Inicio Etiquetas BusinessDIbiza

Etiqueta: BusinessDIbiza

Ibiza explora los caminos hacia la sostenibilidad

0

Los recursos naturales se agotan y es responsabilidad de todos administrarlos y sobre todo cambiar los hábitos de consumo para no esquilmar la naturaleza.

Es necesario hacer un uso eficiente de los recursos naturales y que se redistribuyan de forma más equitativa entre la población, para que todos tengamos acceso a electricidad, agua potable, alimentos adecuados al tiempo que reducir el impacto de la transformación de estos recursos sobre el medio ambiente.

Para ello es importante adaptar el modelo de producción de las empresas, las pautas de consumo de la población en su conjunto y fomentar estas cuestiones a través de todo tipo de iniciativas.

Con este eje central, Diario de Ibiza, dentro del foro de negocios BusinessDIbiza que organiza a lo largo del año, dedicará el próximo martes, 27 de febrero, una jornada a reflexionar, analizar y descubrir nuevos proyectos sobre las posibilidades de sostenibilidad que ofrece Ibiza.

Bajo el título ‘Caminos hacia la sostenibilidad en Ibiza’ el Club Diario de Ibiza acogerá durante un día conferencias y debates sobre cómo contribuir a una isla más sostenible.
La jornada, que cuenta con la colaboración del Consell de Eivissa, está abierta gratuitamente a todos los interesados en la protección del medio ambiente. Las sesiones se celebrará por la mañana de 10 y las 14 horas, y por la tarde de 17 a 20 horas.

Los puntos de recarga forman ya parte del paisaje urbano.

El programa se abrirá con la intervención de Vicent Torres, director insular de Turismo del Consell d’Eivissa quien dará paso a Susana Conde, directora de Agrotravel Turismo Responsable, que hablará sobre las posibilidades de Ibiza como destino sostenible.

Adriano Trimboli, presidente del Grupo IBE3MS New Generation y director técnico Proyecto Vida, explicará sus investigaciones en el campo de las energías renovables y ofrecerá pautas para optar por métodos responsables y sostenibles para la protección del medio ambiente.

A continuación, Sandra Benbeniste, directora de la Fundación para la Conservación de Ibiza y Formentera, hablará sobre el equilibrio entre el turismo y los límites al crecimiento de la isla.

La tarde comenzará con la visión de Luca Criscoulo, coCeo de Etikology, sobre la incidencia negativa de los tejidos artificiales en la piel y en el medio ambiente. En contraposición de las ventajas de los tejidos orgánicos y la fabricación de kilómetro cero.

Samuel Swinburn, responsable de Meke Coffee, narrará cómo un producto como el café puede ser ético y ecológico.

Tras degustar un café, los asistentes tendrán la oportunidad de conocer, a través del arquitecto técnico Álvaro Martínez, el estándar Passivhaus, que tiene como objetivo la construcción de edificios de consumo energético casi nulo.

La jornada sobre sostenibilidad se cerrará con la intervención de Juan Manuel García, presidente de la Asociación de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Ibiza y Formentera que dará a conocer los casos de éxito y el futuro del autoconsumo energético y de los puntos de recarga.

ADRIANO TRIMBOLI

Presidente IBE3MS

«El hombre debe vivir en armonía con la naturaleza»
Durante su intervención, Adriano Trimboli hablará sobre su experiencia en el diseño de edificaciones energéticamente autosuficientes.
También realizará un resumen de las tecnologías que ha patentado en el campo de la energía renovable.
Este ingeniero considera que «el ser humano debe vivir en armonía con la naturaleza y el resto de eres vivos».

LUCA CRISCUOLO

CoCEO de Etikology

«Los tintes químicos de las telas perjudican la salud»
Luca Criscuolo alerta sobre la falta concienciación sobre el daño que los tejidos sintéticos causan en la piel y al medio ambiente. «Los productos químicos que se utilizan para teñir las telas son perjudiciales para la salud», apunta. Por ello, su empresa apuesta por los tejidos orgánicos, como el algodón, por los tintes libres de tóxicos y por la confección en la isla.

ÁLVARO MARTÍNEZ

Arquitecto técnico

«Los edificios deben ser de consumo enérgetico casi nulo»
«La nueva normativa obliga a que los edificios sean de consumo energético casi nulo», asegura Álvaro Martínez. Por ello, su ponencia girará sobre el estándar Passivhaus, basado en la construcción de edificios de forma sencilla que permite reducir el consumo energético de manera fácil. El objetivo es «reducir el consumo energía y utilizarla de forma responsable», matiza

SANDRA BENBENISTE

Directora IPF

«Hay que conservar la riqueza natural de la isla»
Sandra Benbeniste directora de la Fundación para la Conservación de Ibiza y Formentera hablará sobre el equilibrio entre el turismo y el crecimiento sostenible. En esta línea apuesta por «garantizar la conservación de la riqueza natural de Ibiza y el bienestar de la sociedad local» y por desarrollar indicadores que aporten la información necesaria para la toma de decisiones.

SAMUEL SWINBURN

Director de Meke Coffee

«El café puede ser sostenible y ecológico»
El café es un producto básico que cotiza en la bolsa de Nueva York. Frente a este hecho, Samuel Swinburn apuesta por apoyar el cultivo en las fincas sostenibles y ecológicas. «Respetamos el trabajo de los agriculores», asegura este empresario. Los últimos pasos, que son el tueste y el envasado se realizan en Ibiza para garantizar la frescura del grano.

JUAN MANUEL DIAZ

Presidente ASEMIE

«Las mejoras en energía permiten ahorrar mucho»
Uno de los casos de éxito que expondrá Juan Manuel Díaz es el de una industria que después de su traslado a a una nave más grande y con mejoras en las instalaciones y tecnología energéticas ha conseguido ahorrar más de 26.000 euros anuales. También hablará de la instalación de los puntos de recarga para vehículos eléctricos en aparcamientos públicos y privados.


