Inicio Etiquetas Lío Ibiza

Etiqueta: Lío Ibiza

Lio Ibiza propone delicias salvajes en una noche de ensueño

0

Lío Ibiza propone esta temporada una carta de 37 platos donde no fallan la mítica ostra con caviar y champagne, el atún glaseado o el carpaccio de gamba

La propuesta gastronómica de Lío Ibiza esta temporada entronca, como debe ser, con el espectáculo que se ofrece cada noche en este…

Ir al artículo original

La temporada más atrevida

0

«Si Lío fuese un cuadro sería ‘El jardín de las Delicias’, de El Bosco; si fuese una canción sería ‘Devórame otra vez’ y si fuese una película sería ‘La Grande Bouffe’, de Marco Ferreri». Este concepto es precisamente el que inspira toda la oferta de este año y la sintetiza en un compendio de emociones, licencias y sensaciones, con la diferencia de que, en lugar de a Marcello Mastroianni, uno puede encontrarse a Michael Jordan.

En torno al universo de ‘La Grande Bouffe’ y con el hilo conductor del disfrute sensorial más puro y libre, Lío abrió temporada en mayo con una programación completa y única de baile, música, espectáculo y cocina para abrir boca, enamorar y de la que disfrutar hasta el 8 de octubre.

 

Nuevo protagonista: la cocina

Este año la gastronomía forma parte de la temática y es más protagonista si cabe, pero siempre ha sido parte esencial de Lío. ¿El resultado? Una experiencia sensorial absolutamente sublime y armonizada que hará soñar despierto, durante unos instantes, al espectador y a la vez comensal de Lío.

cada creación gastronómica de lío es una pieza de arte que cuenta una historia y que provoca una emoción

Josetxo Arrieta y Jordi Grau forman el tándem que elaboran una delicia de 27 platos, entre los que se encuentran un pan chino relleno de caviar y queso, un delicado plato de rodaballo salvaje con azafrán y texturas de alcachofa que homenajea al bullit de peix ibicenco o un coco que es todo menos lo que parece. Juntos han sintetizado y fusionado sus propias cocinas «contradictorias» de tradición y vanguardia, respectivamente, para crear la exclusiva carta de Lío.

En torno al universo de ‘La Grande Bouffe’ y con el hilo conductor del disfrute sensorial más puro y libre, esta temporada 2018 Lío enamorará y hará disfrutar hasta su cierre el 8 de octubre.

La sorpresa está servida y la propuesta de estos dos cocineros de altura garantiza un éxtasis de placer gastronómico que permanecerá en el recuerdo de los 550 comensales que cenan cada noche en su sala.

Tal y como confirman los chefs: «Buscamos la locura, el arrebato y los pelos de punta cada noche. Esa emoción que es Lío y que es nuestra cocina».

Lío Ibiza. Una velada alegre y nostálgica

0
Sonrisas en la última noche de Lío Ibiza.

No hay nada comparable a una de las mágicas veladas en Lío Ibiza. Así lo han sentido los miles de clientes que han pasado por el restaurante cabaret más increíble de la isla, en el que la gastronomía, el espectáculo y la diversión son un cóctel perfecto para ir más allá de las típicas noches de ocio en Ibiza.

Esta temporada, Lío Ibiza ha superado todas sus expectativas, y prolongó su temporada hasta el pasado sábado (es la primera vez que el cierre se produce a mediados de octubre). Precisamente esa noche, el establecimiento reunió todos los ingredientes para ser ‘la noche’, una cita en la que los asistentes tenían una mezcla de alegría, por la experiencia que estaban viviendo, y nostalgia, al ver que el verano ibicenco llegaba a su fin.

Una pareja de bailarines sobre el escenario.

En Lío se puede hablar de fiesta, sí, pero también de cultura y espectáculo. Porque, al fin y al cabo, todo el elenco de artistas de Lío Ibiza demuestran, cada noche, el valor de la música , la danza y la interpretación. El atractivo añadido esta temporada ha sido la música en vivo, que ha acompañado los diferentes números. La magia que Joan Gràcia, director artístico del Lío, consigue en todos sus shows quedó resumida el sábado en el gran closing, donde todo el mundo parecía estar disfrutando al máximo.

El equipo de lío empezará pronto a trabajar en el proyecto de 2018. Miles de ideas para volver a sorprender

Momento del ‘show’ de esta temporada.

