- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

No se sabe a ciencia cierta cuando comenzó la tradición de iluminar los centros de las ciudades y grandes urbes de diferentes partes del mundo por Navidad, pero la costumbre se ha convertido en un hecho cultural que da brillo y esplendor a los centros urbanos de las grandes capitales del mundo. Estas compiten incluso por dar un gran espectáculo callejero de luces, guirnaldas y formas decorativas en las fiesta navideñas.

Tras años de bombillas y farolas las pequeñas luces de leds han invadido los gigantes árboles navideños y los motivos que adornan gratuitamente casi todas las ciudades del planeta, ya que no en todas las urbes se celebra la Navidad o el Año Nuevo en la misma fecha. Japón e Indonesia celebran también el calendario gregoriano occidental. El Año Nuevo chino comienza el 8 de febrero y en muchos países del sudeste asiático coincide con el primer día lunar y fiestas en la playa. En Tailandia se celebra el 13 de abril con la ‘fiesta del agua’ Songkran.

New York es la ciudad del mundo por excelencia también en Navidad. La decoración de sus principales avenidas, especialmente the 5th y 7th Avenue, los alrededores del Central Park, Time Square y especialmente la pista de patinaje que se acondiciona en invierno en la mítica Plaza del Rockefeller Center han sido plasmadas en cientos de películas lo que convierte a la ciudad de los rascacielos en un icono cinematográfico navideño donde se han filmado más de un centenar de películas y series de televisión. El ambiente neoyorquino en Christmas Time es un importante reclamo para la ciudad, sus imponentes calles y avenidas, los grandes centros comerciales y las tiendas de las mejores marcas de ropa, joyería, chocolatería y juguetes del mundo.

Un recorrido lumínico por los centros navideños de las capitales europeas

La capital de Gran Bretaña es una de las más conocidas y renombradas en Europa por su iluminación navideña que comenzó en 1959 en la famosa calle de compras, Oxford Street. Fieles a su tradición y puntualidad inglesa esta calle enciende su engalanado el 6 de noviembre y cada año sus grandes almacenes y escaparates eligen un motivo para la decoración que este año está dedicado a los años sesenta. Otras céntricas calles como Regent Street se iluminan con un espectacular alumbrado. Carnaby Street también se decanta este año por la estética sesentera; Bond Street por las plumas de pavo y Covent Garden por grandes escultura brillantes. La iluminación de los famosos almacenes Harrods en Knighbridge con Brompton Road es impresionante igual que la de Selfridges en Oxford Street, ambas forman parte del paisaje londinense por estas fechas.

París, la capital de la luz, es otra de las ciudades que luce una singular belleza arquitectónica iluminada de millones de leds en Navidad. Sus emblemáticos monumentos y edificios en los Campos Eliseos, La Torre Eiffel y las principales calles, barrios y zonas comerciales de la ciudad se transforman en un espectáculo de decoración y luminotecnia digno de un cuento de hadas. Paris engalana más de un centenar de calles entre las que se encuentran la Viei­lle du Tem­ple en el barrio de Marais, Pla­ce des Abbes­ses en Mont­mar­tre, Ave­nue de Saint Ouen, Bou­le­vard Saint-Germain, Rue de Ren­nes, Pla­ce de la Con­ven­ción, Rue de Belle­vi­lle, Pla­ce du Jour­dain, Rue de Riche­lieu, Rue des Saints-Pères o Rue de Gra­ne­le, entre otras.

La pequeña y coqueta ciudad de Amsterdam, capital de Holanda, engalana sus calles comerciales de forma más arbitraria y convencional pero la ilumicación de las casas y edificios reflejadas sobre las tranquilas aguas de sus canales le da una original vistosidad y ambiente navideño. Utrechtstraat, Kalvertraat, P.C.Hooftstraat, el monumento del Damm, Leiseplein y en los embarcaderos de los cruceros por los canales.

Berlín, la capital de Alemania, decora igualmente las arterias principales de sus grandes avenidas y majestuosos monumentos como la plaza del Kurfursterdamm donde está situado el Europa Center, centro neurálgico de compras y ocio de la ciudad. Los mercados navideños berlineses son famosos por el ambiente de compras, dulces típicos y la decoración de los emblemáticos lugares donde están situados como el Palacio de la Ópera, la plaza de Alexanderplatz, el Gendarmenmarkt, el impresionante mercado de Spandau y del Castillo de Charlottenburg en las afueras de la ciudad germana.

En otras grandes urbes europeas como Praga, Roma, Viena, Madrid o Barcelona la tradición navideña es un atractivo añadido a la belleza arquitectónica de los lugares.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!