Inscribirse para asistir al evento

José María Álvarez Monzoncillo: «La innovación en las empresas debe ser intergeneracional»

0

El profesor José María Álvarez Monzoncillo pasa todo el día rodeado de gente joven, utiliza permanentemente la tecnología y viaja a menudo por todo el mundo. Todo esto le permite tener una mente abierta que le ayuda a comprender el proceso de cambio en el que se encuentra la sociedad actual. Álvarez Monzoncillo es el autor del libro ‘Millennials. La generación emprendedora’, editado por Fundación Telefónica, en el que realiza un viaje por los diferentes aspectos que caracterizan a estos «jóvenes adultos».

¿Cómo define a la generación millennial?
Técnicamente es la gente que nació entre 1980 y 1999. Es una generación que se formó con la tecnología,con un continuo acceso a ella. Se llaman millennials porque cambiaron de milenio y entramos en otra generación. Son chavales que desde los nueve, doce o quince años tuvieron acceso a las tecnologías y a los ordenadores. Tienen habilidades distintas a las de la generación anterior, que son los baby boomers, y de la posterior, que nacieron entre el año 2000 y la actualidad, que son la generación Z.

¿Cómo ha cambiado la forma de vivir, de entender las cosas, de estos nativos digitales respecto a la generación previa?
Se comunican de forma distinta, trabajan de forma distinta, comparten de forma distinta y, a partir de ahí, tienen percepciones distintas de las cosas. Por ejemplo, donde más se puede notar es en la percepción de la propiedad intelectual: libros, música o películas.

¿Parece que todo es de todos?
Sí, ese concepto de que no hay propiedad en la red. Es como que tus padres y tu sociedad tienen unas jerarquías, pero cuando entras en internet eres libres, navegas por donde quieres, lo compartes todo con tus amigos, estás siempre conectado… Es un mundo de utopía libertaria dentro de la red en el que se ha educado toda esta generación.

El reto debería ser intentar eliminar esa utopía de libertad.
Sí, tanto con ellos como con generaciones posteriores o incluso anteriores. Hay que educar en el uso de internet, saber los recursos que tienes. La red está creando también las brechas digitales: hay gente que la utiliza para bien; otra la utiliza para mal.

«existe un mundo de utopía libertaria dentro de internet»

¿Cuáles son los usos más habituales?
Algunos la emplean para ser más competitivos, para estar más formados, tener mejor acceso de información… Y otros la usan para cosas que les perjudican: ver películas que no debe ver, estar jugando todos los días, acceder a información que no debe leer, dedicarse a insultar y a compartir cosas que no debe… Así que unos dedican su tiempo a realizar cursos, a estar más formados, a aprender idiomas o a acceder a libros mientras otros lo desperdician.

¿Dónde quedaron los ‘ni-ni’, ese concepto negativo del que tanto se hablaba hace unos años?
Dentro de los millennials hay ‘ni-ni’, y gente muy bien formada. Un millennial puede no haber estudiado ni trabajado, quedándose muy al margen de la sociedad, mientras otro puede estar muy formado, hablar varios idiomas y haber acabado varias carreras, teniendo ahora un trabajo estupendo en cualquier lugar del mundo. Es un grupo muy heterogéneo. Y todavía la etiqueta que más determina no es si eres millennial o no, sino si eres hombre o mujer, rico o pobre, culto o inculto… Como ha sido hasta ahora. El millennial va dirigido a las diferencias que existen entre generaciones. Todo hay que ponerlo en un contexto internacional: no es lo mismo ser millennial en San Francisco que en Minnessotta.

Un grupo heterogéneo en relación a otras generaciones que también eran heterogéneas, claro.
Claro, pero salvando las diferencias. Porque un millennial de Shangai se puede parecer algo a un millennial de Londres o de España, pero hay diferencias culturales que marcan más. El debate yo lo planteo más bien al revés:si estamos a las puertas de la tercera o cuarta revolución industrial, donde hay mucho debate… Si estamos en este proceso de cambio, son los millennials los que tienen que afrontar ese reto. Lo que hay que plantear es si ellos están preparados para pilotar este cambio. Es lo mismo que preguntar si España va a perder el tren del desarrollo o lo seguirá… Estamos en esas.

«En España existe una élite que sabe inglés y tiene experiencia internacional»

¿Y por dónde van los tiros?
Vemos que hay componentes que hacen que esta generación sea emprendedora. Por mucho que se diga que son pasivos, que están muy desanimados, que echan la culpa a otras generaciones de la situación económica que han heredado, yo creo que al final se van a mover, y se están moviendo. Van a tener que innovar a la fuerza, y tienen herramientas y capacidades. Todos no, claro, pero eso también pasaba en otras generaciones. Habrá gente que monte empresas y otra que no. El problema es que a veces hablamos de los millennial como si fuera un grupo homogéneo.

El autor del libro ‘Millennial. La generación emprendedora’ ayer en el Club Diario de Ibiza.

¿Y qué dice del potencial del grupo, en general?
El potencial de grupo es importante en España: hay muchas segmentaciones sociales, pero también un grupo de élite que habla inglés, que tiene experiencia internacional, que está bien formado y es capaz de asumir esos retos en el concepto mundial.

Este perfil millennial tiene una madurez más tardía.
Sí, de eso también tenemos mucha culpa las familias. Como la educación se alarga y abandonar el nido familiar también, la juventud se va prolongando. Pero eso es algo muy típico de la sociedad latina. En los países nórdicos la educación se enfoca a que a los 18 años te vayas de casa y te busques la vida, mientras que aquí es un proceso de aprendizaje bastante lento.

Se dice que el millennial lo quiere todo y lo quiere ya. ¿Esta idea es necesariamente negativa, o puede ser fuente de motivación?
‘Lo quiero ya, en este momento y gratis’ genera mucha frustación. Pero, por otro lado, está el ‘ya, en este momento’ y me marco este objetivo.

