Inicio Etiquetas Playa

Etiqueta: Playa

Restaurante Playa San Vicente, tradición y variedad a pie de playa

El Restaurante Playa San Vicente es sinónimo de la buena y auténtica gastronomía, basada en arroces y pescados de primera calidad. 

Especialistas en arroces y paellas, pescado fresco y gustosas carnes, este restaurante reúne las virtudes del negocio familiar: trato cercano y servicio amable.

Este establecimiento, ubicado a pie de playa, en una de las pocas calas que aún conserva la autenticidad de Eivissa, reabrió este miércoles sus puertas.

Ushuaïa Ibiza Beach Club. Placeres únicos a la orilla del mar

Recetas mediterráneas con guiños internacionales.

Ushuaïa Ibiza Beach Club simboliza en la isla blanca un estilo de vida. Al ritmo de la buena música de los mejores DJ, con el sonido house como telón de fondo, la atmósfera de este establecimiento situado a pie de mar, en Platja d’en Bossa, invita a dejarse llevar por los placeres de la vida.

La gastronomía ocupa un lugar prioritario en este beach club internacional, en el que cada detalle se cuida al máximo. Quienes deseen refrescarse con ricas ensaladas pueden hacerlo con unas propuestas excelentes, entre las que destaca la ensalada mar y montaña con panceta ibérica confitada, gambas tigre, queso Idiazábal y vinagreta de mostaza y miel.

Las pastas y arroces también están presentes en la carta de Ushuaïa Ibiza Beach Club, elaboradas con ingredientes tan exquisitos como el bogavante recién salido del vivero propio. Toda una tentación para los paladares más sibaritas, siempre en un contexto de lujo.

Productos de primera calidad elaborados con mimo.

La hamburguesa de wagyu o la entraña de ternera black angus son algunos caprichos para los amantes de la carne, y en su cara opuesta se encuentra una elaborada y fresca selección de sushi y sashimi perfecta para saborear tanto en las grandes camas a pies del Mediterráneo o en torno a la mesa en la zona de restaurante.

Brindar al cliente una experiencia inolvidable que alcance sus cinco sentidos es el principal objetivo de Ushuaïa Ibiza Beach Club. Los cócteles son un complemento perfecto para la jornada.

Buenas perspectivas turísticas

Las diferentes empresas y grupos hoteleros que tuvieron representación en el estand de Ibiza mantuvieron una excelente dinámica de trabajo en las jornadas feriales, especialmente en los días dedicados a la actividad empresarial en los mostradores de trabajo. Trasmapi, Baleària, OD Hoteles, Grupo Hotelero Playa Sol, Grupo Hotelero Invisa, Agroturismo Atzaró, Cluster Ibiza Health and Beauty, la Estación Marítima de Sant Antoni-Sant Josep y los Ayuntamientos de Eivissa, Sant Josep, Santa Eulària y Sant Joan, contaron con un mostrador propio donde atender a los profesionales interesados en sus productos.

Las empresas locales con representación comercial en el estand consiguieron excelentes resultados

El Consell dispuso, además, de un espacio representativo exclusivo de la Moda Adlib en que el se mostró el magnífico catálogo de los diseñadores de la moda ibicenca con fotografías en gran formato y los diseños de vanguardia. El Agroturismo Atzaró presentó su mapa de Ibiza Winter Secrets y el Ayuntamiento de Eivissa un curioso concurso relacionado con la cultura y la actividad patrimonial en el que se podían ganar interesantes premios y originales pulseras.

En busca de un turismo sostenible y tecnológico

La Feria Internacional de Turismo de Madrid ha celebrado el récord de turistas en España, que supera la cifra de 75 millones, y la sitúa como el tercer país del mundo de turismo receptivo tras Francia y Estados Unidos. La 37 edición de Fitur ha tenido a Argentina como país invitado y ha contado con más de 245.000 visitantes (6% más que en 2016), 135.838 de ellos son profesionales, lo que supone un aumento del 9%. Han participado 9.762 empresas y 755 expositores de 165 países que han realizado 6.800 encuentros profesionales bilaterales. Asimismo, ha contado con la presencia de 7.500 periodistas de medios de todo el mundo consolidando la alta representación internacional. Esto ha supuesto una inyección de 250 millones de euros para Madrid.

