Mascotas. Arca de Noé. ¿Pueden enamorarse los perros o los gatos?

Redacción

SI ELLOS HABLARAN

¿Pueden enamorarse los perros o los gatos?

Antiguamente se pensaba que los sentimientos diferenciaban a los animales de las personas. Hoy ya nadie lo cree. Está claro que la relación que se establece por ejemplo entre una persona y su perro o su gato es de puro amor ¿por qué, no? Pero, ¿y entre dos perros, dos leones, o dos caballos, por ejemplo? ¿Es eso también amor?

Los pingüinos son animales fieles hasta la muerte. Cuando se juntan, nada ni nadie puede separarles. Al menos, así era hasta ahora. Sin embargo, quizás el mundo de las relaciones abiertas, ha llegado también a ellos.

Recientemente ha fallecido a los 20 años de edad, Grape-kun. Grape era un pingüino que vivía en el zoo japonés de Tobu. Su pareja de toda la vida era Midori. Sin embargo, quiso la mala suerte de Grape que Midori un día conociera a un pingüino más joven y guapo que él. Sin dudarlo, ella siguió la llamada de su corazón y lo abandonó. Para Grape aquello no fue ni mucho menos fácil. Se sintió hundido y derrotado por la vida. Cayó en una grave depresión de la que sus cuidadores no sabían cómo sacarlo. Pero un día, casualmente, los gestores del parque colocaron un cartel con el dibujo de Hululú, una conocida pingüina protagonista de una serie de animación para niños. Grape, al verla, volvió a sentir la llamada del amor y, aunque sólo era una foto de cartón, decidió extender sus alas hacia su pico en clara forma de cortejo. A partir de ese momento, cuentan sus cuidadores que Grape pasó el resto de su vida recostado a su lado mirándola. En fin, cosas del amor.

Porque, sí, los animales salvajes o de compañía, se enamoran. Lo dice la ciencia. Todos generamos sustancias neuroquímicas como la oxitocina o las endorfinas que hacen que nos enamoremos. Los perros, patos, tigres, elefantes, gatos o delfines, por citar sólo a algunos, también. Esas sustancias son las que generan comportamientos como la admiración al otro, la contemplación ensimismada, la excitación o, sin ir más lejos, esas famosas mariposas en el estómago que nos avisan de que nuestra mente va por un lado y nuestro corazón por otro.

Sin embargo, lo más sorprendente no es que los animales puedan sentir amor. Eso, más o menos, lo intuíamos todos. Lo realmente increíble es que pueden sentir desamor. Eso fue lo que sintió Grape y lo que, sin duda, sienten a diario miles de perros y gatos en nuestro país cuando son abandonados por sus dueños: el desamor, el más doloroso de todos los sentimientos, el que te hace morir aunque, aparentemente, respires y sigas con vida.

DERECHO ANIMAL

¿Nuevas trabas a la tenencia de los mal considerados perros potencialmente peligrosos?

Belén Perales
Abogada

Parece que se está ‘poniendo de moda’ la aprobación de ordenanzas en las que se limita el paseo a determinadas horas de los llamados PPP (Perros Potencialmente Peligrosos) esto supone que los mismos se vean excluidos de cualquier socialización y abocados a pasear casi de madrugada y alejados incluso de algunos lugares como centros escolares o parques.
Debemos recordar que Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, tiene su origen en una serie de sucesos que desgraciadamente se produjeron en torno a determinadas razas de perros, o atribuidos a éstas, que dieron lugar a la promulgación de diversa normativa que establece requisitos para la tenencia, con fundamento en el mantenimiento de la seguridad pública. En la referida norma, además se establece el ámbito competencial de desarrollo de la misma, sin que se haga mención a agravar las limitaciones ya impuestas a estos animales o sus poseedores.