Los jóvenes viven de otro modo, se comunican de forma diferente, ¿cuáles son sus fórmulas para entrar en el mercado laboral?
Hablando de la comunidad universitaria, que es casi el 65%, saben que las expectativas de trabajo que se crearon son muy complejas de cumplir. Los que estudiaron saben que no van a dedicarse a eso para lo que se prepararon, por lo que tienen una actitud bastante flexible a la hora de acceder a un puesto de trabajo. También saben que el trabajo para toda la vida se ha acabado, que estarán picoteando por varias empresas a lo largo de su vida laboral.

«los jóvenes tienen una actitud más flexible para acceder a un trabajo»

¿Cómo se está produciendo la introducción de los millennials en las empresas?
Hay muchas empresas dirigidas por generaciones más conservadoras, que están teniendo problemas para digitalizar sus negocios. Pero no solo a los jefes, también les pasa a los trabajadores. Nos resistimos a que digitalicen nuestra vida. El proceso de digitalización está presente, de uno u otro modo, en todas las empresas. Empezando por la Universidad. Hay gente que habla incluso de su desaparición, la Universidad está cada vez más cuestionada. El debate de las empresas es, o bien cambiar y adaptarse a este nuevo entorno metiendo a los trabajadores millennials, más jóvenes y con otro tipo de capacidades, en los puestos directivos para afrontar los retos de la digitalización, en positivo o, al revés, la visión de que estos millennials que viven en este mundo feliz tienen que adaptarse a la empresa jerárquica en la que hay jefes, horarios y un control. Ellos dicen: yo trabajo en casa, lo hago cuando me da la gana, estoy siempre en contacto y soluciono los problemas; otros dicen que vengas a la oficina, trabajes ocho horas y hagas lo que te dicen. Ahí está ese debate.

En España, en general, ¿qué está pasando?
En general nos está costando adaptarnos a este mundo de digitalización. Tenemos sectores como el turístico, el primario y el agroalimentario o del automóvil que van muy bien, pero en otros muchos estamos estancados. En España digamos que no somos un país puntero en la globalización y en la adaptación de los procesos productivos, pero tampoco estamos en la cola.

Tan peligroso puede resultar apostarlo todo a la mentalidad millennial, donde te lanzas a la piscina sin pensar en las consecuencias, como a la más conservadora, que también te puede llevar al fracaso.
Sí, la innovación debe ser intergeneracional. El empuje de alguien nuevo, que ve las cosas de otra forma, que cuando piensa en un negocio tiene un punto de vista más internacional porque ha conocido gente extranjera y contactos en otros países… Esto ayuda, pero también está la experiencia, fundamental para crear tejido empresarial.

«En España nos está costando adaptarnos a la digitalización»

¿Cómo se espera que sea la edad adulta de esta generación millennial?
Yo soy optimista. Muchos de estos jóvenes van a aprovechar la tecnología digital para innovar y pilotar ese cambio que casi todos los países necesitan y que la nueva economía exige. Está previsto que desaparezca más del 40% de las profesiones que existen en la actualidad por el avance tecnológico, y aparecerán nuevas profesiones. Esas son las que tienen que acoger las personas de esta generación. Instituciones como la universidad deben ir más rápido, tenemos que ponernos las pilas en este sentido. Incluso las familias, que quieren que sus hijos estudien Derecho, Farmacia, Economía… y todo esto es muy distinto.

¿Cuáles son los sectores que más interesan?
Electrónica, tecnologías de la información, sistemas de información, ingeniería… Y un componente muy fuerte de empatía social: don de gentes, hablar en público, saber relacionarse… Necesitamos gente que tenga capacidad de mando, empatía social, liderazgo… No es tan fácil.

¿Cómo se están adaptando los estudios universitarios a la nueva realidad?
Pues, por ejemplo, en la Universidad Rey Juan Carlos hemos creado un grado de gestión de empresas digitales. Queremos enseñar habilidades para estas nuevas empresas, que no son negocios que piensan en el entorno más próximo sino en competir a nivel global. Yo soy optimista, en clase les digo que, o son ellos quienes pagan las pensiones y afrontan el reto de sacar a España de esta crisis, o no hay nada que hacer. Nosotros podemos ayudar pero somos una generación de salida. Ellos tienen herramientas que otras generaciones no tuvimos; si saben aprovecharlas, harán un país mejor y ellos serán más competitivos. Muchos de los millennials serán capaces de hacerlo. Estoy convencido.

Ya está aquí la generación de los emprendedores

0

La mayoría de los jóvenes entre 17 y 35 años que acudieron ayer a la conferencia ‘Millenials. La generación emprendedora’ hacen honor al subtítulo de la charla. Casi todos tienen claro dos premisas: acabar los estudios y en un futuro montar su propia empresa.

Las frases más escuchadas en la pequeña encuesta realizada en el Club Diario de Ibiza fueron «me gustaría montar mi propia empresa», «en el futuro quiero tener un negocio» o «en unos años me gustaría desarrollar mi proyecto personal».

Importancia de la formación

Algunos piensan en optar por un negocio relacionado con el turismo, otros por el deporte y los hay que ni siquiera saben de qué pero sí que no quieren ser ni empleados ni funcionarios.

Llama la atención la importancia que tiene para los jóvenes la formación, ya que quienes han participado en esta encuesta están estudiando o han terminado sus carreras. Algunos, incluso, tienen previsto continuar con grados superiores o con otras carreras.

Entre los asistentes que rondan los treinta años destacan quienes estudian y trabajan, incluso en algún caso, hay quien ha decidido comenzar a estudiar tras comprobar que era complicado evolucionar en su empresa.

Todos parecen saber qué quieren y dónde quieren llegar.

