Golpe de Estado

Golpe de estado.

“A las cinco de la madrugada de hoy, hora de nuestro cierre, la situación en el Congreso de los diputados sigue siendo la misma: continúan retenidos los diputados por un grupo no determinado de guardias civiles, a lo que parece mandados por el teniente coronel Tejero. El edificio está fuertemente custodiado por fuerzas de orden público y del Ejército. Se dialoga, al parecer, para poner fin a la ya prolongada retención de los diputados. Esperemos que el nuevo día traiga venturosamente la solución sin daños personales a este grave hecho que atenta no sólo contra el sentido democrático de los españoles, sino también contra las esencias más fundamentales de nuestra Constitución (…).

A la una y catorce minutos de esta madrugada, S.M. el Rey, que vestía uniforme de Capitán General, transmitió un mensaje a través de TVE: «(…) Ante la situación creada por los sucesos desarrollados en el Palacio del Congreso y para evitar cualquier posible confusión confirmo que he ordenado a las autoridades civiles y a la junta de jefes de Estado Mayor que tomen todas las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente (…)».

Diversas unidades militares aparecieron a primeras horas de esta noche por las calles más céntricas de Valencia. Según fuentes militares, «la presencia de estas unidades está destinada al mantenimiento del orden (…)».

A las 10,30 de la noche, Diario de Ibiza estableció contacto telefónico con el domicilio madrileño del senador por Ibiza y Formentera, Abel Matutes Juan, quien seguía desde la capital del país los acontecimientos minuto a minuto. Matutes se encontraba reunido con la Ejecutiva de su partido en el momento de producirse la toma del Palacio de los Diputados: “Yo estuve en el Palacio hasta las dos y media de la tarde, luego volví a mi casa a comer y regresé al Palacio del Congreso donde permanecí hasta minutos antes de las cinco de la tarde, que tuve que marchar porque teníamos una reunión en el partido.

Precisamente fue allí cuando nos comunicaron las primeras noticias (…). Aunque en estos momentos todavía dura la confusión, debo manifestar que todo lo que se aparte de la vía constitucional, pase lo que pase, no puedo aprobarlo. Yo sabía muy bien lo que hacía cuando voté sí a la Constitución y por lo tanto rechazo cualquier acto contrario a la misma. A pesar de que nuestro grupo está por la reforma de algunos de sus artículos, queremos utilizar los cauces constitucionales”.

El teniente general Jaime Milans del Bosch, cesado en su cargo de Capitán General de la III Región Militar y arrestado con motivo de los incidentes del 23 de febrero, había veraneado en nuestra isla en varias ocasiones. Según ha podido saber nuestra Redacción, el general Milans del Bosch residía durante sus vacaciones ibicencas en la residencia militar de San Antonio. Diario de Ibiza ha podido saber también que el general cuenta con numerosas amistades en Ibiza, siendo precisamente éstas quienes le convencieron para comprar una casa en la parte antigua (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
24 y 26 de febrero de 1981