La industria vitícola tiene muy presente la importancia del cuidado y respeto del medio ambiente. Al fin y al cabo, es una industria que nace y vive de la tierra y sin ella, no existiría. El pasado 12 de mayo, el castillo de Montilla acogió una nueva edición del Concurso Internacional de Vinos Ecológicos ‘Ecoracimo 2018’, organizado por la Diputación, el Ayuntamiento de Montilla y Ecovalia, con la colaboración de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta.

Como novedad de esta XIX edición, se reconoció a vinos ecológicos de siete categorías distintas.

Los vinos premiados

Durante el certamen, tres vinos con producción aquí en Ibiza fueron premiados. En concreto, fueron los vinos Ereso 2017, con el premio Ecoracimo Gran Oro; Lausos 2015, con el premio Ecoracimo Oro; y el Blanco Can Rich, con el premio Ecoracimo Plata.

Por su lado, el Ereso 2017 es un vino blanco fermentado en barrica y posterior crianza de tres meses en barrica nueva de roble francés. Está elaborado con la variedad autóctona Malvasía.

Lausos 2015 es un tinto crianza de 12 meses en barricas nuevas de roble francés y americano y está elaborado con las variedades Cabernet Sauvignon y Merlot. El Blanco Can Rich, es un vino blanco joven elaborado con Malvasía.

Todos ellos son de las Bodegas y Viñedos Can Rich, la única bodega ecológica de la isla que, desde 1997, elabora vinos de la Tierra de Ibiza (IGP V.T. Ibiza). Esta bodega familiar está considerada como la bodega más premiada de las Pitiüses.

- Publicidad -