Sentarse a la mesa de Tatel Ibiza este año será posible hasta el próximo sábado, día en que el restaurante cerrará sus puertas hasta la temporada 2018. Ubicado entre The Ushuaïa Tower y Hard Rock Hotel Ibiza, en Platja d’en Bossa, este restaurante ha sido una de las más gratas sorpresas gastronómicas este 2017, con una oferta basada en la cocina tradicional española y una atmósfera realmente impactante.

Atmósfera de club clandestino, glamour de los años 20, música en directo, terrazas sobre el mar…. Así es Tatel Ibiza, un restaurante con personalidad propia, obra del estudio italiano Ilmodesign, que mantiene la identidad estética de Tatel Madrid. El saber hacer de los italianos Michele Corbani y Andrea Spada, ha dado como resultado un espacio dinámico y elegante, que comunica con el entorno a través de tonos marinos y toques en la arquitectura y materiales empleados en los que se fusionan metales, mármoles y piedras, con madera de nogal y vidrios estampados.

El restaurante está situado en Platja d’en Bossa. Fotos: Tatel Ibiza

Tatel Ibiza se articula en diferentes áreas intercomunicadas. La experiencia comienza en la gran terraza con vistas al Mediterráneo, para posteriormente entrar en la sala y descubrir los espacios que se desarrollan en la galería. El local cuenta con un gran espacio privado, ideal para las fiestas más VIP. Todo ello, sin olvidarnos de su icónica cabina de DJ realizada en cobre.

La terraza de Tatel Ibiza, donde deleitarse con recetas de cocina española.

Tatel Ibiza llegó a la isla con la ambición de poner en valor la cultura y la gastronomía tradicional española, tanto para el cliente nacional como para el público internacional, según sus artífices —los empresarios Abel Matutes Prats y Manuel Campos Guallar—. Además de los mencionados socios, el proyecto cuenta con otros cuatro: el futbolista Cristiano Ronaldo, el cantante Enrique Iglesias y los dos mejores deportistas de la historia española, Rafa Nadal y Pau Gasol.

- Publicidad -