Cae el hotel Insula Augusta

Dimite el alcalde de Ibiza, don Abel Matutes Juan. El aeropuerto queda reabierto al tráfico tras el derribo del edificio

Redacción

“Exactamente a las 15 horas y 35 minutos de ayer era volado el edificio del Hotel ‘Insula Augusta’, aún en construcción en la Playa d’en Bossa, pero que ya tenía terminada su estructura de diez plantas. Esta edificación fue causa de que el Aeropuerto de Ibiza quedara cerrado al tráfico nocturno desde el pasado mes de noviembre al perturbar las ayudas radioeléctricas ILS de aproximación y aterrizaje de aeronaves.

La demolición de este edificio había sido ordenada por el Ministerio del Aire el pasado día 26 de diciembre, y, en principio, se había previsto su voladura para el 29 de enero, voladura que, sin embargo, fue suspendida al presentar sus propietarios, ‘Hoteles Ibicencos, S.A.’, recurso de reposición ante el Ministerio del Aire, recurso que fue desestimado finalmente el pasado día 2.

El hotel ‘Insula Augusta’ estaba previsto para una capacidad de unas 600 plazas.
La voladura duró tres segundos escasos. La dinamita y los fulminantes habían sido colocados en los pilares de las dos primeras plantas, con lo que se logró que la estructura se abatiera sobre su propio solar. Una gran nube de polo se levantó tras la voladura.

(…) La Guardia Civil montó guardia a lo largo del día frente al hotel. La voladura se realizó con total éxito, pues, incluso, no se produjo ningún daño en los edificios situados en las inmediaciones del hotel, entre ellos un bar restaurante cuya fachada fue protegida. Incluso no cabe registrar ni una simple rotura de cristales de los edificios colindantes.

Previamente a la voladura se habían tomado numerosas medidas de seguridad, estableciéndose un amplio cinturón custodiado por la Guardia Civil y la Policía Armada, cinturón por cuyo interior quedó prohibido todo tránsito desde una hora antes aproximadamente de producirse la voladura. De los hoteles Playa d’en Bossa y Don Toni, situados en las inmediaciones del ‘Insula Augusta’ previamente habían sido desalojados sus huéspedes. La voladura fue presenciada desde fuera del cinturón por un numeroso público. (…). Inmediatamente después de comunicada la voladura al Gobernador Civil de Baleares, éste se interesó del Ministerio del Aire la reapertura total al tráfico del Aeropuerto de Ibiza. Anoche el delegado del Gobierno, don José Mieza Marín-Conde, nos comunicó que, como consecuencia de estas urgentes gestiones del Gobernador y del personal y especialísimo interés del ministro del Aire, a partir de hoy el Aeropuerto de Ibiza quedará abierto nuevamente al tráfico nocturno, prestando servicio a lo largo de las 24 horas del día, noticia que hoy llenará de júbilo a todos los ibicencos (…)”.

Secuencia fotográfica del derribo del hotel Insula Augusta en la Playa den Bossa

“A última hora de la mañana de ayer celebró sesión la Comisión Permanente del Ayuntamiento de Ibiza, bajo la presidencia del alcalde de Ibiza, don Abel Matutes Juan (…). Según noticias oficiosas llegadas a nuestra redacción, el señor Matutes Juan comunicó a la Comisión Permanente que ayer había presentado su irrevocable dimisión como alcalde del Ayuntamiento de Ibiza al Gobernador Civil de Baleares para su posterior remisión al Ministro de la Gobernación, autoridad a la que legalmente corresponde nombrar y suspender a los alcaldes de Ibiza.
Teniendo que ausentarse en breve de nuestra isla el señor Matutes Juan encargó al Primer Teniente de alcalde del Ayuntamiento de Ibiza el desempeño de la alcaldía (…)”
Posteriormente, el señor Matutes Juan se despidió

(Texto original)
Diario de Ibiza.
12 de febrero de 1971

 

Don Enrique Ramón Fajarnés, nuevo alcalde de la ciudad

“Por el ministro de la Gobernación ha sido nombrado alcalde-presidente del Ayuntamiento de Ibiza don Enrique Ramón Fajarnés, quien tomará posesión de su cargo pasado mañana, lunes, a las siete de la tarde, en sesión extraordinaria de nuestra Corporación Municipal. Don Enrique Ramón Fajarnés llega a la alcaldía de Ibiza tras haber prestado innumerables e importantes servicios a las islas de Ibiza y Formentera, a cuyo servicio viene dedicando, desde hace ya muchos años, sus mejores afanes. El nuevo alcalde cuenta con un ancho prestigio por su eficacia holgadamente acreditada, por su ibicenquismo ejercido siempre con todo entusiasmo, por su prudente y certero criterio. Enrique Ramón Fajarnés, desde hace años, es un ibicenco que está detrás y dentro de muy importantes cosas ibicencas, desde las que, día a día, se argumentan las más queridas esperanzas de la isla.
De Enrique Ramón decíamos días atrás, que era un ibicenco imprescindible (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
13 de febrero de 1971