Inicio Etiquetas Frutas

Etiqueta: Frutas

Un buen pienso, el mejor alimento para gatos y perros

Alimentar a los animales co­rrectamente es esencial para ve­lar por su salud y bienestar. Por ello es importante conocer cier­tos aspectos biológicos de las mascotas para no equivocarse a la hora de ofrecerles alimentos que no solo no les benefician, sino que pueden causarles da­ños irreparables.

Los gatos tienen un tracto intestinal demasiado corto como para digerir verduras.

Existe un listado de frutas y verduras que perros y gatos no pueden comer.  «A pesar de las bondades de la comida prepara­da en casa, de la que somos de­fensores, hay ciertos ingredien­tes que son buenos para los hu­manos, pero no para los perros y los gatos», explica el veterinario Fernando Ribas, quien advierte de que las necesidades de una y otra especie son diferentes, pero hay alimentos que ninguno de ellos debe ingerir.

Los gatos son carnívoros pu­ros. Su tracto intestinal es dema­siado corto para digerir verduras, que tienen gran cantidad de fibra y son más difíciles de procesar. «La carne necesita menos longi­tud para que sus nutrientes sean absorbidos en el intestino», co­menta Ribas, quien destaca que, si el gato no ingiere la carne sufi­ciente, «a menos que se calcule la dosis exacta de suplementos artificiales», enfermará. ¿Puede un gato comer verduras? «Sí, sí que puede, pero no en exceso — responde Ribas—. Las frutas y verduras no deberían exceder el 10% de la ingesta diaria del gato».

Los perros son omnívoros, comen carne pero también cereales, vegetales y fruta.

Los perros son omnívoros, como los humanos: comen car­ne pero también cereales, vege­tales y fruta. «Hay propietarios que intentan trasladar su estilo de vida a las mascotas, algo que no recomiendo», apunta el vete­rinario, quien explica varios casos de gente vegana que quiere que sus perros lo sean también. «Un perro podría ser vegano, pero habría que suplementar muy bien las vitaminas que apor­ta la carne y, sobre todo, el cal­cio», recomienda Fernando Ribas, quien alerta ante la venta de piensos veganos para gatos: «Un gato nunca puede ser vegano, es una barbaridad».
Al margen de que los mininos y los perros puedan comer za­nahorias, guisantes, y otras verduras, hay una serie de frutas prohibi­das por los efec­tos que tie­nen en sus cuer­pos:

• Uvas y pasas. Las uvas son frutas tóxicas para gatos porque en grandes cantidades, tanto las uvas como las pasas, pueden afectar al riñón del animal, y en pequeñas cantidades causan diarrea.

• Plátanos. El plátano también es una fruta tóxica para gatos y perros: «les causa diarrea, a menos que les des un trocito muy pequeñito», informa Fer­nando Ribas.

• Cítricos: naranjas, limones, pomelos. Los cítricos general­mente también causan diarrea y malestar estomacal a gatos y pe­rros. El veterinario subraya: «Pero esto es menos grave, por­que ellos de modo natural no se sienten atraídos hacia estos ali­mentos, con lo cual el riesgo de accidentes es bajo».

También hay una serie de ver­duras que jamás deben comer los perros y los gatos:
• Cebollas y ajos. «Cuando de­cimos cebolla y ajo, también hay que incluir las hortalizas relacio­nadas como puerros o cebolli­no», anuncia Ribas. La cebolla y el ajo en muy pequeñas dosis de vez en cuando no son dañinos para los gatos y los perros, pero sí son peligrosos en dosis consi­derables o repetitivas. Estas ver­duras contienen tiosulfato, que puede llegar a destruir los glóbu­los rojos de la sangre en gatos y perros, con lo cual pueden cau­sar anemia. Entre ajo y cebolla, es peor la cebolla, porque contie­ne el tóxico en dosis mucho ma­yores que el ajo. «Recomenda­mos que no se incluya ajo ni ce­bolla en las recetas que se prepa­ren, especialmente para los mi­ninos», asevera Ribas.

