Inicio Etiquetas Especial educación y puericultura

Etiqueta: Especial educación y puericultura

¿Qué es madre de día?

Muchos padres ya han oído hablar de ellas pero aún son grandes desconocidas para la mayoría de las familias. Lo cierto es que la figura de la madre de día está cada vez más extendida y aceptada tanto en nuestro país como en la sociedad pitiusa. A pesar de que en España solo en Navarra y recientemente en la Madrid se ha regulado legalmente esta profesión, el número de mujeres que cuidan bebés dentro de su propia casa incrementa cada año.

Los niños cantan y dan de comer a los animales en la casa de Sandra Vericat.
Los niños cantan y dan de comer a los animales en la casa de Sandra Vericat.

Esta alternativa de crianza, que resulta relativamente nueva en España, proviene de países como Suiza, Inglaterra, Francia o Alemania. Allí son las tagesmutter y no solo están reconocidas como profesionales sino además subvencionadas por el Estado. En Ibiza actualmente hay nueve mujeres dedicadas a realizar esta función educativa y de cuidado familiar en sus hogares, aunque adherida a la Red de Madres de Día oficial solo hay una, la pionera de la isla, Sandra Vericat, que hace ocho años que comenzó a cuidar bebés en su casa de campo.

Según estipula la Red de Madres de Día, cada persona dedicada a esta labor cuida a un máximo de cuatro niños en su propio hogar. Pero una madre de día es más que una simple canguro ya que para ejercer esta profesión se ha de contar con una titulación en pedagogía, psicología o educación infantil y estar en continua evolución acudiendo a cursos, formaciones y otras actividades para seguir aprendiendo la mejor manera de transmitir valores a los niños.

Los primeros años de vida son de vital importancia para el desarrollo emocional y social de los niños

El objetivo de esta forma de crianza es que los pequeños se encuentren en un ambiente familiar no hostil donde puedan desarrollar de manera respetuosa y sin prisas sus primeras aptitudes; andar, hablar y pensar. Los horarios de las casas suelen ser bastante flexibles para poder conciliar la vida laboral de los padres con la crianza de sus hijos sin demasiado estrés. De hecho, en sus hogares no hay prisa y sí mucha paciencia y compresión. Los juguetes tampoco abundan y los pocos que hay suelen ser de madera u otros materiales naturales como la lana y el algodón. En estas casas, como en cualquier familia, los más pequeños aprenden de los más mayores y los más mayores cuidan de los más pequeños.

El juego y aprendizaje libre forma parte de la rutina de una madre día.
El juego y aprendizaje libre forma parte de la rutina de una madre día.

Una madre de día ha de contar con una titulación en pedagogía, psicología o educación infantil

Las madres de día, en muchos casos, están influidas por la pedagogía Waldorf, que defiende el hogar como el mejor ambiente en el que pueden desarrollarse los niños menores de tres años, edad máxima con la que puede contar un niño que reciba el cuidado de estas educadoras. Las madres de día de filosofía Waldorf educan sin intervenir directamente sobre el niño, creando un ambiente de afecto e influencias sensoriales que permiten al crío un libre desarrollo de sus habilidades.

En la actualidad hay claramente definidas dos posturas en torno al cuidado de la primera infancia. Por un lado hay quien defiende que las guarderías promueven de forma más adecuada las habilidades sociales y académicas de los niños antes del colegio y quienes se postulan hacia el otro lado defendiendo que las habilidades sociales de los niños no están aún desarrolladas a tan temprana edad como para salir del entorno familiar. Ambos posicionamientos cuentan con investigaciones científicas que les respaldan por lo que es una seria decisión que los padres han de tomar, pues está demostrado que los primeros años de vida de los niños son de vital importancia para su desarrollo emocional y social.

Fantasilandia, un proyecto única para un verano inolvidable para los peques

 Fantasilandia te pone en jaque.
Fantasilandia te pone en jaque.

Tras todo un curso escolar con deberes y actividades dentro del aula, los pequeños de la casa merecen vivir un verano diferente. Fantasilandia es el lugar ideal para que niños de entre 3 y 17 años formen parte de un Proyecto Único, una escuela de verano con actividades exclusivas y emocionantes que les ayudarán a formarse como personas a través de valores como el respeto, la humildad y la cooperación.