Las buenas expectativas que baraja el sector para 2017 llenaron de optimismo el ambiente de la primera gran exposición turística del año. Los problemas del entorno mediterráneo, los atractivos de sol y playa, cultura, gastronomía y deportes con que cuenta España auguran una nueva temporada récord gracias al aumento del turismo interior y del interés por ofertas especializadas de enoturismo, salud, shopping, aventura y náutica.

Fitur bate records con más de 245.000 visitantes, 9.762 empresas, 755 expositores de 165 países y 6% de aumento

Por ello las comunidades autónomas han apostado por espectaculares espacios como el de Andalucía, Baleares y la Comunidad Valenciana, en busca de atraer a sus territorios visitantes nacionales e internacionales. Andalucía copa de nuevo un pabellón entero con un importante despliegue audiovisual para cada una de sus ciudades. El nuevo estand de las Illes Balears se apuntó al diseño y concepto abierto con una espectacular zona frontal con suelo de plasma sobre el que se proyectaban peces a modo de mar que daba la impresión a los visitantes de caminar flotando sobre ellos.

La tecnología ha entrado de lleno en el sector turístico no solo a nivel de internet, reservas on line y oferta de nuevos productos. También se ha situado en la exposición de los destinos con grandes pantallas digitales sobre las que se proyectan los atractivos de cada rincón de los cinco continentes representados en esta feria. Los televisores de plasma han dejado paso a los grandes proyectores y a las fotografías retroiluminadas de gran formato que buscan atraer a profesionales y visitantes.

El turismo de salud gana adeptos y ya cuenta con un pabellón entero como las grandes cadenas hoteleras, las aerolíneas, el transporte discrecional, el rent a car, las centrales de reservas y agencias de viaje que se especializan ahora en viajes exóticos, de aventuras, nuevos paraísos o el gran lujo.

En Fitur conviven sofisticados estands de países ricos y punteros en el turismo mundial con sencillos espacios de países africanos o de Oriente Medio que albergan los destinos vacacionales más increíbles y soñados.

El turismo es una industria moderna, potente y aglutinadora de sensaciones y bienestar que mantiene una apuesta permanente por la innovación tecnológica y la sostenibilidad del territorio. El turismo sostenible se presenta como una nueva oportunidad de negocio pero al mismo tiempo como una posibilidad de lograr un mayor respeto por la conservación del territorio para futuras generaciones. En este aspecto la industria vacacional se postula como referente de los cambios y costumbres sociales que ha producido tanto los avances tecnológicos como la posibilidad de viajar por el mundo con solo un teléfono en mano.

Sirenis Hotels & Resorts, nuevas mejoras en la planta de Ibiza

Sirenis Hotels & Resorts continúa con su política de promover constantes mejoras en sus hoteles, y ha previsto importantes inversiones en algunos de sus alojamientos de Ibiza para la próxima temporada de verano 2017, tal como presentó en Fitur.

En el Sirenis Hotel Club Siesta, situado en a tan solo 10 minutos de la villa de Santa Eulària, se están reformando completamente todas las habitaciones situadas en el edificio principal del hotel. También se ha previsto un cambio de mobiliario y textiles de las suites situadas en el edificio antiguo, edificio que caracteriza y confiere un carácter especial al hotel.

En el Sirenis Cala Llonga Resort, situado en la preciosa playa de Cala Llonga, 160 habitaciones del edificio del Sirenis Club Playa se reformarán completamente, pasando a denominarse habitaciones ‘Deluxe’. En la actual zona deportiva se acondicionará una terraza solárium con una zona de agua para los más pequeños.

En el Caribe, el grupo prevé la reforma completa de sus hoteles de Punta Cana, en República Dominicana.

En el Sirenis Hotel Tres Carabelas & Spa, situado en la Platja d ’en Bossa, todas las plantas del hotel quedarán renovadas (faltaban 3 plantas de 7). Así, todas las habitaciones del hotel quedarán reformadas.

Como novedad, dispondrán de un nuevo tipo de habitación, la ‘habitación doble Smart Solarium’, con acceso a una gran terraza compartida. En total el hotel contará con 21 habitaciones de este tipo y estarán situadas en la primera planta del hotel.

Por último, en el Sirenis Seaview Country Club, situado en Port des Torrent, se acondicionarán 23 habitaciones como Swim-up Family Studio con acceso directo a una nueva piscina compartida.