Numerosos rostros conocidos como Cristiano Ronaldo, Conor McGregor, Lionel Messi, los hermanos Gassol, Michael Jordan y Paris Hilton, así como personalidades destacadas de ámbito nacional como Jesús Vázquez, Nieves Álvarez, Cayetana Guillén Cuervo, Carles Puyol o Vanesa Lorenzo, entre otros, han querido sentirse parte del Lío. Pero muchos residentes deciden también rendirse a los encantos de un local que marca la diferencia.

En la Grand Closing Party 2017, volvió a ser protagonista la gran cena espectáculo seguida de una sesión Club de la mano de cuatro reconocidas figuras de la escena electrónica actual: Magdalena, Sergio Mussa, Victor Nebot y Ángel Miranda. Todos ellos proyectaron la mejor energía, y dejaron un excelente sabor de boca entre los asistentes, que seguro están deseando ya el estreno de la próxima temporada.

Francisco Ferrer sube al escenario durante el ‘show’.

¿Con qué sorprenderá Lío Ibiza en su octavo año de historia? Pronto el equipo empezará a trabajar en el nuevo proyecto de 2018: desde la cocina hasta la música pasando por el espectáculo. Cientos, miles de ideas fluyendo para volver a conseguir dejar boquiabierto al público. Habrá que esperar hasta el mes de mayo para descubrirlo.

Lío Ibiza. Cena solidaria para luchar contra los abusos infantiles

En su afán por cuidar a la sociedad pitiusa, el Grupo Pachá ha prestado varios de sus escenarios durante todo el verano a entidades benéficas de diferentes ámbitos con el fin de recaudar fondos para desarrollar sus actividades. Inauguró la temporada en Lío Ibiza la I Cena Benéfica a favor de la Asociación Contra el Cáncer Elena Torres, a la que asistieron unas 500 personas, y la ha cerrado otra velada solidaria, en esta ocasión para apoyar la labor de la Fundación Conciencia, con una participación similar.

'Show' en Lío Ibiza en la noche benéfica.
‘Show’ en Lío Ibiza en la noche benéfica.

Fue el pasado domingo cuando 450 comensales se sentaron a la mesa para disfrutar de la magia de Lío Ibiza, en un ambiente muy ibicenco. Los menús (había opción de escoger una propuesta gastronómica vegana)despertaron muchos halagos, aunque acapararon solo parte de la atención porque, como suele ocurrir en Lío Ibiza. Y es que los shows son una parte esencial de la experiencia con un elenco de artistsa que despiertan sonrisas durante toda la velada.

Alba Pau recibe el agradecimiento de Marisina Marí, presidenta de la Fundación Conciencia.
Alba Pau recibe el agradecimiento de Marisina Marí, presidenta de la Fundación Conciencia.

Un total de 27.640 euros de recaudación fueron destinados a la Fundación Conciencia, una entidad que nació en 2008 desarrollando proyectos de educación ambiental y que, con el paso de los años, ha extendido su labor también al ámbito social. En la actualidad, el proyecto en el que más se está volcando la fundación es en ayudar a niños que sufren maltrato, explotación, agresiones, violaciones o abusos sexuales, trabajando codo con codo con las familias de los niños, asistentes sociales, investigadores privados y muchos otros profesionales para mejorar la situación de estos menores.

Por otro lado, Fundación Conciencia presta ayuda a particulares y colectivos para mejorar su situación fomentando su independencia. La entidad presentará en los próximos meses nuevos proyectos medioambientales.

Jorge Hidalgo: «Los valores están por encima de la profesión»

Jorge Hidalgo (Jorge Conexión) es un artista polifacético. Cantante, bailarín, compositor, productor y músico son algunas de sus facetas más destacadas, a las que se suma otra gran pasión: la fotografía. Desde muy pequeño comenzó a idear sus propias coreografías. Pero siempre iba más allá: creaba escenarios e incluso escribía en su Olivetti el programa de la actuación, que entregaba a los amigos y familiares que se convertían en su público.

¿Cómo concibe el mundo del arte en general?
Para mí hay un hilo que conecta la música, la danza y el cine (entendido como interpretación, expresión corporal, sonido…), y lo he sentido así desde que era muy pequeño. Siempre tuve mucha intuición para estos ámbitos, y desde muy niño tenía mucho criterio para el cine.