Libre diversión en la piscina infantil.
Libre diversión en la piscina infantil.

En las fantásticas instalaciones de Benimussa Park, en Sant Antoni, los niños disfrutan de sus vacaciones en contacto con la naturaleza mientras reciben una formación integral a través del arte, la música, el teatro, el deporte… Todo con un equipo de profesionales con formación específica que guiarán al niño en un viaje estival inolvidable, y en un contexto único, natural, con varias piscinas y espacios exteriores perfectamente adaptados.

En contacto con la naturaleza.
En contacto con la naturaleza.

Fantasilandia cuenta con un proyecto educativo adaptado a todas las edades: infantil, juvenil y adolescente. El primero, para niños de 3 a 6 años, propone un programa basado en la experimentación y el juego; el segundo, de 7 a 12 años, pretende potenciar su autonomía y creatividad. El tercer proyecto, de 13 a 17 años, contribuye a una libertad guiada que desarrolla sus capacidades estimulando sus aptitudes y talentos. En este proyecto adolescente se incluyen actividades de aventura (tres salidas semanales) como excursiones en bici, acampadas, senderismo, paddle surf, surf, kayak y paintball.

Fantasilandia cubre todo el periodo vacacional escolar, y este año estrena su servicio ‘VIP At Home’, que traslada sus divertidas actividades a viviendas o barcos.[:en]Tras todo un curso escolar con deberes y actividades dentro del aula, los pequeños de la casa merecen vivir un verano diferente. Fantasilandia es el lugar ideal para que niños de entre 3 y 17 años formen parte de un Proyecto Único, una escuela de verano con actividades exclusivas y emocionantes que les ayudarán a formarse como personas a través de valores como el respeto, la humildad y la cooperación. En las fantásticas instalaciones de Benimussa Park, en Sant Antoni, los niños disfrutan de sus vacaciones en contacto con la naturaleza mientras reciben una formación integral a través del arte, la música, el teatro, el deporte… Todo con un equipo de profesionales con formación específica que guiarán al niño en un viaje estival inolvidable, y en un contexto único, natural, con varias piscinas y espacios exteriores perfectamente adaptados. Fantasilandia cuenta con un proyecto educativo adaptado a todas las edades: infantil, juvenil y adolescente. El primero, para niños de 3 a 6 años, propone un programa basado en la experimentación y el juego; el segundo, de 7 a 12 años, pretende potenciar su autonomía y creatividad. El tercer proyecto, de 13 a 17 años, contribuye a una libertad guiada que desarrolla sus capacidades estimulando sus aptitudes y talentos. En este proyecto adolescente se incluyen actividades de aventura (tres salidas semanales) como excursiones en bici, acampadas, senderismo, paddle surf, surf, kayak y paintball. Fantasilandia cubre todo el periodo vacacional escolar, y este año estrena su servicio ‘VIP At Home’, que traslada sus divertidas actividades a viviendas o barcos.

Academia Delta Ibiza. Apuesta por una formación innovadora y participativa

0

Academia Delta Ibiza es un centro educativo de repaso, informática e inglés con más de 20 años de trayectoria, donde profesionales docentes con amplia experiencia dictan clases motivadoras, siempre en estrecha relación con los padres y utilizando las nuevas tecnologías. «Somos la única academia de Ibiza que cuenta con un Campus Virtual para que los alumnos continúen sus estudios desde casa», comentan los profesores.

La academia presenta su escuela de verano en julio y agosto, que consta de clases de apoyo escolar y técnicas de estudio, mecanografía, informática y Photoshop, inglés y alemán, taller de letras, plástica e informática en inglés y, como novedad, curso de bloggers y youtubers.

El enfoque lúdico y participativo es esencial en la academia. Álvaro Bonet, alumno del curso de PowerPoint, expresa: «Me ha encantado el curso, hemos aprendido mucho y ha sido muy divertido. Tan divertido que me he portado un poquito mal, ¡¡un poquito!! No mucho». Por su parte, Aarón Planells afirma, sobre el curso de Excel: «Me ha gustado porque he aprendido mucho y he hecho amigos». Aprendizaje y diversión.