 

José Javier Márquez, 17 años

ESTUDIANTE DE COMERCIO

«Estudio el segundo grado de Comercio y he acabado el módulo de Modelaje en 3D. Me gustaría montar una empresa de videojuegos con mi hermano que sabe mucho de programación».

Zaira Blázquez, 29 años

INGENIERA QUÍMICA INDUSTRIAL

«Soy autónoma y trabajo como consultora de calidad, medio ambiente y prevención de riesgos laborales. Mi idea es seguir trabajando en lo mismo, asesorar a hoteles e impartir formación».

Juan José Ramón, 28 años

INGENIERO INDUSTRIAL

«Trabajo en una oficina técnica. En unos años quiero seguir haciendo lo mismo pero, si es posible, en
un despacho propio. La parte del trabajo que más me atrae es el cálculo de instalaciones».

Inma Gil, 35 años

INGENIERA AGRÓNOMA

«Actualmente trabajo en una empresa. En unos años me gustaría desarrollar mi proyecto personal que consiste en ayudar a las empresas a incrementar su productividad».

Pablo Galve, 17 años

ESTUDIANTE BACHILLER

«Mi intención es continuar mis estudios en la universidad. Todavía no sé si estudiaré una ingeniería o economía. Me gustaría tener mi propia empresa pero no sé de qué».

Gianfranco Terzzoli, 23 años

ESTUDIANTE Y TRABAJADOR

«Estudio el grado superior de deportes y trabajo en la hostelería. Mi idea es montar una empresa para facilitar a las personas discapacitadas la práctica de distintos deportes».

Jennifer Melero, 21 años

ESTUDIANTE DE COMERCIO

«Estudié peluquería y cuando termine los estudios de comercio me gustaría trabajar el algo relacionado con el marketing, una parte de la empresa que me apasiona».

Rubén Ramos, 33 años

ESTUDIANTE DE COMERCIO

«He trabajado de repartidor y por no tener estudios no podía evolucionar en la empresa. Me gustaría estudiar Marketing o Comercio internacional. También trabajo en un supermercado».

Lorena Fernández, 20 años

ESTUDIANTE

«Estudio Técnico Superior de Actividades Físicas es algo que me encanta porque llevo nadando desde que tenía 3 años. Mi ilusión es trabajar en un club como entrenadora deportiva».

Alba López, 20 años

TÉCNICO SUPERIOR DE ACTIVIDADES FÍSICAS.

«Cuando termine los estudios de Tafad me gustaría ser docente de Educación Física en un instituto. Para ello, primero tengo que aprobar las oposiciones».

Sergio Escriche, 35 años

ADE y TÉCNICO DE ANIMACIÓN AUDIOVISUAL

«He estudiado técnico en animación 3D y Administración y Dirección de Empresas. Ahora trabajo como asesor fiscal en la empresa familiar y me gustaría continuar con ella».

Javier Moral, 34 años

TURISMO Y TRABAJO EN HOSTELERÍA

«Estudio el acceso a grado de Turismo y trabajo en el sector turístico. En el futuro me gustaría tener mi propio negocio de alojamientos alternativos o de viviendas turísticas».

[td_smart_list_end]

Los jóvenes ofrecen una respuesta sobresaliente

0

Había mucha expectación en la presentación del libro de José María Álvarez Monzoncillo, ‘Millennials. La generación emprendedora’ y la respuesta fue sobresaliente.

El asunto interesaba y mucho, la prueba es que el auditorio del Club Diario de Ibiza estaba prácticamente lleno. Toda una proeza si hablamos de jóvenes entre 17 y 35 años en un viernes por la tarde.

Más de un centenar de ‘Millennials’, la gran mayoría estudiantes, parecía que no querían marcharse. Tras las intervenciones de los ponentes, Óscar Cabo, director corporativo de Selección y Evaluación de Palladium Hotel Group; Gabriel Suñer, asesor de Banca Privada en BMN-Sa Nostra; Rosa María Sainz, gerente de proyectos editoriales en el áera de Cultura Digital de la Fundación Telefónica y por supuesto el autor de la publicación, el turno de preguntas se alargó más de lo esperado.

Las preguntas fueron tantas, que tras el evento, durante el cóctel los jóvenes seguian interesados en resolver más dudas con los ponentes. Los asistentes estaban ávidos por saber y lo demostraron en todo momento.

Gabriel Suñer: «El error es la clave en el aprendizaje y no la manifestación del fracaso»

Gabriel Suñer, diplomado en Ciencias Empresariales y Máster en Gestión de Empresas Financieras, es un profesional del Área de Banca Privada de BMN-Sa Nostra. Experto en inversiones y finanzas personales, es un gran conocedor de los mercados de capitales. Ha impartido varias conferencias en la Universitat de les Illes Balears, siempre relacionadas con el Club de Inversión de BMN-Sa Nostra & UIB, el más antiguo de España.

¿Los objetivos del Club de Inversión tienen alguna relación con los millennials?
Directamente quizás no, pero para un emprendedor puede ser fundamental conocer los aspectos operativos del funcionamiento de los mercados organizados de acciones y los mercados de derivados sobre renta variable. Por otra parte, la participación en acciones formativas, como conferencias y seminarios que se organizan paralelos al club, potencian la comprensión y el conocimiento de la realidad de los mercados financieros.

¿El objetivo es que los concursantes puedan iniciarse en la operativa de los mercados financieros y de carteras de valores?
Y seguir la evolución de la información económica y financiera, así como descubrir otras salidas profesionales ligadas a sus estudios. Todo ello mientras participan en un proyecto de equipo, y conocen la operativa de las plazas bursátiles y las salas de tesorería de algunas entidades que operan en los mercados financieros.

El trabajo en equipo ¿es un valor fundamental en las profesiones de futuro?
Nosotros damos mucha importancia al aprendizaje por la experiencia, ya que enlaza con la idea del saber hacer, establecido en las competencias de los títulos de grado. Por ello se fomenta el trabajo en equipo y la toma de decisiones, dos valores de alta importancia en la formación de los profesionales de las finanzas.