En relación al Caribe, Sirenis Hotels & Resorts, ha previsto la reforma completa de sus hoteles situados en Punta Cana, República Dominicana. Esta reforma se llevará a cabo de forma progresiva y en el plazo máximo de 2 años, los hoteles pasarán a formar parte del portfolio de la marca Grand Sirenis.

El mundo ilumina sus ciudades para festejar la Navidad

No se sabe a ciencia cierta cuando comenzó la tradición de iluminar los centros de las ciudades y grandes urbes de diferentes partes del mundo por Navidad, pero la costumbre se ha convertido en un hecho cultural que da brillo y esplendor a los centros urbanos de las grandes capitales del mundo. Estas compiten incluso por dar un gran espectáculo callejero de luces, guirnaldas y formas decorativas en las fiesta navideñas.

Tras años de bombillas y farolas las pequeñas luces de leds han invadido los gigantes árboles navideños y los motivos que adornan gratuitamente casi todas las ciudades del planeta, ya que no en todas las urbes se celebra la Navidad o el Año Nuevo en la misma fecha. Japón e Indonesia celebran también el calendario gregoriano occidental. El Año Nuevo chino comienza el 8 de febrero y en muchos países del sudeste asiático coincide con el primer día lunar y fiestas en la playa. En Tailandia se celebra el 13 de abril con la ‘fiesta del agua’ Songkran.

New York es la ciudad del mundo por excelencia también en Navidad. La decoración de sus principales avenidas, especialmente the 5th y 7th Avenue, los alrededores del Central Park, Time Square y especialmente la pista de patinaje que se acondiciona en invierno en la mítica Plaza del Rockefeller Center han sido plasmadas en cientos de películas lo que convierte a la ciudad de los rascacielos en un icono cinematográfico navideño donde se han filmado más de un centenar de películas y series de televisión. El ambiente neoyorquino en Christmas Time es un importante reclamo para la ciudad, sus imponentes calles y avenidas, los grandes centros comerciales y las tiendas de las mejores marcas de ropa, joyería, chocolatería y juguetes del mundo.

Un recorrido lumínico por los centros navideños de las capitales europeas

La capital de Gran Bretaña es una de las más conocidas y renombradas en Europa por su iluminación navideña que comenzó en 1959 en la famosa calle de compras, Oxford Street. Fieles a su tradición y puntualidad inglesa esta calle enciende su engalanado el 6 de noviembre y cada año sus grandes almacenes y escaparates eligen un motivo para la decoración que este año está dedicado a los años sesenta. Otras céntricas calles como Regent Street se iluminan con un espectacular alumbrado. Carnaby Street también se decanta este año por la estética sesentera; Bond Street por las plumas de pavo y Covent Garden por grandes escultura brillantes. La iluminación de los famosos almacenes Harrods en Knighbridge con Brompton Road es impresionante igual que la de Selfridges en Oxford Street, ambas forman parte del paisaje londinense por estas fechas.

París, la capital de la luz, es otra de las ciudades que luce una singular belleza arquitectónica iluminada de millones de leds en Navidad. Sus emblemáticos monumentos y edificios en los Campos Eliseos, La Torre Eiffel y las principales calles, barrios y zonas comerciales de la ciudad se transforman en un espectáculo de decoración y luminotecnia digno de un cuento de hadas. Paris engalana más de un centenar de calles entre las que se encuentran la Viei­lle du Tem­ple en el barrio de Marais, Pla­ce des Abbes­ses en Mont­mar­tre, Ave­nue de Saint Ouen, Bou­le­vard Saint-Germain, Rue de Ren­nes, Pla­ce de la Con­ven­ción, Rue de Belle­vi­lle, Pla­ce du Jour­dain, Rue de Riche­lieu, Rue des Saints-Pères o Rue de Gra­ne­le, entre otras.

La pequeña y coqueta ciudad de Amsterdam, capital de Holanda, engalana sus calles comerciales de forma más arbitraria y convencional pero la ilumicación de las casas y edificios reflejadas sobre las tranquilas aguas de sus canales le da una original vistosidad y ambiente navideño. Utrechtstraat, Kalvertraat, P.C.Hooftstraat, el monumento del Damm, Leiseplein y en los embarcaderos de los cruceros por los canales.