Educación y puericultura

[td_block_13 custom_title=”” category_id=”1″ tag_slug=”especial-educacion-puericultura” sort=”random_posts” limit=”10″ td_filter_default_txt=””][vc_custom_heading text=”Poner límites ‘con cabeza’” font_container=”tag:h2|text_align:left|color:%23ffffff” google_fonts=”font_family:PT%20Serif%3Aregular%2Citalic%2C700%2C700italic|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal” css=”.vc_custom_1465840095540{margin-right: 10px !important;margin-left: 10px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 15px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 15px !important;background-color: #ea003e !important;border-radius: 20px !important;}” link=”||target:%20_blank”]

Siempre se dice que poner límites a los niños es esencial para su educación. Sin embargo, pediatras como Carlos González indican la necesidad de distinguir entre las cosas importantes y las que no lo son. «Le decimos a un niño de dos años que no juegue con un cuchillo o con fuego, y también a uno de ocho años que se siente recto o se peine, pero no es lo mismo —afirma el pediatra—. Si un padre, porque su hijo tuviera una rabieta, cediera en las cosas muy importantes, si al ver que llora, se tira por el suelo o grita, le dijera: ‘Bueno, bebe un poco de lejía’ o ‘Va, pégale al bebé, pero flojito’, sería tonto. Pero si en una orden mucho menos importante como ‘siéntate recto’ o ‘péinate’ ve que llora desesperado y no lo quiere hacer e insiste, insiste e insiste hasta conseguirlo, también es tonto. No hay que ponerse así por algo sin importancia».

[td_block_13 custom_title=”” category_id=”32″ tag_slug=”especial-educacion-puericultura” sort=”random_posts” limit=”10″]

Educación en positivo

Educar y criar a los hijos es una experiencia que resulta muy enriquecedora pero a la vez muy complicada. Todos los padres se ven en más de una ocasión en situaciones que rozan la desesperación, ante el comportamiento de unos niños que buscan fórmulas para expresarse que no siempre son las más adecuadas. ¿Qué recomiendan los pediatras? Ante todo, no perder la calma.

Los expertos hablan de la ‘crianza positiva’, que consiste en reforzar las buenas conductas y más ignorar que castigar las inadecuadas. «Cuando un niño tiene una rabieta o responde ‘no’ a lo que se le pide, los padres se sienten retados, como si les echaran un pulso que ellos, como adultos, no pueden perder», afirman desde la Asociación Española de Pediatría (Aeped). Ante esta situación, los médicos aconsejan «intentar ver más allá de la ‘conducta problema’, pensar que esta es una expresión de un malestar que quizá desconocemos».

Cuando el niño se ‘porta mal’, puede ser que esté cansado, triste, nervioso, incómodo… y no sepa expresarlo de otro modo. Así, los padres deben intentar comprender qué está ocurriendo y ayudarle a salir de esa situación, una máxima que puede beneficiar la relación entre padres e hijos.

El lenguaje corporal, esencial para la relación con los pequeños.
El lenguaje corporal, esencial para la relación con los pequeños.

«Determinados comportamientos inadecuados, pero no peligrosos, se pueden ignorar», afirman los pediatras, que indican que de este modo, al no prestarles atención (que es lo que buscan los pequeños), será más fácil que desaparezca la mala conducta. «Lo natural es que cada vez que se hurgue la nariz, se le diga que no lo haga. O que si grita para dirigirse a los padres, se le responda elevando aún más el tono de voz. Respondiendo así, el niño repetirá esta actuación, porque el resultado es que obtiene atención». De este modo, desde la Aeped recomiendan ignorar al niño cuando grite o se comporte mal, no interactuar con él, y prestarle atención cuando esté tranquilo. Entonces, explicarle de forma calmada cómo debe hablar a las personas, con tono de voz tranquilo y con respeto.

La Aeped recuerda que para los niños es más fácil imitar que obedecer, por lo que los padres tienen la responsabilidad añadida de ser el ejemplo para sus hijos todo el tiempo. Por ello es tan importante tener paciencia y no perder la calma a pesar de que el niño se esté comportando muy mal, para conseguir hablarle con tono bajo e intentar que el niño haga lo mismo. Las conductas que sean peligrosas o no se puedan tolerar por las formas (insultos, agresiones, objetos peligrosos…) «deben ser interrumpidas de inmediato, sin amenazas pero con decisión y firmeza».

