Dora con dos de sus «chicos». TERESA DÍEZ
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

TERESA DÍEZ
Valencia

Los perros pueden ser capaces de avisar de cualquier cambio químico que le suceda al cuerpo humano. Es increíble la cantidad de aplicaciones que le podemos dar a nuestra vida diaria. Dora, más conocida como «Dora adiestradora», es especialista en adiestramiento y técnicas de aprendizaje enfocado hacia el bienestar animal. Además, desde hace unos años, Dora investiga y prepara a determinados canes para convivir con personas como perros de alerta médica. Dora acaba de marcharse rumbo a Estados Unidos para ampliar sus estudios sobre este tipo de adiestramiento personalizado, tan útil para personas con determinadas enfermedades como pueden ser la diabetes, la narcolepsia o la epilepsia.

Los perros pueden alertar cuando su dueño, con alguna enfermedad, necesita ayuda

  MALTRATO  

Cien mil perros son abandonados cada año

Cien mil perros son abandonados cada año en España según las protectoras de animales, informa la agencia Atlas. Los que peor lo pasan son los perros de caza, sobre todo, galgos, que muchas veces son también maltratados hasta la muerte. Los roban mafias organizadas que los usan durante la temporada, para después terminar con sus vidas.
Los galgos son perros que destacan por su tranquilidad, su fácil adaptación al hogar y, además, buenos amigos de los más pequeños. sin embargo, sus cualidades para la velocidad los hacen idóneos para ser utilizados en prácticas cinegéticas y por los apostadores que frencuentan las carreras ilegales protagonizadas por estos magníficos animales.
Este maltrato, que va desde las absolutamente inadecuadas condiciones de vida que padecen muchas hembras, hasta el sacrificio, en muchos casos de forma cruel, una vez que han dejado de ser útiles, viene de lejos. Pero, evidentemente, también hay amantes de los galgos, muchos de ellos organizados para mantener viva la lucha contra esas indeseables circunstancias. Galgos Sin Fronteras, con página en Facebook, es una de esas organizaciones.

Es el caso de la perra Audrey que convive con Elisa, una maestra de escuela que padece diabetes. Con el entrenamiento que ha recibido, Audrey es capaz de detectar el momento en el que Elisa sufre una bajada de azúcar y alertarla (o alertar) de que necesita ayuda. Audrey es la primera perra oficial de la Comunitat Valenciana autorizada como perro de alerta médica. Eso significa que Audrey tiene los mismos privilegios que los perros de asistencia para invidentes o personas con problemas auditivos: está autorizada a acompañar a Elisa al colegio y a cualquier lugar público y así no separarse de ella.

Dora colabora con el Hospital General en esta nueva línea de investigación. Tienen la intención de ampliar además su I+D hacia la detección precoz de cáncer. Según explica Dora, «cada caso es personalizado y ‘perronizado’ es decir, dependiendo de la persona, de las necesidades de alertar que se establezcan, se adiestra al perro».

Pero también se personalizan los avisos. Por ejemplo, «si es una persona que se va a llevar al perro al trabajo, donde suele estar reunido con más gente, le vamos a enseñar a realizar una señal encadenada: primero avisar con el cuerpo, sin hacer ruido, sin tocar, para no molestar. Una forma de aviso que solo entienda el propietario, como puede ser tocarle con la patita o el hocico». En segundo lugar, si el propietario no lo ha percibido porque está distraído, que pase a una segunda fase de avisos con gimoteos o rascar. Y así en aumento. En definitiva, como dice Dora, «que los perros vuelvan a ser el mejor amigo del hombre».

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!