¿Qué pasa entonces con estas nuevas limitaciones al horario y lugares de paseo a los perros ppp? Como he indicado, la normativa de tenencia de ppp se funda en una cuestión de seguridad pública cuya competencia viene atribuida en exclusiva al Estado, (salvo la creación de policía autonómica), por ello, los ayuntamientos, en principio, no tienen competencia para prohibir o limitar de forma horaria el paseo de estos animales, en la medida que, según mi punto de vista, dicha limitación correspondería a una cuestión de seguridad pública (salvo que se consiga justificar de otra forma), respecto de la que únicamente tiene competencia el Estado, de conformidad con el art. 149 de la Constitución.

PENSAMIENTOS ANIMALISTAS

Los animales y las personas mayores

Victoria Lacalle
Psicóloga

La tercera edad, como todos sabemos, es una de las etapas más duras y complicadas para casi todo el mundo, por las características y circunstancias que se dan en ese momento. Resulta difícil llegar a esa edad en la que nuestra vida se va consumiendo junto con nuestras capacidades. Paradójicamente, es cuando más necesitamos que estén a nuestro lado y, sin embargo, el porcentaje de personas mayores que están solas es muy elevado. Convivir con un animal y compartir con ellos estos momentos, es extremadamente beneficioso para ambos. Un animal posee las cualidades que más necesita ese ser humano en dicha etapa. El cariño, la compañía y el amor incondicional que te da un animal, proporciona a una persona mayor el alimento emocional que necesita, lo cual tiene consecuencias positivas en ellos también a nivel físico, ya que su calidad de vida mejora de manera considerable.
Estar sentado en el sillón mientras acaricias a un gato, que tu perro se acerque a ti y se ponga contento cada vez que te ve o el ronroneo de un ser que siente placer cuando está contigo, son el antídoto perfecto para sobrellevar las complicaciones propias de las personas ancianas.

Para una persona mayor el sentimiento de soledad e incapacidad es lo que mayor malestar les provoca, por lo que sentirse queridos y acompañados permanentemente es algo tremendamente valioso para ellos. También es importante que se ocupen del animal en la medida de lo posible, para que les sirva de distracción y como manera de sentirse útiles y menos dependientes al tener un ser al que cuidar.Sin embargo, he de hacer hincapié en algo muy importante, bajo ningún concepto es adecuado que una persona mayor que vive sola, adopte a un cachorro o a un animal joven. Lo más recomendable para las personas mayores es compartir su vida con animales ya adultos o también ancianos. Sino es así, debe haber personas no ancianas conviviendo en la familia, que puedan cubrir las necesidades propias de la edad del animal.

VETERINARIO DE CABECERA

La pregunta de los lectores

Paso muchas horas
en la carretera conduciendo y, a menudo, veo animales atropellados, enfermos o heridos en los arcenes aún con vida, pero no sé cómo actuar. ¿Qué debo hacer para ayudarles?

Ayudar a un perro atropellado

o primero en esos casos es mantener la calma. Para empezar, debes coger todas las reseñas posibles de dónde se encuentra el animal y pedir ayuda inmediata a las autoridades. Éstas tienen protocolos de asistencia para este tipo de emergencias. Si, mientras llega la ayuda que ellos te envíen, ves que parar tu vehículo a su lado puede provocar un peligro para la seguridad vial, no lo hagas. Pero si, por el contrario, no existe peligro, debes bajar a acompañar al animal, él siempre te lo agradecerá. Sin embargo, en este último caso sí hay varias cosas que debes tener en cuenta. Una principal es que tengas mucho cuidado al acercarte a él.

Si el animal está atropellado, es muy posible que, al intentar tocarlo o cogerlo, reaccione mordiendo, agrediendo o, incluso lo que aún sería peor, huyendo. En este último caso todo se complica aún más, ya que puedes exponerlo a un nuevo peligro. Por eso, en esos momentos es muy importante estar súper pendiente de la actitud que muestre el animal —puedes valorar si está asustado, o por el contrario tranquilo y moviéndonos la cola, etc.—. Va a ser muy bueno para él que le hables suavemente y con cariño. Eso lo calmará y le hará sentirse protegido. También puedes taparlo con alguna manta o con ropa lo que le ayudará a evitar la pérdida de calor corporal. Y, por último, permanece a su lado hasta que lleguen a recogerlo. Después, podrás marcharte con la total seguridad de que ese día, tú has sido su ángel de la guarda.

