Aguas de Ibiza Lifestyle & Spa presenta, en la bahía de Santa Eulària, una nueva fórmula para vivir y disfrutar de Ibiza con un concepto de lujo apacible y sin ostentaciones. En un emplazamiento luminoso, bañado por las cristalinas aguas del Mediterráneo, el hotel de cinco estrellas es el lugar perfecto para empaparse de buena gastronomía en diferentes estilos.

La gran atracción del verano continúa siendo la propuesta que Sergi Arola lanza en Vi Cool: tapas tradicionales españolas reinterpretadas y presentadas de una manera moderna y diferente. Las bravas de Arola, Coca pizzas, langostinos fritos con curry y menta son algunos de sus platos desenfadados, ideales para picar algo junto a la piscina o para compartir una velada entre amigos. Además, el Vi Cool Cocktail Bar lanza cócteles de lo más especial.

Quienes quieran descubrir la gran sorpresa de Aguas de Ibiza Lifestyle & Spa de esta temporada, pueden reservar mesa en Alabastro. Por la noche, Alabastro Slow se basa en platos de inspiración mediterránea del chef Aitor Monteagud. Esponjoso de sobrasada y miel, erizo con leche de coco thai y salicornia, sirvia en tartar con tomate, higo seco, frígola y caviar de aceite o el jardín balear son muestra del estilo gastronómico del espacio, en el que también tienen cabida el calamar de potera en dos texturas, el denton bullit en jugo de marisco con ravioli de lechuga, gamba roja, hinojo y confitura de tomate o el cerdo negro ibicenco.

El compromiso con la cocina de kilómetro cero es palpable en Alabastro, que presenta una opción para cada momento del día.

- Publicidad -