• Patatas crudas. «He leído en internet y visto algún vídeo en el que se dice que los gatos no deben comer patatas, porque son tóxicas. Eso es falso —lamenta Fernando Ribas—. Y es una pena, porque esos vídeos tienen miles de visitas y la información simplemente es incierta».

Los gatos son carnívoros puros.

La realidad es que las patatas crudas, las hojas y el tallo de las plantas de patata contienen una sustancia llamada solanina. «La solamina es amarga y muy tóxica, tanto para animales como para humanos, incluso en pequeñas dosis. ¿Entoces? La parte buena es que este alcaloide tóxico desaparece cuando hervimos las patatas. Así que las reglas son: no tengas plantas de patata cerca de tus gatos y dales patatas como parte de su dieta si lo deseas, ¡pero siempre patatas hervidas!», indica el veterinario.

• Tomates verdes, hojas y tallos de la planta del tomate. El tomate es pariente de la patata, o sea, miembro de la familia de las solanáceas y, por tanto, también contiene solanina. «Como en el caso anterior, tomates verdes, hojas y tallos de la planta del tomate son alimentos totalmente a evitar para los gatos y los perros», remarca Fernando Ribas, quien añade: «Por suerte, recordemos que la toxina desaparece al hervir. Por eso, se podría dar al gato parte de una lata de sardinas en tomate, por ejemplo, o un poco de pasta con salsa de tomate».

• Aguacates o paltas. El aguacate es fruto del aguacatero o persea americana, familia de las lauráceas. «Por muy bueno que esté, y os aseguro que su textura aceitosa resulta atractiva para los gatos y los perros, no es bueno darles aguacate —destaca Ribas—. Estamos en lo de siempre, no van a morir porque les demos un mini trocito de vez en cuando, pero ingestas grandes o continuadas son nocivas para los gatos a causa de la persina».

Una alimentación inadecuada provoca problemas de salud.

La persina es una sustancia fungicida que produce esta planta para matar hongos y mohos que le perjudicarían, y está presente en sus hojas, fruto y semillas. Así que tiene lógica que la persina sea tóxica. «No se sabe exactamente cuál es la dosis que provoca reacciones adversas, pero sí se sabe que la persina es tóxica para muchas especies de animales: perros, gatos, caballos, ganado y aves por ejemplo —enumera Ribas—. Por precaución, mejor evitar dar aguacate a las mascotas (y mantenerlos fuera de su alcance, porque ellos sí lo intentan comer por su untuosidad y consistencia agradable)».

Frescura y proximidad en el Mercat Nou

Frescura, calidad y proximidad son tres características de los productos que se presentan cada día en el Mercat Nou, el centro neurálgico de las compras en la isla. Decenas de puestos abren sus puertas a primera hora de la mañana para brindar la mejor propuesta de alimentación de toda Ibiza concentrada en un solo lugar. Una gran superficie en la que encontrar frutas, verduras y hortalizas, pescados, carnes, encurtidos y productos típicos ibicencos, entre muchas otras delicias.

Gran variedad de productos de la tierra. RUBÉN E. IBÁÑEZ
Gran variedad de productos de la tierra. RUBÉN E. IBÁÑEZ
Con la Navidad a la vuelta de la esquina, el Mercat Nou se llena de propuestas para servir en la mesa

Garantizar la calidad de lo que comemos es esencial durante todo el año, pero ahora que la Navidad está a la vuelta de la esquina y todos quieren poner exquisiteces en la mesa, el Mercat Nou se vuelve doblemente interesante. Los comerciantes aconsejan adelantarse a las compras navideñas, aunque en el caso de productos frescos no queda otra que esperar al último momento. «Las gambas, las almejas, el mejillón o la merluza son algunas de las estrellas de las compras navideñas», explica Vicente Calbet, de la Asociación de Comerciantes del Mercat Nou.

La pausada vida del mercado permite charlar e intercambiar recetas con comerciantes y clientes

A diferencia de los grandes supermercados, en el mercado el ritmo es más pausado, la atención personalizada y el producto más seleccionado. En sus puestos es posible charlar con los comerciantes, intercambiar recetas y conocer de primera mano el género.

