El secreto de Familia Marí Mayans

Desde 1880, esta familia ibicenca elabora y exporta sus licores tradicionales a todo el mundo con las mismas recetas centenarias de su creador.

secreto de Familia Marí Mayans
El encargo de Rusia motiva un aumento de las exportaciones de Familia Marí Mayans.

Familia Marí Mayans se dedica desde hace más de 130 años a la investigación de las plantas aromáticas y a la elaboración de licores de gran sabor y calidad, utilizando plantas y frutos de Ibiza, en su propia destilería ubicada en la isla.

«La clave está en cómo tratamos cada ingrediente, la manera que tenemos de trabajarlos y el respeto por las recetas ancestrales que guardamos con celo y que datan de 1880», recalcan Carlos y Bartolomé Marí Mayans, actuales propietarios y directores de esta empresa familiar y tataranietos de su fundador.

Los componentes de las hierbas ibicencas más antiguas y reconocidas de Baleares no son un secreto, ya que aúnan matices de hierba luisa, de naranja, limón, anís o romero se utilizan, sin embargo, el misterio está en su fórmula magistral que se conserva y se transmite de generación en generación.

La esencia ibicenca que representa una copa de Hierbas Familia Marí Mayans ha viajado por todo el mundo y muchas caras conocidas del país se declaran fans incondicionales de este producto. Y es que su calidad y el uso de la comunicación han llevado a Familia Marí Mayans a ser una empresa reconocida en lugares de todo el mundo.

Este año, sin ir más lejos, la empresa envió 10.000 litros de sus Hierbas Ibicencas al Mundial de Fútbol de Rusia, además de distribuirlas en países como Estado Unidos, Suiza, Italia, Alemania, Holanda, Reino Unido o los Emiratos Árabes, siendo la marca que elige el 93% de los consumidores que quiere disfrutar del sabor de las Hierbas Ibicencas.

Además, esta destilería elabora otras bebidas como la Frígola, la Absenta ‘Art Collection’, el Palo o la ginebra IBZ «para cubrir otras necesidades del mercado», explican los hermanos Marí Mayans.

Principales ferias alimentarias

Una amplia gama de productos que contó con un estand propio en 2018 en la Feria Internacional de Alimentación, Bebida y Gastronomía líder en España: Alimentaria.

«Participar en esta feria fue el resultado de una filosofía de expansión en la que estamos inmersos y una oportunidad única para que futuros clientes y distribuidores conozcan la esencia de Ibiza a través de los productos que en nuestra familia llevamos elaborando desde hace más de 130 años», afirman Carlos y Bartolomé Marí Mayans, quienes también han tenido presencia este año en otras ferias de alimentación en destinos como Alemania, Suiza y Austria, de la mano de sus distribuidores en dichos países.

Carlos y Bartolomé Marí Mayans frente al alambique de la destilería.
Carlos y Bartolomé Marí Mayans frente al alambique de la destilería.

Ambos son la quinta generación de Familia Marí Mayans y conservan la tradición y las costumbres a las que su creador, Juan Marí Mayans dio vida en el año 1880 desde Formentera. Sin embargo, ellos son los responsables de renovarse e innovar en la forma de vender cada producto y crear otros nuevos, «nuestro logotipo, nuestros colores y nuestra esencia apenas han variado en todo este tiempo y eso hace que nuestra marca sea única y reconocida por todos los isleños» sin embargo explican que «nos hemos adaptado a los tiempos y a los gustos estéticos, por lo que aunque nuestros licores son los mismos, hemos invertido en innovación, por ejemplo lanzado una botella que brilla en la oscuridad, pensada especialmente para ser disfrutada en clubes nocturnos, y patentando nuestros propios envases», sentencian.

Novedades para 2019

En esta línea Carlos y Bartolomé Marí Mayans avanzan que 2019 será un año de novedades en el que presentarán nuevos productos encaminados a continuar con la expansión de la marca y su disfrute por todo tipo de paladares. «Vemos viable aunar la tradición con la modernidad y escuchamos a nuestros consumidores y la demanda que hacen de nuestros productos, por lo que queremos crecer a su lado», aseveran estos hermanos.

La destilería Familia Marí Mayans, situada en el polígono de Montecristo de Ibiza, ha conseguido reunir todo el sabor de la naturaleza ibicenca en varios licores y productos con nombre propio y con una producción cien por cien artesanal, que se crea, se elabora y se concibe en Ibiza, «aunque tiene espíritu de libertad, como la isla, y busca beberse en todo el mundo», concluyen Carlos y Bartolomé Marí Mayans.

Y es que el secreto de su éxito reside en sus fórmulas magistrales que se revelan en cada copa.

- Publicidad -