Berlín, la capital de Alemania, decora igualmente las arterias principales de sus grandes avenidas y majestuosos monumentos como la plaza del Kurfursterdamm donde está situado el Europa Center, centro neurálgico de compras y ocio de la ciudad. Los mercados navideños berlineses son famosos por el ambiente de compras, dulces típicos y la decoración de los emblemáticos lugares donde están situados como el Palacio de la Ópera, la plaza de Alexanderplatz, el Gendarmenmarkt, el impresionante mercado de Spandau y del Castillo de Charlottenburg en las afueras de la ciudad germana.

En otras grandes urbes europeas como Praga, Roma, Viena, Madrid o Barcelona la tradición navideña es un atractivo añadido a la belleza arquitectónica de los lugares.

BelénBoheme | Diseños de «lujo rústico» para dar un aire romántico

Del amor al mar, al campo, a las flores, a la libertad, y a la isla de Ibiza, nace BelénBoheme. Sus diseños para novias destacan por su aire romántico, natural y hippiechic, especialmente destinados a novias relajadas que quieran desprender un estilo único, especial y con aires bohemios. Se trata de vestidos perfectos para bodas en la playa o en el campo, ya que están elaborados artesanalmente con tejidos naturales, ligeros y vaporosos. El punto fuerte de BelénBoheme es el gusto por lo artesanal y los materiales naturales con acabados rústicos, pero cuidando al máximo cada detalle. De ahí, ha surgido su concepto de «lujo rústico».

Esta diseñadora ha creado también una colección sumamente chic de vestidos, tocados y todo tipo de complementos especialmente pensada para las invitadas. Son diseños que huyen de lo convencional y apuestan por la naturalidad y elegancia con aires hippies. Todos ellos cuentan con el valor añadido del toque artesanal y el buen hacer, signo de exclusividad.
Además, BelénBoheme se adapta a los gustos de sus clientas y personaliza o realiza el diseño que más se ajuste a su estilo

Charo Ruiz : «Una novia de blanco es idílica»

Diseñadora de moda. Su estilo jovial, fresco y su eterna y amplia sonrisa se reflejan igualmente en su concepción de la moda nupcial. La diseñadora afincada en Eivissa crea pensando en una mujer joven, libre, segura de sí misma… para que sea la atracción de ese día tan especial y señalado para una novia. Ha sido pionera en las transparencias de los modelos nupciales y sigue apostando por la creatividad, que siempre la pilla trabajando en su taller. Le encanta ver a la gente famosa y anónima vistiendo sus diseños de novia o de calle.

—¿Qué tendencias nupciales hay para este otoño-invierno?
—Seguimos con transparencias, de lo que estoy muy contenta porque hace años comencé con propuesta de trajes de novias transparentes y elegantes. También las blondas, el algodón y los tejidos naturales para combinar con la transparencia del vestido. Me sorprende que ahora todas las firmas, no solo locales sino nacionales, siguen esta tendencia.

Charo Ruiz da los últimos retoques a una de sus creaciones.
Charo Ruiz da los últimos retoques a una de sus creaciones.

—¿El largo de los vestidos adopta nuevos medidas o formas?
—No ha cambiado demasiado aunque están los denominados vestidos tobilleros, pero no me parecen muy elegantes y hay que tener un cuerpo increíble para llevar un vestido de este formato. Me gustan los modelos cortos para una chica joven y guapa al que se le puede añadir una capa y queda fantástico o vestidos largos de corte más clásicos

—¿Los escotes sufren alguna transformación?
—Con las transparencias y los encajes tan bellos que vemos últimamente hay vestidos que muestran la espalda y el pecho, que normalmente estaban más tapados. Ahora se llevan escotes transparentes hasta la cintura. En mi última colección hay diseños muy transparentes acompañados de un short o un minivestido interior a modo de forro que lo puedes utilizar como tal en la misma boda cuando la novia tiene ganas de quitarse el traje nupcial y divertirse en la fiesta. Se queda con el minivestido que es una monada. Me gusta ese modelo.

Detalle de un atrevido vestido
Detalle de un atrevido vestido

—¿Las colas tipo princesa tienden a desaparecer?
—Se ven cada vez menos, solo se llevan en los vestidos tipo princesa en bodas muy especiales que tienen 5 o 6 metros de cola. La mujer moderna quiere ir más libre, suelta y no estar pendiente o de la cola. Lo máximo de cola en la actualidad es de dos a tres metros.

