La Asociación de Defensa Vegetal y Sanitaria del Olivar de Ibiza está lista para poner en marcha este año su proyecto más ambicioso desde que se creó, en el año 2009. Se trata de la construcción de una almazara común para dar servicio a todos los productores de la isla que estén interesados. Hasta el momento ya se han inscrito medio centenar, la mayoría pequeños productores. La idea es constituir la sociedad Oli Eivissenc des Trull, en la que todos sus socios tendrán derecho a producir su aceite en condiciones ventajosas, y además estará abierta a que todos los que lo deseen puedan llevar sus aceitunas para elaborar su producto a precio de mercado.
En la actualidad hay funcionando tres almazaras privadas en la isla: «No se trata de competir con nadie, sino de ofrecer un servicio a todos los interesados al mismo precio», destaca el presidente de la asociación, Mariano Tur.
La asociación empezó «de cero», según señala Tur, en 2009 y durante este tiempo han ido poniendo las bases para la unidad del sector, además de organizar cursos, crear la marca colectiva Oli d’E o gestionar la puesta en marcha de un sello de agricultura integrada a nivel balear, algo que aún está en marcha.

«También se intentó lograr una Denominación de Origen, pero era algo muy costoso para una producción tan pequeña como la de la isla», señala Tur.

El Aceite producido en Ibiza en de gran calidad.
El Aceite producido en Ibiza en de gran calidad.

GRAN CALIDAD

La producción de aceite de oliva en Ibiza es muy reducida, entre 23.000 y 24.000 litros al año, a través de una docena de marcas, pero se trata de un producto de gran calidad. La totalidad del aceite que sale al mercado es virgen extra y en 2014 la media no superaba el 0,25% de acidez, lo que le sitúa entre los mejores de España.

Precio competitivo

La asociación anima a los productores a que se sumen a la iniciaciva de la almazara, o trull, común. Hace unos meses se abrió la oferta de participaciones por valor de 2.500 euros por título, a la que se pueden sumar tanto particulares como empresas. El objetivo final es dar salida a la producción y comercializarla a precios competitivos.
Se instalará en un solar de 1.200 metros cedido por el Ayuntamiento de Sant Joan en el polígono industrial de la localidad. La cesión tiene una duración de 55 años por un alquiler anual de 600 euros. El coste del proyecto es de 550.000 euros, de los que 230.000 proceden de una subvención del Govern balear de ayudas al desarrollo rural. Tras superar diversas trabas burocráticas y urbanísticas, la sociedad ya ha obtenido la licencia y el objetivo es poner en marcha la almazara común «cuanto antes», según afirma el presidente de la asociación.

[:en]” width=”208″ height=”300″ /> [/caption]

GRAN CALIDAD

La producción de aceite de oliva en Ibiza es muy reducida, entre 23.000 y 24.000 litros al año, a través de una docena de marcas, pero se trata de un producto de gran calidad. La totalidad del aceite que sale al mercado es virgen extra y en 2014 la media no superaba el 0,25% de acidez, lo que le sitúa entre los mejores de España.[/vc_column_text][/vc_column]

Precio competitivo

La asociación anima a los productores a que se sumen a la iniciaciva de la almazara, o trull, común. Hace unos meses se abrió la oferta de participaciones por valor de 2.500 euros por título, a la que se pueden sumar tanto particulares como empresas. El objetivo final es dar salida a la producción y comercializarla a precios competitivos.
Se instalará en un solar de 1.200 metros cedido por el Ayuntamiento de Sant Joan en el polígono industrial de la localidad. La cesión tiene una duración de 55 años por un alquiler anual de 600 euros. El coste del proyecto es de 550.000 euros, de los que 230.000 proceden de una subvención del Govern balear de ayudas al desarrollo rural. Tras superar diversas trabas burocráticas y urbanísticas, la sociedad ya ha obtenido la licencia y el objetivo es poner en marcha la almazara común «cuanto antes», según afirma el presidente de la asociación.

[/vc_row]

- Publicidad -