ECOIFEIXES, apuesta por el producto ecológico y local

Ecofeixes, la única cooperativa ecológica de la isla, nació en 2013 de la ilusión de un grupo de payeses y payesas que querían fomentar el desarrollo de la agricultura sostenible en Ibiza. El interés principal de este proyecto es el cultivo y comercialización de productos locales, ecológicos y de calidad. Pero, ¿qué significa que un alimento sea ecológico? «Se cultiva sin pesticidas ni abonos químicos de síntesis ni herbicidas que contaminan la tierra y el agua ya escasa», explican desde Ecofeixes, convencidos también de la importancia de consumir productos de la tierra para fomentar el desarrollo de la agricultura local, mantener el paisaje tradicional y por ser más respetuosos con el entorno.

En la actualidad, 14 socios forman parte de Ecofeixes. En sus parcelas cultivan todo tipo de frutas, cereales, hortalizas de temporada y producen huevos y aceite, que distribuyen a pequeñas tiendas como Bioshop, s’Hortet Verd, L’Ou y a restaurantes como Es Terral y Sa Panxa. Los particulares pueden adquirir estos productos en forma de cestas variadas que se recogen en la cooperativa (sa Blanca Dona, 693 55 99 96) los miércoles.

Ibiza Gran Hotel. Una historia detrás de cada sabor

Una estación de quesos artesanales.
Una estación de quesos artesanales.

Detrás de cada alimento debe haber una historia. Y la hay. En Ibiza Gran Hotel el desayuno es una carta de presentación de cuál es su filosofía en la vertiente gastronómica. Un sinfín de productos artesanales se presentan ante los clientes para permitirles disfrutar del mejor desayuno que hayan degustado jamás. Todo tiene un motivo, y desayunar en Ibiza Gran Hotel es toda una experiencia que no solo se pueden permitir los huéspedes del alojamiento sino también cualquier persona que quiera darse un capricho por 36 euros.

Esmeradas elaboraciones para empezar el día.
Esmeradas elaboraciones para empezar el día.

El amplio salón destinado al desayuno es un escaparate de sabores. La zona de los quesos es una de las preferidas por los clientes. «Trabajamos con los quesos de Rubén Valbuena, el mejor quesero de España, que tiene una visión muy purista», explica Óscar Molina, el jefe de cocina de Ibiza Gran Hotel. Este productor trabaja con pequeños elaboradores de queso de diferentes partes del país, muchas veces perdidos en montañas o lugares recónditos, que consiguen quesos únicos.

Quesos artesanales, embutidos de alta calidad, más de 20 panes diferentes y un sinfín de delicias más

Desayunos con una increíble variedad y calidad.
Desayunos con una increíble variedad y calidad.

Los embutidos son también de una calidad extrema, y recién cortados conservan aún mejor su sabor. En la estación gourmet, que varía cada día, igual hay una persona cortando jamón 5 Jotas al momento, que un profesional cortando salmón, un cocinero elaborando bombones, caramelos, crêpes… Todo un espectáculo culinario que llama la atención de pequeños y mayores.

 

Pastelería de altura

Un ‘showcooking’ con bombones, jamón al corte, crêpes...
Un ‘showcooking’ con bombones, jamón al corte, crêpes…

La pastelería merece una mención especial en los desayunos de este hotel de gran lujo. El desarrollo de prácticamente todos los pasteles que se presentan se ha elaborado conjuntamente con Paco Roig, el pastelero valenciano más renombrado, con el que también han creado algunos de los 20 tipos de pan diferentes que se sirven en Ibiza Gran Hotel. «Nos asociamos con los mejores de cada ámbito para conseguir productos únicos», asegura el jefe de cocina.

Una veintena de panes diferentes a disposición del comensal.
Una veintena de panes diferentes a disposición del comensal.

Trabajar con productores locales permite a Ibiza Gran Hotel  presentar una selección de frutas perfectamente cortadas de un sabor excelente. «Es fruta madurada en el árbol, no en cámara, y esto se nota muchísimo», apunta Óscar Molina señalando el colorido espacio dedicado para las frutas, donde también se pueden encontrar piezas más exóticas.