—¿Los accesorios juegan un papel importante o secundario?
—Depende mucho del vestido. Si te casas con un modelo regio y bonito los accesorios sobran. Si el vestido es rico, bien trabajado y bonito cuanto menos lleve mejor, no le hacen falta pendientes largos o gargantillas porque podrían romper la armonía del momento. En Ibiza y Formentera se han puesto de moda las bodas en playas y lugares naturales de gran belleza y eso requiere un traje más fresco, divertido, con coronas de flores y otros elementos.

—¿La promoción de la moda Adlib nupcial ha dado un vuelco al enfoque de los diseños y el trabajo de los diseñadores?
—Hay una demanda creciente de este sector; el hecho de que nos apoye el Consell y se promocione este tipo de industria fuera me parece muy interesante y creo que es bueno para todos.

—Usted ha sido pionera en este sentido.
—Hace unos años nadie hacía vestidos de novias. He sido pionera solo por la razón de mi estilo y por elaborar prendas muy trabajadas. En mi caso surgió porque en algunos puntos de España mis vestidos se vendían como trajes de novia y los clientes me demandaban que hiciera vestidos nupciales. Comencé a estudiar un poco el mercado y las tendencias y me di cuenta de que mi línea de trabajo no existía en el mercado para novias y decidí incorporarlos a mis colecciones. La tendencia de las bodas más frescas, un tanto hippies, me ha servido para implementar mis diseños nupciales. Había un hueco de mercado y lo aproveché.

Tres modelos de la última colección de novias.
Tres modelos de la última colección de novias.

—¿De dónde o cuándo le viene la inspiración para crear?
—Siempre me pilla trabajando. No me voy al mar y me siento a imaginar un diseño, un cambio o una alteración de una prenda. Trabajo en el taller ante un maniquí, probando, alterando y combinando cosas hasta que me sale lo que busco o imagino.

—Ibiza y Formentera se han convertido en las islas de la bodas de Europa y medio mundo. ¿Esto ha influido en los creadores locales?
—Influye mucho la tendencia reciente de celebrar bodas en las playas y está ayudando a la industria textil local. Tenemos la suerte de tener unas calas, playas y paisajes tan hermosos que los hacen ideales para este tipo de eventos. Hay tanta gente organizando y planificando fiestas, eventos importantes y bodas que necesariamente invita y ayuda a crear líneas para satisfacer y ampliar esta demanda.

—¿Qué se vende más, trajes de novia o vestidos para acompañantes?
—En mi tienda de Vara de Rey, que pienso mantener abierta pese a las obras, no solo hay trajes nupciales, que son los más vendidos, también tengo vestidos de noche y trajes de hombres frescos, nada encorsetados, para los acompañantes de la celebración. Si es una boda en la playa y la novia elige el blanco es muy fácil que los acompañantes lleven también prendas del mismo estilo. Es muy bonito cuando viene la novia con la familia y terminan vistiéndose todos de Charo, hasta el novio y el suegro. Hay clientes árabes o millonarios que si les gusta un diseño se lo llevan en todos los colores, por ejemplo.

—¿Hay más libertad hoy en día a la hora de diseñar?
—Por supuesto. La línea de prendas que toco es muy ligera y no tengo prejuicios para crear. Me encantan las transparencias, las blondas y todo lo que embellece un diseño. Realmente me interesa que ese día tan especial la novia sea la atracción de todos, esté guapísima de los pies a la cabeza y muy contenta.

—¿Se acabaron los corsés?
—Afortunadamente. Mi novia no es encorsetada, ni estilo princesa. Es una mujer fresca, ligera, que sabe lo que quiere, se siente ella misma y disfruta mucho su gran día con un vestido fácil de llevar, cómodo y elegante y lo agradece mucho. Un poco hippie entre comillas, joven con las ideas y que quiere una celebración divertida y sin problemas con la cola y el vestido.

—En Asia y otros lugares las novias se visten de color rojo, amarillo o azul. ¿Por qué la novia española y europea se aferra al blanco?
—Solo he hecho un vestido rojo para una novia especial que se casó en un catamarán, el único de color que hecho en mi vida. Me lo propuso, lo hice y estaba bellísima. La mujer se viste de color siempre que quiere y ese día tan señalado busca la pureza. Antiguamente las novias se casaban de negro y sobre todo si estaban embarazadas. Con el tiempo se ha ido identificando el blanco con la pureza y se ha convertido en moda. Reconozco que una novia de blanco es idílica. Lo más solicitado es la gama de colores pasteles desde el blanco roto al beige. Hay diseñadores que han arriesgado y presentado vestidos de color en la pasarela pero a la hora de la venta no tienen éxito.