¿Se trata de aprender innovando?
Nuestra propuesta de Club de Inversión tras 28 años aún resulta innovadora, porque consiste en ofrecer un aprendizaje activo, que aprovecha la curiosidad natural de los estudiantes, que los lleva a pensar por sí mismos y a preguntarse cuáles son las cuestiones importantes y, después, a encontrar la respuesta. Una metodología donde el error es una pieza clave del proceso de aprendizaje y no la manifestación del fracaso.

¿Quién es millennial?
Diría que una persona joven, creativa y emprendedora. Cada día los creadores de nuevas empresas son más jóvenes. La nueva generación de emprendedores menores de 35 años pone en marcha 7,7 empresas, frente a las 3,5 empresas que ha desarrollado la generación de los baby boomers, los nacidos entre 1946 y 1965. Son jóvenes que crean su empresa a los 30 años, siguiendo la tradición de emprendimiento de la familia, en la mayoría de los casos.

¿Es fácil o difícil liderar generaciones tan distantes como los millennials y los que han nacido en los cincuenta o en los sesenta?
Más que la facilidad o complejidad, el liderazgo también viene condicionado por la experiencia previa del emprendedor, por sus habilidades interpersonales, por el acceso al capital y por su capacidad de trabajo. En general, son las mismas claves para el éxito de cualquier organización. El 75% de los emprendedores millennials esperan que los beneficios de sus negocios aumenten en el próximo año y estiman un margen de beneficio bruto cercano al 35%.

¿Están los jóvenes dispuestos a trabajar en cualquier parte del mundo?
Hoy impera la globalización y para definirla me gusta utilizar una sentencia del filósofo alemán Goethe que decía:
«A los hijos hay que darles raíces y alas». Raíces, para amar la tierra donde han nacido, para amar a la gente que conocen, para amar las maneras de vivir y las formas culturales. Y alas para volar lejos, para aprender en la inmensidad del conocimiento. El aprendizaje, consustancial con la emprendeduría, es el más grande de los placeres humanos y el único que no se acaba nunca.

¿En cualquier puesto?
El lugar importa relativamente. El teletrabajo acota nuevas distancias. El millennial se esfuerza en compartir, explicar, comunicar, ilustrar, sensibilizar y argumentar. Además del negocio, nos enseña que en el trabajo auténticamente creativo hay una visión de belleza y de verdad que se convierte en el objetivo de la vida.

¿Cómo ha cambiado la manera de seleccionar?
Hay sectores que marcan la evolución, tales como la biotecnología, la captación de talento, el deporte, la automoción, los viajes, la música o la moda, entre otros. Por ejemplo, en la última edición del Menorca Millennials participaron siete startups españolas, así como otras 13 procedentes de otros países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Israel, Rusia, India, Sri Lanka, Irlanda, Países Bajos, Finlandia y Alemania.

¿Qué se valora más antes de contratar a un millennial?
Los atributos que se valoran mayoritariamente se basan en el uso de tecnologías innovadoras como la realidad aumentada, la inteligencia artificial, el machine learning o los algoritmos biométricos. También el conocimiento genérico que se desarrolla en los big data. Pero el objetivo suele ser conocer en profundidad al equipo que está detrás de cada compañía o proyecto, evaluar sus habilidades y capacidades y desarrollar una due diligence humana para acelerar las inversiones.

¿Se puede ser emprendedor en una entidad bancaria?
¡Y tanto! En BMN hemos avanzado en un ámbito profesional muy concreto: la gestión del talento. Los más de 4.000 profesionales que conformamos su plantilla trabajamos con el objetivo de favorecer el compromiso con los valores corporativos de profesionalidad, honestidad y proximidad al cliente. Fue de gran relevancia la aprobación por el Consejo de Administración del Plan de Igualdad de BMN, con el convencimiento de que el progreso en materia de igualdad comporta una mejor gestión de los recursos humanos.

¿Cómo será la banca dentro de 10 años?
Será diferente por la aplicación de la tecnología. La digitalización es imparable. Por ello, valoramos la reorganización emprendida por BMN con el objetivo de potenciar el desarrollo de nuevas líneas de negocio, que pone el acento en la innovación y en la búsqueda de productos y soluciones financieras novedosas, acordes con los cambios socioeconómicos que se suceden en la actualidad. Con este propósito, la entidad ha iniciado una transformación de su red de sucursales que persigue una mayor cercanía al cliente. Esta transformación se materializa en la creación de oficinas especializadas y diferenciadas en función de los principales segmentos de clientes de la entidad: Pymes, comercios y particulares. Un nuevo concepto de sucursal en la que la calidad relacional con la clientela

Óscar Cabo: «Las empresas piden a los jóvenes actitud, motivación y flexibilidad»

Óscar Cabo León es el responsable del desarrollo y la implementación de la estrategia de atracción y evaluación del talento tanto para Palladium Hotel Group como para el Grupo de Empresas Matutes. En su formación destacan una Licenciatura en Psicología y un Máster en Recursos Humanos. Su experiencia internacional y en consultoría le aportan una visión global y estratégica del negocio y una gran facilidad para adaptarse y entender las necesidades de los clientes y de los candidatos.

¿Quién es para usted un millennial?
Es aquella generación que nació entre los años 80 y los 2000. Se trata de jóvenes autosuficientes y críticos, que valoran mucho la conciliación de su vida personal con la laboral. Para ellos el trabajo es un medio y no un fin.

La conciliación es algo complicado en el sector de la hostelería. ¿Cómo se gestiona?
Tenemos la responsabilidad de adaptarnos al cambio cultural para permitir conciliar mejor. Somos conscientes de que hay aspectos de nuestro trabajo que no se pueden cambiar, como el horario. En cambio podemos trabajar para que los millennial se sientan cómodos, valorados y que sepan que se tienen en cuenta sus necesidades con el fin de atraerlos y fidelizarlos.