La miel, también de Ibiza, se sirve directamente en un panal que está al abasto de los comensales. «Nos gusta que haya algo especial detrás de cada alimento», detalla Molina.
Zumos naturales, mermeladas locales de elaboración artesanal, área de huevos elaborados al gusto, cereales, yogures, frutos secos e incluso gominolas completan un universo gastronómico perfecto para comenzar el día. Una tentación al alcance de todos.

Gelato Ibiza. Aprecio por la elaboración artesana

Pasteles de productos frescos. R.E.I.
Pasteles de productos frescos. R.E.I.

Helados, crêpes y pasteles pueden elaborarse con productos 100% naturales logrando resultados excepcionales. Así lo creían los hermanos Alejandro, Marlon y Cristina, por lo que decidieron lanzarse a vivir una aventura que comenzaría bajo el nombre Gelato Ibiza. En un bonito local situado en Vara de Rey, con dos agradables terrazas, este negocio familiar ofrece una forma muy especial de aproximarse a recetas dulces y saladas que despiertan los sentidos.

Pastelería de influencia francesa. R.E.I.
Pastelería de influencia francesa. R.E.I.

La gran vitrina de Gelato Ibiza muestra un sinfín de cremosos helados elaborados con el procedimiento tradicional italiano. «Utilizamos solo la mejor materia prima disponible. Hacemos nuestros productos según lo que encontramos en el mercado», afirma Álex, que recuerda que tanto los helados como los cafés son elaborados íntegramente con leche de Santa Gertrudis.

‘Croissants’ caseros. R.E.I.
‘Croissants’ caseros. R.E.I.

Gelato Ibiza presenta esta temporada una gran variedad de stecco (helados de palo), con 0% de azúcares refinados o industriales añadidos. «Endulzamos de forma natural a partir de frutas», recalca Álex, ante el gran escaparate de tentaciones del establecimiento.

De la pastelería casera de influencia francesa se encarga Amy Forbes, formada en la prestigiosa Escuela Cordon Bleu. Tarta de queso con mango y coco, brownie a los tres chocolates valrhona, o la tarta de mascarpone y frutos rojos son algunas de las que pueden encontrarse en Gelato Ibiza, aunque la selección depende de las frutas de temporada.

Helados cremosos. R.E.I.
Helados cremosos. R.E.I.
Completos desayunos. R.E.I.
Completos desayunos. R.E.I.

Los crêpes dulces y salados son otra preferencia de los clientes, que pueden también degustar una variedad de croissants franceses de mantequilla 100% caseros.

Desde las ocho de la mañana, Gelato Ibiza presenta desayunos con tostadas, bocadillos, yogures y una gran variedad de cafés de alta calidad. También elaboran productos para gente con intolerancias alimentarias.

Un país, cuatro continentes

0

Igual que España no se limita a la paella y la tortilla de patata, Perú va mucho más allá de ceviche y los tiraditos. La gastronomía peruana está conquistando al mundo a base de recetas muy tradicionales que dan pie a elaboraciones más creativas.

Se trata de una de las cocinas más ricas del mundo: en un solo país, hay influencias claras de cuatro continentes dada la llegada de los españoles en el siglo XVI con esclavos procedentes de África, la influencia francesa y las grandes corrientes migratorias de japoneses, chinos-cantoneses e italianos en el siglo XIX.

Ceviche con camote glaseado y ají. ANITA DE AUSTRIA
Ceviche con camote glaseado y ají. ANITA DE AUSTRIA

Óscar Molina, chef de Ibiza Gran Hotel, está completamente embelesado con la gastronomía peruana. «Nos hemos quedado en los ceviches, pero hay mucho más. Cuando empiezas a mostrar a la gente las posibilidades que presenta esta cocina,  se sorprende gratamente». El chef destaca que es una cocina «muy rica tanto en sabores como en diversidad», unas características que refleja a diario en su restaurante La Gaia fusionándolas con los sabores típicos de Japón.

Ceviche elaborado en La Gaia. R.E.I.
Ceviche elaborado en La Gaia. R.E.I.

