Ahora sí. Amantes del frío, amantes de la nieve y los deportes de montaña, ha llegado el momento. Con la entrada del mes de diciembre, se da por más que inaugurada la temporada de esquí, de las noches en cabañas, de las chimenas y los chocolates a la taza en buena compañía. Así que, ¿dónde mejor que Laponia, los Alpes franceses o el Pirineo para pasar los últimos días del año? Di sí a una Nochevieja en la nieve.

LAPONIA

El Polo Norte parece ser un recóndito lugar producto de la imaginación de los más pequeños que, con los años, se convierte en un deseado destino a visitar. Laponia es la región más grande y septentrional de Finlandia. En ella se encuentra Rovaniemi, el pueblo de Papá Noel donde cruzar el Mágico Círculo Polar Ártico y conocer al personaje más entrañable de la Navidad. Desde allí se puede recorrer la frontera triple con Noruega y Suecia, marcada por el Treriksröset, un monolito a 10 metros de la orilla del lago Goldajärvi. Más allá de los paisajes nevados, Laponia esconde una de las más bellas expresiones de la naturaleza que, al menos, hay que vivir una vez en la vida: las auroras boreales.

ALPES FRANCESES

Un poco más cerca, en el país vecino, se encuentra uno de los paraísos para los amantes del esquí. Los Alpes franceses están compuestos por 49 estaciones de esquí como Megève que refleja en el espléndido encanto alpino o Courchevel, uno de los complejos más elegantes y modernos de toda Francia. Por no hablar de Val d’Isère, considerado uno de los mejores lugares donde esquiar del mundo, que junto a Tignes forma el Espace Killy con más de 300 kilómetros esquiables. Sin duda, Val d’Isère es una pista de la calidad que, además, permite esquiar en verano y también ofrece un apré-ski muy atractivo.

ANDORRA

Andorra permite disfrutar del turismo de invierno para todos los públicos y gustos.
Andorra permite disfrutar del turismo de invierno para todos los públicos y gustos.

Mucho más cerca se encuentra Andorra. Este pequeño país, situado en los Pirineos entre Fr

ancia y España, permite disfrutar del turismo de invierno para todos los públicos y gustos. Desde refugios de piedra a lujosos complejos hoteleros, centros de belleza y bienestar o parques de actividades lúdicas, Andorra lleva años siendo un punto caliente para los amantes del esquí. Grandvalira es el mayor dominio esquiable del sur de Europa, con más de 200 kilómetros esquiables y presume de ser una de las estaciones más innovadoras y atractivas del mercado. Además de esquiar, esta estación ofrece un sinfín de actividades, desde música en directo a restaurantes de gastronomía local en plena pista.

EL CONSEJO DE @TheWorldHooper

Imagen de una aurora boreal cazada por Felipe Planells durante uno de sus viajes.
Imagen de una aurora boreal cazada por Felipe Planells durante uno de sus viajes.

«Se me ponen los pelos de punta al hablar de este tema. ¿Qué puede ser más espectacular que ver uno de los fenómenos más extraordinarios de la naturaleza? Sí, estoy hablando de la aurora polar, o mejor conocida como aurora boreal. Este fenómeno ocurre en zonas polares de nuestro planeta y se produce cuando partículas solares chocan con oxígeno y nitrógeno en la atmósfera, dibujando asombrosas luces que bailan a un ritmo hipnotizante en el cielo. Antes de emprender tu viaje este mes al círculo polar para cazar auroras, ten en cuenta que este fenómeno físico es impredecible.

Afortunadamente, existen webs que dan un pronóstico dentro de una escala de 1 a 3, siendo ésta la probabilidad más alta de verla. Podrás contratar un tour especializado en auroras boreales o hacerlo por tu cuenta, planeando tu ruta en base al pronóstico de las webs de referencia. Ahora, solo queda que los cielos nocturnos estén despejados, trazar una ruta alejada de la polución lumínica de las ciudades, abrigarte bien, preparar tu cámara y trípode y, ¡tener paciencia!».

- Publicidad -