Una de las características de esta generación es que muchos son emprendedores, ¿por vocación o por obligación?
Se han encontrado con unas circunstancias económicas que ha llevado a estos jóvenes a buscar alternativas porque el mercado laboral no les da la oportunidad de incorporarse en una empresa. Otros buscan opciones en el extranjero. Son los nuevos emigrantes.

¿Se puede ser emprendedor en una gran empresa?
Creo que todas las empresas deben escuchar a sus trabajadores y darles un cierto margen de maniobra. Es importante ver la empresa como algo tuyo, en la que puedes innovar, que valora tus opiniones, y puedes poner tu parte en el negocio. En Palladium sabemos escuchar a nuestros colaboradores.

¿Qué destacaría de esta generación a la hora de enfrentarse a la vida laboral?
No toman el trabajo para toda la vida como otras generaciones, saben que es algo temporal, eventual. A pesar de ello, ofrecemos medidas de conciliación familiar y ‘salario emocional’ —beneficios no monetarios— a nuestros colaboradores para promover la retención y fidelización del talento.

Como experto en recursos humanos, ¿qué características debe tener un futuro trabajador de cualquier empresa?
Más allá de los aspectos técnicos, se valora muchísimo la actitud, la motivación y la flexibilidad para adaptarse a la compañía.

Y en Palladium Hotel Group, ¿qué requisitos valoran?
Consideramos que es bueno tener flexibilidad, capacidad de adaptación y la voluntad de desarrollar una carrera profesional allí donde está el negocio. Y hoy, el negocio no es local, es global. Tenemos propiedades en América y Europa.

¿Quién no haya ido a la universidad está perdido?
Valoramos los estudios y los idiomas, pero también intentamos invertir para que los colaboradores estudien, finalicen sus carreras o hagan aquellos cursos que consideren interesantes. De todas formas, la mayoría de los millennials están muy bien formados.

¿Qué le diría a alguien que está acabando la carrera?
Que conociera el mercado laboral antes de incorporarse a una compañía, por ejemplo a través de programas de becas o de prácticas. Que sea proactivo y que tengan mentalidad abierta para empaparse de lo que existe en el mercado allí donde esté la oportunidad. Es importante no llevar unas ideas rígidas sobre lo que se quiere ser de inmediato.

¿Qué ofrece Palladium Hotel Group a un joven?
Aportamos una perspectiva realista. Queremos que conozca perfectamente lo que va a encontrar y lo que se espera de él o de ella. Promovemos el talento joven, por ello estamos generando muchas oportunidades para quienes pertenecen a esta generación. Y puedo decir que estamos encontrando muy buena respuesta en Europa y América.

¿Qué tipo de estudios se requieren?
Los estudios son muy diversos en función de dónde quiera trabajar cada uno. Contamos con 12.000 colaboradores a nivel mundial, con lo que la variedad de puestos de trabajo es enorme. Atendemos a las necesidades del perfil pero no nos encorsetamos en los estudios, salvo puestos que requieran una formación muy concreta. Somos flexibles a la hora de valorar un candidato. También apostamos por fidelizar a nuestro talento a través de programas de desarrollo individual y colectivo en formato presencial o e-learning.

¿Reciben muchas candidaturas de futuros empleados?
Las medidas implantadas en los últimos años hacen sea reconocida como una buena empresa para trabajar a nivel global. Más de 30.000 personas nos envían su currículum cada año de manera espontánea. También crece el número de seguidores que tenemos en las redes sociales especializadas en captación de talento.

¿Cómo se aplica la responsabilidad social corporativa en su grupo?
Se trata de una empresa socialmente responsable y apoyamos el talento en riesgo de exclusión. Somos patronos y facilitadores de empleo de este colectivo a través de la Fundación Integra y colaboramos con varias entidades más. También estamos muy concienciados con el medio ambiente.

En una compañía tan grande, ¿cómo conviven tantas generaciones?
La clave está en escuchar a todas las personas, atendiendo las individualidades de cada generación. Hay gente que lleva más de 20 años con nosotros, que valora por encima de todo el trabajo, el esfuerzo, el compromiso con la empresa y la fidelidad máxima. Los millennials están también comprometidos con la empresa pero valoran otras cosas.

Se trata de una misión complicada, ¿no?
Las posibles diferencias se resuelven fácilmente hablando con cada persona que forma el equipo y haciendo que todos trabajen bien conjuntamente. Los millennials son nativos digitales y pueden, por poner un ejemplo, suplir otras carencias que tienen los colaboradores con más experiencia.


¿Los millennials van a ser los nuevos líderes?
No tengo ninguna duda. Más del 70% de los puestos directivos en 2025 estarán ocupados por millennials. En Palladium nos sentimos orgullosos de tener millennials en el equipo directivo ocupando posiciones de responsabilidad.

«La generación ‘millennial’ sacará a España de la crisis»

Rosa María Sainz Peña, gerente de proyectos editoriales de la Fundación Telefónica.

Rosa María Sainz Peña, gerente de Proyectos Editoriales de la Fundación Telefónica, abrió ayer la charla ‘Millennials. La generación emprendedora’, un evento organizado por Telefónica con el patrocinio de BMN-Sa Nostra y la colaboración de Diario de Ibiza.

Monzoncillo, durante su intervención. Sergio G. Cañizares

El auditorio, compuesto mayoritariamente por público perteneciente a la generación del debate, es decir, nacidos entre 1980 y 1999, siguió con gran interés la intervención de José María Álvarez Monzoncillo, catedrático de Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, invitado a la charla por la Fundación Telefónica y coordinador del informe sobre los Millennials. Dio algunas claves del éxito de una generación «que sacará a España de la crisis y que hay que apoyarlos por ello», subrayó.