—¿Si se tuviera que casar qué traje elegiría?
—Me encantaría casarme y lo haría de blanco.

La diseñadora al final de uno de sus desfiles
La diseñadora al final de uno de sus desfiles

—¿Y cómo sería su traje?
—Tipo sesentero, abierto por delante para mostrar la parte femenina, serio e informal a la vez.

—¿Se puede vivir como diseñadora de la industria nupcial?
—En mi caso hago un trabajo más amplio. Si me dedicase al cien por cien quizá podría vivir de ello, pero abarco, además, la ropa de calle, la fiesta, la comunión de niñas y diseños exclusivos.

—¿Se puede competir con las grandes marcas como Pronovias, o Rosa Clarà?
—Realmente no compito con estas firmas. Soy un granito de arena comparado con esta marcas; tengo que dar algo muy diferente y mi estilo es joven e informal. No me afectan porque no me pongo a su nivel ni tengo el respaldo económico para competir con ellos. Hago mi moda, mis creaciones con mi estilo y hay gente que le gusta vestirse de Charo Ruiz.

—¿Es más fácil vestir a una famosa o a una mujer anónima?
—He vestido a Marisa Jara las dos veces que se ha casado. Me importa la mujer y llegar a un entendimiento de lo que le gusta, sea famosa o no. Cuando hago una colección pienso en lo que le gustaría a una mujer en general, que llegue a muchas mujeres. La novia es muy agradecida y ese es el punto que me hace feliz. Me adapto a la idea que me dé una novia sobre un diseño mío; si hay que hacer una rectificación y veo que estará más guapa, la hago.

—¿Cuál es el vestido más bonito que ha diseñado?
—Estoy muy orgullosa y contenta con uno en particular que diseñé para la moda Adlib y lo lució la modelo Elisabetta Gregoraci. Era exagerado y muy atrevido. A ella le encantó y estaba guapísima. Soy muy feliz cuando veo a gente famosa con mi vestido en lugares importantes , lo mismo que cuando pasa alguien por la calle.

—¿Qué consejo le daría a una novia para su vestido nupcial?
—Lo primero es conocer a la persona, luego le puedes asesorar y quedará muy contenta.

El Pulpo. Rica gastronomía en Talamanca

Disfrutar de la buena gastronomía mediterránea a orillas del mar no solo es posible en calas recónditas a varios kilómetros de Ibiza, sino también en la próxima playa de Talamanca. El restaurante El Pulpo, situado en este magnífico entorno, presenta una cuidada cocina que varía del mediodía a la noche para adecuarse a la perfección a las preferencias de sus clientes.

El expositor de las exquisitas carnes y verduras. RUBÉN E. IBÁÑEZ
El expositor de las exquisitas carnes y verduras. RUBÉN E. IBÁÑEZ

Las recetas tradicionales a base de pescados frescos de la isla, el archiconocido bullit de peix, exquisitas paellas y la salmorra como plato estrella protagonizan la carta de El Pulpo a la hora de comer. Para las cenas, las carnes al grill son una opción perfecta, y en este restaurante llegan con caprichos como el chuletón de buey o el entrecot de Angus, entre muchas otras opciones. Además, se elaboran ricas parrilladas de todo tipo de verduras, con lo que El Pulpo es una opción muy recomendable también para vegetarianos. Propuestas para todos los gustos con una buena selección de vinos.

La agradable y tranquila playa de Talamanca es ideal para relajarse, especialmente para familias con niños. Mientras los adultos pueden alargar la sobremesa en El Pulpo tras una excelente comida, los pequeños pueden jugar en la arena convirtiendo en todo un placer salir a comer fuera de casa.

Jean Louis Neichel, cocinero: «Antes lo más caro era la gamba, ahora es el personal»

Firme defensor del producto, Jean Louis Neichel visitó la isla para participar en el I Foro Profesional de Gastronomía de Ibiza, donde compartió su experiencia con todos los asistentes.

—¿Cómo ha surgido venir a Ibiza?
—Primero conocí a un chico de aquí que se llama Francis, de Can Cires, y a raíz de ahí me presentaron a Silvia Castillo, que me propuso venir. Como estoy recién jubilado, tengo tiempo. Siempre tengo ganas de apoyar la cultura gastronómica, y pensé: ¿por qué no apoyar a la isla? Ibiza tiene mucha fama por las discotecas, pero hay mucho turismo. Estaría bien cambiar de imagen porque no todo el mundo viene aquí por la fiesta nocturna. Es una isla en la que la gente mayor, jubilada o prejubilada, puede pasarlo muy bien. Es muy bonita para ver fuera de julio y agosto; hay que promocionar los otros 10 meses del año.

