- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

No hay elemento más navideño que el árbol. En torno a él dejan los regalos Papá Noel y los Reyes Magos, y es un motivo perfecto para reunir a la familia cuando se prepara la decoración del hogar. Alguna manualidad llega siempre del cole o se prepara en casa para incluir en el árbol, que cada vez está dejando más su forma habitual para convertirse en todo un reto de imaginación y originalidad.

Ya son pocas las casas que cuentan con un árbol natural para las fiestas de Navidad. Lo clásico hoy en día es tener un árbol de plástico (con imitación más o menos lograda), en el que se incluyen las clásicas bolas brillantes, luces, espumillón… Pero, ¿por qué no buscar nuevas fórmulas para concebir al auténtico rey de la Navidad?

Elementos como cañas, luces o bolas navideñas pueden adquirir forma de árbol de Navidad.

Las ramas secas son siempre un valor seguro. Buscar la manera de instalarlas para que tengan forma de árbol es una de las opciones más especiales. Las ramas dan ese aire natural, que además aporta una calidez que se agradece en diciembre. Existen mil maneras de ‘confeccionar’ estos árboles de madera, pero las más asequibles pueden ser fijar las ramas a un palo de madera central que las sostenga (de más grandes, abajo, a más pequeñas, arriba) o unirlas mediante una cuerda para colgarlas posteriormente en la pared. También con cañas se puede crear una estructura que se asemeje a un árbol, para después llenarla de luces que sigan la silueta del típico abeto.

los árboles creados con los materiales más dispares protagonizan la navidad

Algunos han ideado un nuevo modo de utilizar las bolas navideñas: emplearlas precisamente para crear la forma del árbol, sin que haya árbol. En vez de aplicarlas directamente en la pared, es recomendable disponer de una base. Es una forma ideal para quienes no tienen mucho espacio como, todavía más si cabe, la de utilizar vinilos en forma de árbol (aquí sí hay un abanico inmenso) para no renunciar a esta figura tan navideña.
Quienes quieran invertir más, pueden optar por alguna estantería en forma de árbol (que con un toque ornamental puede quedar perfecta en estos días).

Las ramas de madera son siempre bienvenidas para dar calidez en invierno.

Con libros, con papel de regalo, con cartulinas, con corchos, con palets, con tarjetas navideñas, espumillón… Casi cualquier material puede convertirse en el perfecto árbol para acompañar a la familia durante estas fiestas.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!