Acercar toda la gastronomía de un país como Perú, con más de un millón de kilómetros cuadrados y unas peculiaridades geográficas que influyen directamente en los estilos culinarios, sería imposible. Pero sí se está apostando por dar a conocer algunos de sus platos más emblemáticos, en algunas ocasiones intentando respetar al máximo la tradición; en otras fusionándolos con otros sabores del mundo.

Jalea de cangrejo de concha blanda. R.E.I.
Jalea de cangrejo de concha blanda. R.E.I.

El agroturismo Atzaró también ha apostado por este estilo gastronómico caracterizado por el «ritmo, color y sabor», según Omar, el cocinero peruano que desde hace unos meses forma parte del equipo. La chef ejecutiva, Lucía Ferrer, afirma que la idea de la nueva barra peruana de Atzaró no era fusionar, sino «traer el puro estilo 100% peruano, una comida basada en el producto fresco, sabores ácidos y divertidos». Para conseguirlo, el equipo de Atzaró hizo las maletas y viajó a Lima a empaparse de su cultura gastronómica, y así poder «observar y escuchar a sus cocineros y probar sus platos más tradicionales», afirma Lucía Ferrer.

Lucía Ferrer, chef ejecutiva de Atzaró, con Omar, el cocinero peruano. ATZARÓ
Lucía Ferrer, chef ejecutiva de Atzaró, con Omar, el cocinero peruano. ATZARÓ

En el caso de La Gaia, los sabores de Perú están «fusionados con la cocina japonesa y adaptados a los gustos de aquí», según Óscar Molina. De este concepto Japeruvian, como denominan a esta fusión en La Gaia, surgen platos como la adaptación de la pachamanca, que nace en los Andes peruanos con una cocción muy peculiar. «Se hace un agujero en la tierra, se llena con piedras calientes que se cubren con hoja de plátano y diferentes hierbas propias de la zona. Sobre ellas se colocan las carnes y tubérculos. Todo se cubre con hierbas y se tapa con la propia tierra. Tras una cocción de dos horas y media, la carne queda perfecta», explica José Lem, peruano afincado en España desde hace diez años que llegó a Ibiza unos meses atrás para aportar su granito de arena en La Gaia.

Óscar Molina, en primer plano, prepara su versión de la pachamanca. R.E.I.
Óscar Molina, en primer plano, prepara su versión de la pachamanca. R.E.I.

Puesto que sería imposible cavar un agujero en mitad del salón o la cocina del restaurante, Óscar Molina ha realizado una adaptación que «se cocina en la mesa, delante del cliente». En un recipiente cerámico con tapa, se insertan piedras calientes y la hoja de plátano, sobre la que se coloca, en este caso, el pescado y las setas shitake. Se vierte una salsa con esencia de miso, se tapa y se deja cocinar durante dos minutos. ¿El resultado? Sencillamente espectacular.

Anticucho de pulpo. R.E.I.
Anticucho de pulpo. R.E.I.

En Atzaró, la pachamanca sí se  cocina sobre la tierra, aunque reconocen la complicación de este plato tradicional. «Es un plato con tres tipos de carne (cordero, pollo y cerdo) que requiere de una gran variedad de tubérculos».

Otro de los iconos culinarios de Perú es el anticucho. «El anticucho es un marinado muy típico en Perú. En mi país se hace con corazón de ternera; aquí lo elaboramos con pulpo», explica José Lem en la cocina de La Gaia.

Conchas a la parmesana. ANITA DE AUSTRIA
Conchas a la parmesana. ANITA DE AUSTRIA

La chef de Atzaró afirma que encontrar en la isla los ingredientes típicos de Perú (ajíes, hierbas y tubérculos son común denominador en la mayoría de los platos) no es complicado, pero sí es más dificultoso hacerse con determinadas variedades. Y es que hay que tener en cuenta que en Perú «hay más de 3.000 variedades de tubérculos».

«Perú tiene sierra, costa y selva, con lo que la variedad de frutas y vegetales difícilmente la iguala otra cocina en el mundo», recalca Lucía Ferrer.