Reforzar las buenas conductas

Cariño, paciencia y compromiso, esenciales para la educación del niño.
Cariño, paciencia y compromiso, esenciales para la educación del niño.

Es importante que los adultos aprendan a redirigir la atención a comportamientos «que se valoran y se quieren incrementar», según los pediatras, mediante elogios que han de ir acompañados de expresiones corporales tales como un beso, un abrazo, una sonrisa… cuando el niño haga algo bien.

Sin embargo, es esencial no centrar los elogios solo en sus logros sino también en sus esfuerzos. «Por ejemplo, si se le pide que se lave los dientes y se observa que lo está intentando, hay que elogiarle inmediatamente —apuntan desde la Aeped—. Si, por el contrario, solo se presta atención al resultado final, ‘que se ha lavado los dientes muy rápido y no bien’, y le reñimos, en lugar de incrementar la posibilidad de que lo intente nuevamente y esté contento con lo que ha hecho, es probable que se frustre, se enfade y no quiera volver a repetirlo».

En torno a los tres años, los niños tienen explosiones emotivas que los padres deben ayudar a canalizar.
En torno a los tres años, los niños tienen explosiones emotivas que los padres deben ayudar a canalizar.

Tranquilidad ante las rabietas

Las rabietas forman parte de la conducta del niño, especialmente alrededor de los tres años. El niño pone constantemente a prueba un sentimiento de independencia, y cuando los padres se niegan a hacer realidad sus deseos, tiene explosiones emotivas en forma de llantos, pataletas e incluso agresiones. «Se trata de una edad que implica un importante compromiso educativo por parte de los padres», recuerdan desde la Aeped.

Hay que reconocer los logros pero también los esfuerzos del pequeño.
Hay que reconocer los logros pero también los esfuerzos del pequeño.

La respuesta a las rabietas debe ser, principalmente, una actitud tranquila e indiferente. «Nunca debe accederse a un deseo que el niño exprese a través de rabietas, por más justo y lícito que sea», recomiendan los pediatras, quienes afirman que si aceptamos, cederíamos ante su chantaje, «y el chantaje nunca puede ser bueno».

Cuando la rabieta es excesiva, «puede ser útil el aislamiento temporal»: dejar al niño solo en una habitación, sin distracciones, durante unos minutos (dependiendo de su edad), y advertirle de que el tiempo se prolongará si continúa con su actitud.

 

Espai Magic Ibiza. Artes plásticas para desarrollar la creatividad infantil[:en]Espai Mag

0

Espai Magic Ibiza es un universo de diversión para los pequeños de la casa. Desarrollar su creatividad, trabajar la psicomotricidad fina y aprender valores como la empatía, el compañerismo y el esfuerzo son esenciales en todas las actividades que organizan Rocío López y Virginia Fontan, directoras del proyecto, en toda Ibiza.

Los centros educativos de la isla pueden contar con Espai Magic Ibiza para desarrollar originales talleres dentro del aula. «En clases de ciencias, por ejemplo, podemos realizar modelados especiales para entender mejor la temática que se está estudiando», apunta la fundadora de la empresa, Rocío López, siempre con el objetivo de hacer «más divertidas» las clases y atraer la atención de los pequeños. «También podemos hacer talleres para festividades como Halloween, el Día de la Paz, Navidad…», recalca.

Las actividades extraescolares suponen un momento de ocio para los más pequeños, y Espai Magic Ibiza las organiza en forma de Jumping English, Modelado Jumping Clay o Dibujo y Pintura.

Cualquier evento puede convertirse en inolvidable para los niños gracias a la animación y entretenimiento que también ofrece Espai Magic Ibiza. Talleres infantiles, maquillaje fantasía, juegos en espacios abiertos y un sinfín de posibilidades adaptadas al escenario y la edad de los pequeños.

