Familia Marí Mayans

Hierbas Marí Mayans en el Mundial

Familia Marí Mayans ha distribuido más de 10.000 litros de Hierbas Ibicencas en Rusia durante la celebración del campeonato de fútbol.

Hierbas Ibicencas en Rusia
El encargo de Rusia motiva un aumento de las exportaciones de Familia Marí Mayans.

Aunque La Roja se quedó en octavos del Mundial de Fútbol, un producto español, y más concretamente ibicenco, tuvo un protagonismo especial en esta competición, ya que las Hierbas Ibicencas de Familia Marí Mayans estuvieron presentes gracias al acuerdo de la destilería pitiusa con una distribuidora local para introducir en el mercado ruso 10.575 botellas de su producto estrella. Así, las Hierbas Ibicencas Familia Marí Mayans se pueden encontrar en clubes, tiendas y restaurantes con un etiquetado especial, traducido al ruso, y adecuado a las normativas de calidad del gobierno de este país. Este encargo ha servido para dar a conocer la marca Familia Marí Mayans en un país con una larga tradición en el consumo de licores artesanales, con la aspiración de hacerse un hueco y quedarse.

El encargo para Rusia motiva un aumento en el número de exportaciones de Familia Marí Mayans que actualmente está presente en Suiza, Alemania, Italia, Bélgica, Holanda, Austria, Estados Unidos, Australia y Emiratos Árabes. La empresa ibicenca produce 450.000 litros de hierbas ibicencas anuales de las cuales un 20 por ciento se exportan fuera de España.

Pese al crecimiento de la demanda exterior, Familia Marí Mayans no ha dejado de fabricar en Ibiza. Actualmente, la destilería de esta empresa se encuentra en un espacio ubicado en el Polígono de Montecristo, en la Pitiusa Mayor.

El hecho de que todo el proceso de producción y elaboración de los productos de Familia Marí Mayans se haga completamente en Ibiza hace que su esencia se mantenga íntegra y que su sabor sea tan puro como en sus inicios.

Atractivo de una receta histórica

La historia de Familia Marí Mayans se remonta de generación en generación, desde 1880. Una familia de ‘alquimistas’ que ha logrado reunir todo el sabor de la naturaleza ibicenca en licores con nombre propio y con una producción cien por ciento artesanal, que se crea, se elabora, se concibe y se bebe en Ibiza. Una marca de bebidas espirituosas conocidas en todo el mundo por su fuerza, por su tradición y por su calidad. Un sello de identidad ibicenca muy diferente al resto de destilados de Europa que alberga varios secretos: sus recetas originales, idénticas a las concebidas hace casi 140 años, y su proceso de recogida, selección y fabricación que tiene lugar íntegramente en Ibiza.

Carlos y Bartolomé Marí Mayans frente al alambique de la destilería.
Carlos y Bartolomé Marí Mayans frente al alambique de la destilería.

En el caso de las Hierbas Ibicencas Familia Marí Mayans estas se elaboran siguiendo las recetas manuscritas de Juan Marí Mayans, creador y fundador de la primera destilería industrial de Baleares. En la actualidad, este licor, único e inconfundible, se atesora en manos de la quinta generación de Familia Marí Mayans, Carlos y Bartolomé, quienes explican: «Absolutamente todo el proceso, desde la recolecta de las plantas y extracción de sus propiedades hasta el embotellado de las mismas, se elabora en nuestra destilería, siguiendo fielmente los pasos escritos en los cuadernos originales».

«Lo único que podíamos mejorar de nuestro tatarabuelo son los controles que nos aseguran que se cumplen todos los estándares de calidad y que, en nuestra fábrica, son punteros», añaden. «Nos gusta que la gente piense en nuestras hierbas como las únicas, las que representan realmente a Ibiza, y el recuerdo que se llevan cuando vuelven a sus casas, o la copa que piden para sentir la isla en cualquier rincón del mundo», apuntan los hermanos Marí Mayans.

En esta línea, la receta de Hierbas Ibicencas Familia Marí Mayans es tan natural como su propia historia: hierba luisa, naranja, limón, anís, romero o la flor de la frígola. Esta última es una especie de tomillo autóctono de las Pitiüses, con la que se creó la primera bebida de esta firma, la Frígola.

Con el resto de plantas, y basándose siempre en la receta original, en la actualidad, Familia Marí Mayans cuenta con otras bebidas que nacen en su destilería como el aperitivo por excelencia en las Pitiüses, el Palo, la Absenta Art Collection o la IBZ Premium Gin. «Todas estas plantas son recogidas de forma manual en la isla por los mismos payeses que las traen a la fábrica, donde las seleccionamos, las pesamos y las incorporamos a los procesos de destilación, ebullición, infusión y maceración», explican sus artífices.

Un proceso que concluye con la confesión del secreto de su calidad, sabor y aroma: «Cómo tratamos el producto es muy importante, ya que cada planta/fruto tiene sus propiedades especiales, por lo que hay que utilizar un método específico a la hora de trabajar. Esa es, precisamente, la clave del resultado final».

- Publicidad -