Causa amarilla de cangrejo y mango con salsa cóctel. ANITA DE AUSTRIA
Causa amarilla de cangrejo y mango con salsa cóctel. ANITA DE AUSTRIA

«Volvemos al origen, a la autenticidad, a la cocina de nuestras familias, a los sabores de la tierrra y el mar —expresa Lucía Ferrer—. Una cocina sana que basa sus elaboraciones en la conservación, con sabores que no dejan indiferente al paladar, con colores que nos abren los ojos. Además de todo esto, la cocina peruana posee un ingrediente clave: la sencillez».

La Terrasse. El lugar ideal para comenzar y terminar el día

La Terrasse es el lugar ideal para comenzar y terminar el día junto al mar.
Abierto desde las 9 hasta las 13:00 horas,  el restaurante ofrece desayunos con huevos preparados de infinidad de maneras, tostadas, bollería o zumos de frutas y verduras.
Entre las 18:00 las 01:00, La Terrasse propone una variada cocina francesa donde no pueden faltar ostras, foie grass con higos, pescados, mariscos o solomillo y, fondant de chocolate, de postre.
La amplia carta de cócteles es otro aliciente para ir este restaurante abierto desde junio.

Grill & Market Cas Costas. Manjares del mar y la tierra a la parrilla

Grill & Market Cas Costas es  ideal para disfrutar de una buena parrillada y comprar productos ecológicos para casa. En el restaurante, los clientes pueden degustar una variedad de cortes de carne elaborados al horno Josper al carbón vegetal, que potencia el sabor de cada pieza. Además de piezas de carne como el lomo alto o el pollo payés, se sirven lubina a la sal a la brasa, pulpo a la parrilla, ensaladas y otros caprichos culinarios. Cas Costas  cuenta con un supermercado donde encontrar artículos delicatessen de alimentación y frutas y verduras ecológicas.

Frutas La Palentina. Un toque especial para cada receta

Zumo natural de granada, ideal para coctelería. R.E.I.
Zumo natural de granada, ideal para coctelería. R.E.I.

La gastronomía está en constante evolución, y con ella avanzan todos los sectores de alimentación, incluido el agrícola. Frutas La Palentina trabaja de la mano de los cocineros para proporcionarles todas las frutas, verduras y hortalizas que necesiten para sus creaciones.

Sorprendentes sabores, texturas y aromas pueden incorporarse al plato gracias a las flores ibicencas de Isabel (Ibiza Púnica) y germinados de Koppert Cress, firma holandesa número uno en el mundo que proporciona sabores concentrados de jenjibre, chocolate, rábano… Frutas La Palentina distribuye también lechugas vivas desde Cantabria o flores naturales que se pueden utilizar como vasos, novedades interesantes.

Aportar estilo y color a la presentación de un plato también puede depender del tipo de verduras que se utilizan. Hoy en día están muy valoradas las miniverduras, pero especialmente las microverduras, que dejan gratamente sorprendido al comensal. Zanahorias, calabacines, berenjenas, nabos o rábanos en miniatura se presentan en Frutas La Palentina, que también importa rúcula, lechuga y escarola de Italia y una variedad de frutas y verduras exóticas de Perú, República Dominicana, Ecuador o Tailandia.
Las frutas y verduras locales ocupan un lugar esencial en la gastronomía, y Frutas La Palentina distribuye una gran variedad.

Tropicana Beach Club. Pasión por el Mediterráneo

Hay muchas formas de disfrutar de Ibiza, pero sin duda una de las más recomendables es dejarse llevar por el ritmo del Mediterráneo en un buen restaurante situado en un entorno incomparable. Se trata de Tropicana Beach Club, un establecimiento con historia que propone cocina mediterránea e internacional con toques ibicencos en la que la materia prima de calidad es su principal bandera. Arroces, pescados, bullit de peix, ensaladas, carnes, pastas y un sinfín de elaboraciones se sirven a la mesa en Tropicana, donde el buen servicio es primordial para todo el equipo.
Desde las nueve y media de la mañana hasta la noche, los clientes pueden disfrutar tanto de su gastronomía como de una excelente coctelería, zumos o frutas naturales, todo perfectamente presentado.

- Publicidad -