Espai Magic Ibiza cuenta también con un bonito local en Sant Antoni en el que se realizan talleres de modelado Jumping Clay, de cocina, de jabones caseros y todo tipo de manualidades. Además, hay una ‘juegoteca’ para que los peques puedan pasar un rato divertido mientras sus padres no pueden atenderles. También organizan jornadas completas para niños a partir de cuatro años durante el verano y todos los periodos vacacionales escolares.

El modelado con arcilla Jumping Clay es muy beneficioso para niños a partir de dos años, pero también para personas con necesidades especiales, para las que también se imparten talleres.

Instituto de Idiomas Ibiza, Un verano con acento inglés en el centro de Ibiza

0

El Instituto de Idiomas Ibiza presenta, un año más, su escuela de verano para niños de entre 3 y 19 años. Durante el mes de julio, el centro proyecta clases de inglés para ofrecer una inmersión lingüística total a través de un completo programa en el que se trabajará la mejora de la gramática en la vertiente más teórica pero también se realizarán talleres de arte, creatividad y salidas. ¿El objetivo? Ofrecer la posibilidad de aprender inglés del modo más efectivo: la práctica y la diversión.

Además de las clases de inglés, se presenta la opción de aprender alemán o asistir a clases de repaso en horarios de mañana o de tarde, dependiendo del grupo y del día de la semana.

El centro no cierra durante el verano, con lo que los alumnos de ESO y Bachillerato también pueden inscribirse para mejorar su inglés y alemán, además de adultos que quieran iniciarse o mejorar su dominio de los idiomas.

El Instituto de Idiomas Ibiza dispone de 13 aulas y más de 400 metros cuadrados de instalaciones y prepara a sus alumnos para exámenes oficiales internacionales.

Educación emocional en forma de cuentos[:en]Educación emocional en forma de cuentos

0

Estimular la imaginación del niño, potenciar su desarrollo lingüístico, ayudarle a entender el mundo que le rodea o comprender sus emociones son solo algunos beneficios de la lectura en la primera infancia. Desde que el bebé tiene unos pocos meses de vida es interesante comenzar a leer cuentos con él, ofrecerle un primer contacto con la lectura que es muy interesante prolongar en el tiempo para conseguir un hábito muy positivo a cualquier edad.

Hoy en día se da una gran importancia a la educación emocional. Es importante que los niños aprendan a detectar qué es lo que sienten y, poco a poco, canalizar esos sentimientos. Una forma muy interesante para conseguirlo es la lectura. En los últimos años se han lanzado cuentos idóneos para que niños de diferentes edades conozcan más detalles de sentimientos como el amor, el enfado, la tristeza, la amistad, la empatía, la solidaridad… Títulos que permanecen tanto en las estanterías de las habitaciones de los pequeños de la casa como en centros educativos o infantiles.

‘Adivina cuánto te quiero’ es uno de los ‘imprescindibles’ para muchas familias y educadores. Un libro basado en un tierno y sencillo diálogo entre la liebre pequeña y su madre, apto para niños de muy diferentes edades.

Otro de los títulos más recomendados es ‘El mostruo de colores’, perfecto para reconocer y diferenciar las principales emociones. Se trata de una historia muy sencilla que no solo suele cautivar a los padres para adentrar a los pequeños en el ámbito de los sentimientos sino también a profesores que lo consideran un recurso didáctico muy interesante para trabajar en el aula.

Para transmitir la importancia de la cooperación y el trabajo en equipo es sumamente recomendable ‘¿A qué sabe la luna?’. Un cuento en el que los animales colaboran para hacer una torre muy alta y resolver la gran incógnita que les suscita el sabor de la luna. Es un libro repetitivo que encanta a los más pequeños ilustrado con mucho gusto.

‘Elmer’ es ideal para mostrar a los niños que lo que nos hace diferentes puede hacernos especiales. Tolerancia y respeto son valores esenciales en este libro, en el que el elefante Elmer quiere tener el mismo color de piel que los demás. En este mismo sentido trabaja otro título, ‘Orejas de Mariposa’, que pretende ayudar a los niños a aceptarse tal y como son. Por supuesto, no puede faltar en esta pequeña selección ‘Emocionario’, que puede utilizarse con niños en diferentes etapas de edad (a partir de los tres años) para acercarse a sus emociones.