¿Cuándo se empieza a relacionar con el mundo de la danza de forma profesional?
Cuando tenía 16 años me topé con un certamen de danza en Sevilla, donde vivía, en el que se iban a dar becas para una escuela de danza, la conseguí y estuve allí unos tres meses. En seguida empezaron a surgirme oportunidades de trabajo que me motivaron: era mi llegada a un escenario real, más allá de los que había estado imaginando durante mi infancia. Luego me trasladé a Madrid.

Un proceso creativo está detrás del hilo musical de Lío Ibiza.

¿Y qué hizo allí?
Empecé a conocer gente, y me fueron surgiendo diferentes trabajos, entre ellos actuar como bailarín en la gira de UPA Dance, una serie de danza que se llamaba Un Paso Adelante. Fue una casualidad, no tuve que hacer casting. Fui a ver la grabación de la serie y, en uno de los descansos, que eran muy largos, entré en una sala de ensayos e hice algún ejercicio. El director de la gira pasó por allí, preguntó por mí y me contrató. Siempre me han ido surgiendo las cosas de forma muy natural.

¿Qué vino después?
En los años posteriores a la gira con UPA Dance fu trabajando con varios artistas, y siempre componiendo música y haciendo arreglos. Estuve vinculado a una productora, y en 2010 publiqué mi primer álbum, ‘Envidia’. Por aquel tiempo conocí a la que hoy es mi mujer, Sfía Alegría, que es cantante, que un año después fue contratada por Joan Gràcia para cubrir una baja en Lío. Yo estaba entonces en Sevilla, pero vine a visitarla y ese fue mi primer contacto con el local.

¿Qué le pareció?
Sinceramente, no estuve muy atento a lo que ocurría. Solo fui a ver a el lugar en el que trabajaba mi mujer. Al año siguiente me trasladé con ella, que fue contratada de nuevo por Lío, a Eivissa, donde traje mi estudio portátil y continué trabajando en mi segundo álbum. Un día, Joan Gràcia me propuso hacer unos arreglos musicales y la temporada siguiente me convertí en director musical de Lío. La verdad es que me apetecía muchísimo trabajar con gente.

«Siempre he tenido mucha intuición para la música,     la danza
y el cine»

¿Cómo es trabajar con Joan Gràcia, el director artístico del Lío Ibiza?
Desde el principio, Joan me dijo que quería que yo trabajara a mi manera. El trato entre él y yo es muy humano. Nuestras conversaciones van más allá de la profesión, hay mucho respeto y nos entendemos muy bien.

¿Cuáles son sus funciones como director musical?
Soy el productor musical de todo lo que suena durante los espectáculos de Lío. Todas las músicas están creadas desde cero, instrumento por instrumento. Lío tiene unos 40 números al año, y son shows de variedades que abarcan desde la música clásica, el soul, jazz… Un cruce de culturas increíble. Hay unos diez cantantes por temporada, con los que hay que trabajar también. Y este año hemos incorporado la banda de música en vivo, que es otra dificultad añadida.

Jorge y Sfía Alegría tocando juntos en el escenario de Lío Ibiza este año.

En octubre acaba la temporada, ¿cuándo empiezan a trabajar en el concepto del año siguiente?
En diciembre Joan Gràcia ya empieza a darnos información de lo que espera en la siguiente temporada. Me transmite el concepto y empezamos a intercambiar ideas. La música que suena en Lío no es la que conocemos, sino canciones que se reinventan, a los que se dan nuevas sonoridades. Así que voy produciendo la música, haciendo arreglos, grabando los coros… Voy acumulando mucho material. Esto lleva mucho trabajo detrás.

¿La gente valora el trabajo que hay detrás de la producción musical?
Es curioso que, con la cantidad de información que hay actualmente sobre la música, la gente no da valor a lo que hay detrás. Hay mucho tiempo que no se ve, pero que está invertido en que todo salga bien.

¿Ha estudiado música?
Soy autodidacta, tanto en la música como prácticamente en todo lo que hago. No he estudiado solfeo, trabajo mucho por intuición y oído. Es una visión más libre, por decirlo de alguna manera. Los músicos de la banda tienen todos estudios de solfeo, pero eso no nos crea barreras, nos entendemos perfectamente.

¿Qué es lo mejor de trabajar en Lío?
Cada año es un bonito reto, ya que conlleva trabajar un amplio abanico musical y con diferentes artistas. Me llena trabajar con tanta gente. Para mí es primordial el trabajo en equipo, donde el trato humano es esencial. No hay que olvidar nunca que los valores van más allá de la profesión.

- Publicidad -