Su visión sobre los millennials, después de hacer numerosas encuestas para su informe, es más optimista de lo que podría parecer: «Es un grupo preparado para el cambio y el futuro depende de los millennials», sentenció.

«Tienen una visión global del mundo, motivación para sus proyectos, ‘networking’
y un nivel alto de educación»

Monzoncillo también lanzó el decálogo de la supervivencia del emprendedor millennial: «1-Las ideas por buenas que sean no te harán rico, 2-Tus mejores ideas están muy cerca de ti, 3-Las grandes ideas son simples, 4-Compartir las ideas las hace mejores ideas, 5-Fallar es normal, 6-Las ideas tienen su momento justo 7-No hay que ser el primero, hay que ser el mejor, 8-La clave es ser diferente, 9-Las personas hacen grandes ideas y 10-Emprender es una actitud y, como tal, no acaba nunca».

Entre las fortalezas de los millennialls y que los refuerzan frente a generaciones anteriores, el experto destacó que tienen «una visión global del mundo, motivación para sus proyectos, acceso a recursos, networking, nivel alto educación (con másters y doctorados), mentoring (apoyo para potenciar sus talentos) y apoyo familiar».

El público, la mayor parte muy joven, llenó el auditorio.

Aunque, casi más importante que la formación, «que lo es», para Álvarez Monzoncillo es crucial que esta generación, que maduró con Internet y las herramientas digitales, tenga criterio: «El usuario de Internet tiene que tener competencias para discernir entre la verdad y la mentira en la red, entre lo bueno y lo malo», alertó.

También destacó como clave el fin de la separación entre el ocio y el trabajo, algo que no solo le sucede a los millenials: «Consultamos correos y Whatsapps de trabajo en nuestro tiempo de ocio, y, en el tiempo de trabajo, entramos en redes sociales. Todo se ha mezclado», dijo.

Millenials, la generacion Arantxa Doncel, directora de Ventas de Empresas de Alicante y Balears de Telefónica.

Por su parte Oscar Cabo, director corporativo de Selección y Evaluación de Palladium Hotel Group subrayó que hoy más que nunca debe haber un «enamoramiento» entre empresa y candidato a la hora de reclutar. Más allá del currículum, el reclutador tiene que encontrarse con un candidato (millennial o no) «motivado, sonriente y activo». Pero también admitió que las empresas se tienen que adaptar al nuevo contexto de esta nueva generación.

Desde el público una chica lanzó una sentencia al respecto que fue acogida con aplausos: «Nadie puede plasmar lo que es o de lo que es capaz en un papel [en referencia a la frialdad del CV]» y lamentó que las empresas «están siendo lentas a la hora de adaptarse a la realidad de los millennials» y que el sector educativo «sigue siendo arcaico».

«El ‘millennial’ es un cliente conservador porque ha vivido diez años de crisis financiera»

La charla contó también con la intervención de Gabriel Suñer Soler, del área de Finanzas Personales de BMN Sa Nostra, que apuntó un dato muy sorprendete: «El millennial es un cliente muy conservador porque ha vivido diez años de crisis financiera» y también apuntó que los bancos «tienen que hacer ahora un esfuerzo doble» para llegar a ellos «porque es un cliente que no entra en una entidad financiera».

De izquierda a derecha, Lluís Ballber, Arantxa Doncel, Rosa María Sainz, Joan Serra y José María A. Monzoncillo. Sergio G. Cañizares

El debate contó con la presentación de Jimena L. Ansótegui, directora comercial de Diario de Ibiza, y en la charla también intervino Arantxa Doncel, directora de Ventas de Empresas de Alicante y Balears de Telefónica, que invitó a los presentes a visitar la plataforma Open Future (openfuture.org) e informarse de las becas y ayudas al emprendimiento, ya que todavía no han recibido ningún proyecto desde Ibiza.

Destacados empresarios de diversos sectores económicos en el evento de BusinessDIbiza en el Club Diario.

0

La velada en torno a la economía y las ciudades del futuro reunió a numerosos representantes de la economía y la empresa insular en el foro del BusinessDIbiza organizado por Diario de Ibiza.

PRIMER FORO BUSINESSDIBIZA. «Ser una ciudad inteligente es posible y sale rentable»

Antoni Serra, director territorial de BMN para Balears.

Dar el paso para convertir una ciudad convencional en inteligente «es posible», además de que «sale rentable». Y no hay opción: la que se quede rezagada está perdida. Son algunas de las conclusiones que se pueden extraer del primer foro empresarial BusinessDIbiza que se celebró el pasado martes y en el que Emilio Ontiveros, catedrático de Economía y presidente de Analistas Financieros Internacionales, defendió que una ciudad no tiene más remedio que emprender el camino de la digitalización. En el acto, organizado por la Fundación Telefónica con la colaboración de Diario de Ibiza y el patrocinio del banco BMN Sa Nostra, se presentó el libro ‘Las ciudades del futuro: inteligentes, digitales y sostenibles’, , del que Ontiveros es autor junto a Diego Vizcaíno y Verónica López Sabater.

La revolución industrial más democrática. La actual digitalización ofrece una oportunidad histórica de «inclusión social», aseguró Ontiveros: «Esta revolución tecnológica es la más democrática que ha habido en la historia. Extiende el acceso a las tecnologías a todo el mundo». Las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) son «el fundamento de las ciudades inteligentes», afirmó.

«Los políticos no deben dejarse llevar por la inercia: no es buena compañera de nada»

Rosa María Sanz, del área de cultura digital de Telefónica.
Joan Serra, subdirector de contenidos del grupo Prensa Ibérica, quien fue presentador y moderador durante el primer foro empresarial BusinessDIbiza celebrado el martes en el Club Diario de Ibiza.

