en vinos y licores.

Decena de bodegas de todo el mundo eligen Ibiza para presentar sus mejores productos

Hoy en día el panorama ha cambiado. El crecimiento en número de restaurantes de calidad en Ibiza ha llegado acompañado necesariamente de un aumento exponencial en la oferta de la carta de vinos y en la especialización de profesionales en este apasionante mundo.

En Ibiza ya se puede asistir a catas, encuentros profesionales, visitar bodegas, realizar cursos de sumillers, asistir a charlas de expertos enólogos o conocer a importantes bodegueros… Algo impensable hace unos pocos lustros.

Viniterraneus, Tastavins y el Festival de Vino&CO siguen cumpliendo años y creciendo en calidad

2017 está siendo un año muy importante en este sentido. Esta primavera la isla ha reunido en apenas un mes tres eventos de gran atractivo: Viniterraneus, Tastavins y el festival de vino de Vino&CO.

Viniterraneus, el encuentro profesional que organiza de manera bianual Enotecum, ha cumplido este año su novena edición. Allá queda aquel lejano octubre de 2001 con un puñado de profesionales.

«Viniterraneus nació en 2001 y como en ‘Odisea en el Hiperespacio’, nunca imaginamos que desembocara en un futuro tan impresionante, casi de ciencia ficción», aseguraba antes de la inauguración su impulsor, Javier Escandell.

Y así es, este año, este paseo mediterráneo por el mundo del vino que propone Viniterraneus ha tomado un impulso enorme. Más de 170 bodegas de ámbito nacional e internacional participaron en esta cita, se cataron más de 800 vinos servidos por sus propios elaboradores en un total de 105 estands y se superó la cifra de 3.000 visitantes.

El Hard Rock Hotel fue escenario perfecto de una cita donde el vino compartió protagonismo con otras actividades gracias a la colaboración especial de Bedrinks y Gran Vintage.

Así, por primera vez se incluyó una zona específica de coctelería del mundo, destilados premium, cervezas, refrescos, street food, con distintos puestos de comida, gastronomía y productos artesanales de Ibiza, cafés o una zona específica en la que se pudo degustar de forma privada champagne.

El mejor escaparate

Ibiza es un escaparate internacional para el mundo de la música, de la moda, del glamour y ahora también lo es para el mundo de la restauración. Por eso no es de extrañar que en este tipo de eventos se muestren auténticas joyas como el Crusoe Treasure (el vino que se hace en el fondo del mar) o los mejores caldos nacionales, como el Gramona Enoteca o el Castillo de Ygay 1986.

Las bodegas locales como Can Rich y Terramoll no dejan de acaparar prestigiosos premios

Además, estos eventos son una gran oportunidad para que las bodegas locales muestren su producto, que por otra parte, cada vez es más reconocido. Ibizkus, Can Rich y Terramoll han tenido un protagonismo importante esta primavera en los eventos organizados en la isla.

Can Rich sigue acaparando premios, al igual que Terramoll de Formentera, cuyo vino tinto Es Monestir ha sido distinguido con la medalla Bacchus de Plata, un certamen internacional organizado por la Unión Española de Catadores.

El pasado mes de abril las instalaciones de Ca na Palava, donde tiene su sede Buscastell Vins, fueron escenario de la quinta edición de Tastavins, un encuentro para profesionales en el que se pudieron catar cerca de 300 vinos en una sola jornada.

Tastavins es la culminación a un invierno de trabajo por parte de los responsables de Buscastell Vins, de visitar bodegas, de conocer a los productores, de catar vinos… De ahí, que el resultado sea una exposición variada y de calidad, una mezcla de los clásicos con solera y de novedades sorprendentes.

Alejandro Cardona, responsable de Buscastell Vins, destacaba entonces la «buena acogida» entre los profesionales del sector: «Es importante que las personas que tienen que servir los vinos y están en contacto directo con el cliente final acudan a este evento y conozcan y contrasten de primera mano la calidad de los vinos que van a ofrece al público».

Otra cita imperdible es el Festival de Vino&CO, que también celebró en abril su séptima edición. Más familiar, más internacional, con vinos menos conocidos pero de gran calidad y con una asistencia de un millar de personas refleja que el interés por probar y conocer nuevos vinos en Ibiza sigue creciendo.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!