—¿Qué conoce de la cocina de aquí?
—Yo había venido ya a Ibiza. Hay muy buenos productos. Muchos turistas vienen solo por las discotecas y no se interesan por el producto ni por la buena cocina. Pero está ahí. Y todos los demás, que además tienen dinero, estaría bien que pudieran venir durante todo el año y disfrutar. Así moverían la isla, el producto, los restaurantes, y el personal tendría trabajo todo el año. Esto daría otra imagen, daría valor a la gastronomía y el producto.

Jean Louis Neichel en su visita a Ibiza. AISHA BONET
Jean Louis Neichel en su visita a Ibiza. AISHA BONET

—¿Destacaría alguna materia prima en especial?
—Hay muchas, y muchas formas de trabajarlas. Limones, por ejemplo. No es una fruta que se coma, pero se pueden hacer tantas cosas con los limones… Me han dicho que aquí dejan que caigan del árbol y se pudran. Es una lástima. Los higos… ¡se pueden hacer tantas cosas con los higos! O con el pescado. Creo que hay que trabajar más el producto de aquí, darle modernidad. Toda la vida la cocina ha evolucionado, y en todos los países ha ocurrido: no hay que hacer solo los platos de hace 60, 70 u 80 años. Hay que aprovechar el producto.

—¿Cómo ha cambiado la cocina de los años 70 a esta parte?
—Hoy en día la gente tiene menos hambre, las raciones son más pequeñas, y se da más valor al producto. Todo con una presentación más refinada.

—¿Cómo empieza su relación con la gastronomía?
—Yo vengo de Francia. Allí siempre había mucha evolución. Se empezaron a importar productos de fuera como mangos, kiwis, fruta de la pasión y otros productos que no existían y que ofrecieron muchas posibilidades. Hay gente que se equivoca. Esto no hace daño a la cultura gastronómica. Hoy en día hay una fusión. Antes de que Cristobal Colón trajera muchos productos de América, tampoco existían. No hay que cerrarse.  Y menos en la actualidad, con el sistema de transporte, el teléfono, internet… ¿Por qué no aportar nuevos productos sin olvidar los propios?

«Los menos ricos también quieren comer bien, hay que abrir los restaurantes a los jóvenes»

—Esta globalidad, sin embargo, puede dejar en el olvido el producto de proximidad, el de kilómetro cero, que tanto valor aporta a la gastronomía.
—En este sentido sí que hay que cerrarse un poco más. Pero hay que alternar, se puede comer un día uno, y otro día el otro. No hay que comer siempre lo mismo. La salud de la gente también ha cambiado: no hacemos tanto trabajo físico, así que comemos menos, no andamos en bicicleta pidiendo trabajo como antes… No hace falta poner platos con tanta cantidad, y hay que buscar nuevas formas. Los pescados se pueden servir sin espinas, por ejemplo. Mucha gente no come los platos de aquí por no tener costumbre de quitar las espinas, quieren comer algo más fácil. Pues si se puede facilitar, se hace. Muchos niños grandes no comen pescado por este motivo. Se pueden hacer muchas cosas. Y, si puedo, apoyo la isla.

—Dejó su restaurante el año pasado, ¿por qué tomó esta decisión?
—Dejé el restaurante por edad. Hay que aprovechar la vida. Tenemos cuatro hijos, no se puede forzar la máquina.

—Se ha jubilado, pero no desvinculado de la profesión, ¿sigue sintiendo pasión por la gastronomía?
—Sí, todavía mis amigos me hacen cocinar en casa… Por otro lado, por ejemplo, me gusta venir aquí a hablar de mi experiencia… Y lo hago sin cobrar, no quiero, solo quiero ayudar, y continuaré haciéndolo siempre que pueda.

Desde hace un año, Desde hace un año, Neichel disfruta de la gastronomía ya fuera de los fogones. S.G.C.
Desde hace un año, Desde hace un año, Neichel disfruta de la gastronomía ya fuera de los fogones. S.G.C.