Raúl Mérida / Pablo Sentana, veterinaria.

   LUZ ROJA   

La presencia de animales en balcones de los que jamás salen, desgraciadamente, sigue siendo algo habitual en muchas de nuestras ciudades. Basta con levantar la mirada cuando paseamos por la calle para verlos olisqueándonos desde arriba. La ley prohíbe que alguien pueda mantener a un animal así pero, sin embargo, sigue siendo una constante. Por eso, si paseando por el casco urbano de alguna de nuestras ciudades ves a alguno, denúncialo, no olvides que tú eres su única esperanza.

   LUZ VERDE   

Poco a poco se va avanzando en nuevas aplicaciones tecnológicas que permitan proteger de una forma más efectiva a los animales. Las últimas van dirigidas a facilitar la adopción de animales abandonados y están pensadas para el móvil. Se trata de facilitar la difusión de perros y gatos que viven en albergues de animales abandonados y buscan nuevas familias. Una buena iniciativa, sin duda, si se usa con responsabilidad. Los animales abandonados de Ibiza y Formentera ya se ofrecen a través de las mismas

LA PENÚLTIMA DENUNCIA

En el caso del ‘trato’ o, mejor dicho, del ‘maltrato’ que sufren algunos animales, a menudo nos encontramos con hechos imposibles de creer, si no fuera porque son tan reales que los propios juzgados acaban encargándose de procesar a los responsables de los mismos. Es el caso, por ejemplo, de una persona a la que no se le ocurrió otra cosa que agujerear el caparazón de su tortuga y atarla con una cadena para que no escapara mientras estaba de vacaciones. Los daños que presentaba el animal cuando fue intervenido por las autoridades y la infección que sufría eran, realmente, impresionantes. Sólo imaginarse el dolor que pudo llegar a pasar el pobre animal, duele. El único consuelo que nos queda es que, al menos, la tortuga pudo ser salvada y que el responsable acabó donde debía: en prisión.

1, 2, 3 ADOPCIÓN EXPRÉSS

Soy Pichu y busco familia que me quiera. Prometo entregarles todo lo que tengo: mis carreras mañaneras, mis alegrías al volver a casa y mi cariño incondicional el resto de mi vida. Interesados dirigirse a Sa Coma

AMIGOS PARA SIEMPRE

Son muchos los animales capaces de establecer relaciones de amistad con otros pero, sin lugar a dudas, ninguno como los capibaras. Esta mezcla entre cerdo y roedor de gran tamaño se lleva bien con todos, con los suyos y con los demás. No le hace ascos a nadie, sobre todo cuando se rozan con él, le masajean un poquito y, ya de paso, le rascan todo su cuerpo. Eso le encanta.

S.O.S.

Me llamo Biko y necesito un hogar. No quiero simplemente cuatro paredes donde vivir o mucho terreno para correr, sobre todo quiero a alguien que me haga sentir que soy importante para su vida. Al fin y al cabo, la familia es eso, compartir, dar y recibir cariño. Si tenéis sitio para mí, vivo en Sa Coma

OBSERVATORIO DE ANIMALES

GRACIAS A LOS BOMBEROS

A menudo, cuando hablamos de rescates de animales pensamos en la policía, en el Seprona de la guardia civil o en las distintas protectoras de animales y asociaciones dedicadas a la recogida y acogida de animales perdidos o abandonados. Sin embargo, existe un colectivo de profesionales perfectamente formados y con gran vocación, que son imprescindibles en muchos de estos rescates. Se trata del cuerpo de Bomberos. La mayoría de sus actuaciones en la protección de los animales las realizan de forma voluntaria guiados por su profundo respeto y amor hacia los animales. Por eso, cada vez es más frecuente verlos subidos a árboles, tejados o incluso metiéndose en el interior de una alcantarilla, siguiendo los quejidos de un pequeño animal atrapado en el interior de la misma. Nuestro mayor reconocimiento y agradecimiento a cada uno de esos bomberos que entregan sus vidas por las nuestras pero, también, por la de nuestros queridos animales.

- Publicidad -