No es caro y es rentable. Las ciudades que no se pongan las pilas quedarán rezagadas. Se abrirá una enorme brecha digital entre las que continúen como siempre y las que apuesten por la digitalización, advirtió: «Y no se podrá atribuir a que unas son ricas y otras son pobres, pues la tecnología es barata. El problema es que hay políticos que están a otras cosas». Se podrá dar el caso de «ciudades convencionalmente ricas que sean pobres en TIC». En ese sentido, recomienda a los gobernantes «no dejarse llevar por la inercia, que no es buena compañera de nada». Una smart city no es cara. Su aplicación es más barata de lo que se piensa porque la tecnología es cada vez más económica. Solo hace falta que los políticos al frente de las ciudades impulsen esos proyectos. Uno de los retos, en ese sentido, es la financiación. La inversión, además de no ser muy costosa, es rentable a la larga: «Es posible y no es caro. Lo único necesario es la voluntad política», dijo. Al respecto, Antoni Serra, director territorial de BMN para Balears, abogó por emprender esos pasos, aun cuando «cambiar las cosas nunca sea cómodo».

Más habitables. Con las TIC, las urbes «serán más habitables» y se adaptarán a las exigencias de quienes viven en ellas. La Administración manejará millones de datos que permitirán conocer «las preferencias de los ciudadanos». La «transmisión de opiniones fortalece la democracia», según Ontiveros.

Una de las asistentes al acto formula una pregunta a Emilio Ontiveros sobre la alfabetización digital y los problemas de acceso a internet.

Menos burocracia, más listas. Las ciudades que quieren ser inteligentes se enfrentan a un segundo reto: eliminar la burocracia, cambiar su organización: «No pueden querer ser inteligentes y mantener, al mismo tiempo, los esquemas organizativos de antaño». La burocracia es un obstáculo para el desarrollo.

Se ha de contar además con los ciudadanos «como destinatarios, pero también como mecanismos de realimentación del gobierno». Los habitantes han de ser también inteligentes y tener habilidades digitales: «El esfuerzo por alfabetizarse digitalmente, compensa. Y no es difícil. A veces nos llevamos sorpresas con gente que inicialmente es reacia. Basta un poco de paciencia».

«ninguna discontinuidad tecnológica ha sido destructora de empleo neto»

Al concluir la conferencia, se repartieron entre el público volúmenes del libro ‘Las ciudades del futuro: inteligentes, digitales y sostenibles’, del que son autores Emilio Ontiveros, Diego Vizcaíno y Verónica López Sabater.

Digitalización y empleo. ¿Existe el riesgo de que se destruya empleo? El catedrático de Economía recordó que «ninguna discontinuidad tecnológica ha sido destructora de empleo neto», subrayó. Surgirán otros trabajos. El problema, advierte Emilio Ontiveros, «podría darse con el exceso de robotización, incluso en tareas en las que se precisa pasar por la Universidad».

Pese a que en el sector financiero, el que más invierte en TIC, ya se nota cómo menguan las plantillas, el analista cree que a la larga «el saldo neto de puestos de trabajo no será negativo». También puede suceder como en Japón, donde han comenzado a reducirse las horas obligatorias de trabajo. Ya se verá.

Arantxa Doncel Juárez: «Los empresarios de Balears son innovadores en el desarrollo de sus negocios»

Arantxa Doncel en las instalaciones de Diario de Ibiza. SERGIO G. CAÑIZARES

Arantxa Doncel Juárez es directora de ventas de empresas en Alicante e Illes Balears de Telefónica. En 1999 se incorporó a la compañía como responsable provincial de la red de ventas empresas. Hasta 2004 fue revisora y evaluadora de proyectos de I+D+i en el ámbito de la Comisión Europea.

¿Cómo se está desarrollando la instalación de fibra óptica en las Pitiüses?
Con mucha normalidad gracias al apoyo de las instituciones. Si todo transcurre como está previsto al final de este año el 80% de los hogares de Ibiza y el 75% de Formentera tendrán posibilidad de conectarse con fibra óptica y tener acceso a la plataforma de televisión.

Respecto a otras comunidades, ¿el 80% en fibra óptica qué representa?
Una penetración de cobertura así es muy elevada. Sólo Madrid y Barcelona tienen este nivel. Estamos muy orgullosos de haber conseguido este despliegue y llegar a tantos hogares.

Entonces, ¿Balears está a la última?
En mi opinión sí. Diría que se debe al alto nivel de los empresarios. Siempre les ha gustado ser innovadores e ir por delante en el desarrollo de su negocio. Colaboran con Telefónica y nos ven como el socio ideal para lograr aplicaciones en la nube, servicios de seguridad o para afrontar situaciones complicadas como ciberataques.

¿En qué proyectos está trabajando Telefónica en las Pitiüses?
Uno de nuestros objetivos es que, antes de finales de año, la cobertura 4G esté al cien por cien en las islas. Es un hito porque nos permite dotar a los ciudadanos y turistas de las mejores infraestructuras móviles. Actualmente la cobertura media es del 96% en Ibiza y del 95% en Formentera.

Todo un reto, si se tienen en cuenta las dificultades logísticas.
La condición insular encarece la provisión de materiales y conlleva complicaciones en el mantenimiento. Por esta razón, nuestro despliegue en infraestructuras móviles para las islas ha sido muy potente y en la vanguardia tecnológica, lo que nos ha permitido resolver con rapidez contingencias imprevistas en las infraestructuras fijas muy rápidamente.

Y cuando funciona todo, de repente aparece un ancla donde no debe…
Hemos hecho un gran esfuerzo para que las balizas sean totalmente reconocibles. Cualquier patrón sabe a través de las cartas marítimas dónde están los cables.

Otro asunto en el que está involucrada es en el apoyo a los jóvenes.
Sí, recomiendo a todos los jóvenes presentar proyectos de emprendimiento con una visión social a través del programa Think Big. He sido tutora y es una experiencia muy enriquecedora.

- Publicidad -