—Uno de sus hijos sigue con el proyecto de su restaurante, ¿en qué va a consistir?
—Es un nuevo proyecto más moderno. Hay que modernizarse. No hace falta tener un establecimiento con 20 empleados, hoy en día no es viable. Hay que hacer algo más pequeño, en lo que lo más importante sea el producto. Si los cubiertos no son de plata o las copas no son las mejores, no hay problema. Es mejor invertir en el producto. Lo que importa es la calidad de la comida, no del plato en el que la sirves. Hay que cambiar el chip. Mercedes hacía coches muy grandes, y ahora hace coches más pequeños. Todo evoluciona.

—¿Cómo recuerda su llegada a España, esos primeros años en El Bulli?
—Empecé en El Bulli cuando en España no había muchos productos buenos. Había buenos productos, pero muy reducidos.

—¿Cómo se veía la gastronomía española desde fuera, por aquel entonces?
—En España había mucho sol, mucha playa, buena sangría y poco más. Había muy buenos pescados, pero no se cocinaban bien: demasiado tiempo o de cualquier manera. La gente no se quejaba, todo era muy barato, y así estaba bien. No había una cultura gastronómica de fondo. Al contrario, había mucha gente que iba de España a Francia por la gastronomía.

—¿Cómo ha vivido usted ese cambio, ese desarrollo?
—Tras la dictadura cambió el sistema jurídico, y se permitieron las importaciones. Fue un cambio esencial que abrió las posibilidades. Antes solo había una clase de patatas, una clase de tomates… Hoy en día hay diez clases, lo que da mucho más juego. Todo ha mejorado, incluso lo autóctono. Sabían que había que cuidarlo bien.

Jean Louis Neichel (dcha.) en su etapa en El Bulli. EL BULLI.
Jean Louis Neichel (dcha.) en su etapa en El Bulli. EL BULLI.

—Se han asentado en la isla, aunque solo sea durante la temporada, los hermanos Adrià, Paco Roncero, Sergi Arola… ¿Cree que Ibiza puede llegar a convertirse en destino gastronómico?
—Sí, esto es muy positivo. Pero no hay que hablar demasiado de los ricos más ricos del mundo que pagan mucho dinero. No solo se puede vivir de esto, hay que vivir todo el año y cuidar a la gente del país también. La gente quiere vivir en invierno y poder salir a comer bien.

—¿Cómo ve la situación de la restauración en Ibiza?
—No conozco mucho, pero comparado con Barcelona, que es de donde yo vengo, hay restaurantes buenos que se acostumbran a trabajar con menos personal. Esto puede permitir acortar gastos y estar abiertos todo el año. Antes lo más caro era la gamba, hoy lo más caro es el personal. Hay que reducir gastos no en la gamba, en el producto de calidad, sino en otros ámbitos. En el restaurante lo menos costoso es el producto bueno. He visto algunos establecimientos aquí que trabajan con poco personal, y ese es el futuro.

«Creo que hay que trabajar más el producto de aquí, darle modernidad»

—Muchos restaurantes son prohibitivos.
—Hay que reducir costes y bajar el precio, permitir a la gente joven que acceda a ese tipo de cocina, que no sea tan elitista. Los menos ricos también quieren comer bien. Que el buen producto, la buena cocina de la isla pueda acercarse también a la gente joven que vive aquí, y no todos tienen un gran sueldo. Aunque solo sea de vez en cuando, pero que puedan permitírselo.

—¿Realmente piensa que hay muchas formas de abaratar la cuenta?
—Sí, puedes comer muy bien con agua. O servir vino en copas, no obligar a tomar una botella que muchas veces cuesta 100 euros. ¿Cubiertos de plata? ¿Manteles de hilo? Todo eso encarece muchísimo, y no es necesario. Yo todo esto lo tenía en mi restaurante, y los clientes habituales no querían prescindir de esto, pero hay que evolucionar y cambiar el chip. La buena cocina debe abrirse a los jóvenes, que no solo puedan disfrutar de ella personas de más de 50 años.

—¿Cómo se ve actualmente la gastronomía española desde otros lugares del mundo?
—El nivel al que ha llegado la gastronomía es muy buena promoción para el exterior. Ferran Adrià, que es muy amigo mío y hemos triunfado juntos en el mismo restaurante, ha hecho mucho por la cocina de aquí. Aunque después a alguien no le gustaba lo que hacía, pero él tampoco lo pretende. No a todo el mundo le gusta un Dalí.

- Publicidad -