El equipo de la Clínica Veterinaria San Jorge trabaja para conseguir una experiencia placentera para la mascota y el propietario. fotos: sergio g. cañizares Clínica Veterinaria San Jorge
El equipo de la Clínica Veterinaria San Jorge trabaja para conseguir una experiencia placentera para la mascota y el propietario. fotos: sergio g. cañizares

La Clínica Veterinaria San Jorge está en continua evolución para atender a las necesidades de las mascotas. Más de 400 metros cuadrados de consulta renovada con la tecnología más avanzada y un equipo humano formado por 15 profesionales. Cada día, pasan por la clínica todo tipo de animales para realizar revisiones rutinarias pero también para recibir tratamientos de rehabilitación, vacunaciones y cirugía.

Su objetivo es ofrecer la mayor calidad y seguridad durante la intervención.
Su objetivo es ofrecer la mayor calidad y seguridad durante la intervención.

Fernando Ribas, propietario y veterinario de la Clínica Veterinaria San Jorge expresa: «hemos mejorado los equipos de anestesia para una mejor experiencia del animal durante una intervención». Renuevan constantemente el equipamiento, las instalaciones y los procesos de trabajo para que la experiencia de la visita del propietario y el animal sea totalmente placentera.

Este año, han incorporado un microscopio quirúrgico para poder ofrecer el servicio de microcirugía ocular y vascular con la mayor precisión y la máxima definición. Esta clínica se diferencia del resto en la isla por su labor innovadora. Su nuevo quirófano con dos salas autónomas y dos unidades de anestesia ofrece mayor calidad y seguridad durante las intervenciones y la nueva área específicia de internamiento para gatos reduce su estrés durante la estancia. Estos servicios exclusivos hacen esta clínica única en Ibiza.

- Publicidad -