Cristina Martín fue la encargada de entregar el premio a la fundadora de Mathiss, Ana Sánchez.
Cristina Martín fue la encargada de entregar el premio a la fundadora de Mathiss, Ana Sánchez.

A Ana Sánchez Muñoz desde muy pequeña le apasionaba tanto la la peluquería que dejó los estudios para empezar a trabajar como peluquera. El jueves recibió en eWoman Ibiza 2018 el premio a la Trayectoria Profesional por su negocio de productos y mobiliario para peluquería.

¿Cómo surgió Mathiss?
Fue por una casualidad. Yo estaba trabajando en una peluquería y a mi jefa se le estropeó la máquina de cortar el pelo. El problema fue que pidió una y le dijeron que tardaban una semana.
Y ¿qué ocurrió?
No le di mucha importancia pero llegué a casa y se lo conté a mi padre. Y fue él quien me animó a montar una tienda de productos de peluquería.

«Los comienzos fueron durísimos. Todo era pagar y pagar»

¿Surgió así Mathiss?
Cuando lo pienso no me lo creo. Tenía 21 años, me acabada de casar y no tenía ni idea de lo que era un negocio. Mi marido, José Antonio Pérez, me ayudó desde el principio pero tampoco conocía el mundo empresarial.
Entonces ¿Cómo fueron los comienzos?
Muy duros, durísimos. Todo era pagar y pagar.
Hoy tiene 16 empleados.
Estoy superorgullosa. Lo mejor que tengo es la gente que trabaja conmigo. Somos como una familia. Ellos mismos se han puesto el nombre de ‘Mathisseros’. No me lo creo. Me emociono al recordarlo.

- Publicidad -