- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

En Sa Residència viven casi un centenar de personas mayores. Cada día, sus profesionales intentan ofrecerles terapias que les hagan sentirse mejor, sufrir menos dolor, tener una mayor movilidad; cuidar sus músculos, sus huesos.

Hay enfermedades que tienden a padecer más las personas mayores como, por ejemplo, obesidad, diabetes, artrosis, artritis, hipertensión, osteoporosis y EPOC, entre otras. La población envejece, y debemos focalizarnos en conseguir contrarrestar las molestias que el aumento de edad puede provocar. Es una tarea importante de los profesionales y centros socio-sanitarios.

La piscina exterior de la casa para mayores.

el ejercicio físico mejora el equilibrio y la coordinación y fortalece la musculatura

El ejercicio físico es bueno para todos, ¡también para los mayores! Las actividades físicas van a permitir que los músculos estén más fuertes y, por lo tanto, haya menor riesgo de caídas, mejoren sus articulaciones, su coordinación, su sistema hormonal…

Terapias en el agua

El adulto de edad avanzada suele encontrar dificultades para realizar ejercicios en tierra debido a síntomas como la pérdida de masa y fuerza muscular, alteraciones del equilibrio y la marcha o la presencia del enfermedades que van apareciendo con la vejez reduciendo sus capacidades. El ejercicio físico en el agua es más fácil para ellos. Al flotar, el peso disminuye, y también las posibilidades de sufrir caídas, lo cual les proporciona más seguridad. Además, mejoramos su equilibrio y estabilidad.

las piscinas de sa residència disponen de equipamiento para la fisioterapia

Si hablamos de rehabilitación acuática o hidroterapia nos referimos a una forma de fisioterapia que sirve para tratar diferentes enfermedades o patologías concretas a nivel traumatológico, neurológico, reumatológico y en post-operatorios. La recuperación es más rápida que con una rehabilitación normal.
Las piscinas interior y exterior de Sa Residència están dotadas de equipamiento complementario para la fisioterapia, como las bicicletas acuáticas, silla hidráulica etc.

Una terapeuta trabaja con una señora en Sa Residència.

Por último, no se debe olvidar el factor lúdico: siempre que hablamos de personas mayores tenemos tendencia a mencionar enfermedades o patologías, pero es muy importante también el elemento social. Tanto las terapias acuáticas, como los baños, facilitan las relaciones interpersonales, lo cual reduce el aislamiento y la depresión.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!