La vida en Ibiza no acaba después del verano. Para muchos, con el inicio del otoño el disfrute no ha hecho más que comenzar. Ya a un ritmo más pausado pero sin olvidar las buenas vibraciones, la música y la excelente gastronomía, la isla presenta placeres como sentarse a la mesa de Café Montesol, que se presenta como un oasis para disfrutar durante todo el día.

Los aromáticos cafés comienzan a seducir a partir de las ocho de la mañana, donde se presentan diferentes desayunos como el ibicenco (para tomarse las cosas con calma) o su propuesta veggie, para quienes se decanten por la opción más saludable.

Momentos para compartir en las veladas de Café Montesol.

A mediodía vuelve el menú que, de lunes a viernes, presenta platos deliciosos y saludables, mientras los domingos el brunch vuelve a ser el rey de la casa. La inimaginable propuesta gastronómica de esta cita solo puede descubrirse sentándose a su mesa: sabores dulces y salados, fríos y calientes, naturales o elaborados, se presentan a modo de bufé para que cada cual se sirva al gusto.

Los apasionados del fin de semana podrán adelantarse a él los jueves con el Afterwork que vuelto los jueves a partir de las 19 horas, donde la música, la conversación y los cócteles se funden a la perfección. Ya el viernes, Natur es la oportunidad perfecta para cenar en una atmósfera más festiva a ritmo de buena música. El ciclo Hippie de lunes a jueves de 18 a 21 horas, el evento No Closing Party by Natur el 27 de octubre o la noche de Halloween el 31 de octubre completan una oferta que continuará sorprendiendo.

Una propuesta gastronómica para cada momento.

Café Montesol presenta, en su Hippie Hour, la Cerveza Isleña más la mítica tosta de sobrasada con queso de cabra y miel por 7 euros. Una excusa perfecta para pasar un buen rato con los amigos.

- Publicidad -