Sensaciones. Aromas. Sabores, muchos sabores. Y recuerdos. Experiencias. Quizá estas son las palabras que mejor definen la cocina que el chef Óscar Molina propone en La Gaia, el restaurante de noche de Ibiza Gran Hotel que continúa reinventándose casi a diario, siempre con el hilo conductor de su estilo Japeruvian.

‘Cocotxas’ de rape.
‘Cocotxas’ de rape.

Si esta primavera, cuando el restaurante abrió sus puertas, el equipo de cocina ya había dado un giro a todos los platos de la carta, ahora sus propuestas vuelven a cambiar por «la temporalidad» de sus creaciones, por ese afán de utilizar «el producto más fresco en su mejor punto», indica Óscar Molina.

La Gaia es la definición de una historia. La historia que transmite cada uno de los platos que se sirven cada noche a la mesa. «Este año, por ejemplo, hemos creado ‘Les nostres muntanyes’, un plato que me recuerda a cuando iba a pasear a la montaña y podía acariciar el romero», explica el chef, que no basa sus recetas en un conjunto de ingredientes sino en el deseo de trasladar al comensal sensaciones placenteras.

Como gran novedad este 2018, han incorporado nuevas técnicas para dar un paso más en la cocina. Las fermentaciones, por ejemplo, que consiguen resultados únicos en determinados alimentos.

‘Edamame’ estofado.
‘Edamame’ estofado.

Para acompañar las recetas Japeruvian, qué mejor que una selección de cócteles ideados precisamente para este tipo de cocina. «Una secuencia de sabores exóticos fusionados con productos de kilómetro cero», según expresa Dani, creador de los icónicos Wasabi Martini (versátil, ligero y sabroso), el Citrus Sakura o el Pisco Sour de uva, entre muchos otros.

En definitiva, La Gaia es el lugar perfecto para vivir una velada única en una atmósfera con arte en la que, sobre todo, el cliente puede relajarse y dedicarse a disfrutar.

La barra Japeruvian de La Gaia.
La barra Japeruvian de La Gaia.
- Publicidad -