La caja de pinturas

No te lo pierdas

Cena de altura para celebrar Sant Ciriac

Una cena en el Sky Bar del OD Talamanca es una toda una experiencia por las espectaculares vistas de...

Un menú especial con la música de José Mora

El restaurante Corso ha preparado una velada muy especial para celebrar Sant Ciriac mañana por la noche. En el...

La unión entre la gastronomía y la elegancia

La unión entre la gastronomía y la elegancia Ir al artículo original
Jimena L. Ansótegui
Jimena L. Ansótegui
Periodista. Directora comercial de Diario de Ibiza

¿Quién no ha tenido nunca un día o incluso varios en los que no le apetece ver a nadie? Todos soñamos alguna vez con perdernos y desaparecer del mapa. Hace unos años me parecía impensable sentirme atraída por una idea como esta. Sin embargo, hoy veo que es necesario de vez en cuando tomarse un respiro y desconectar del mundo. Es sano, reconfortante y estoy segura de que ayuda a vivir más.

Al menos, más feliz, más relajado y menos agobiado por el ritmo frenético del 2018. Ibiza y Formentera no están perdidas en el mapa pero son tan chiquititas en el conjunto terrestre que cuando le doy el mapamundi a mi hijo de tres años y le pregunto dónde estamos se agacha todo lo que puede, cierra la boca en forma de «o» y me dice «aquí mamá».

Al principio, cuando le señalaba dónde vivíamos él se negaba a aceptarlo y apuntaba a África o la Península. La idea de habitar en un sitio aparentemente tan «insiginificante» no le gustaba nada. Le expliqué, a mi manera, la suerte que tenía de haber nacido en esta isla chiquitita. Dibujamos las montañas llenas de pinos verdes y el mar repleto de vida.

«sin llegar a perdernos, ni tampoco a encontrarnos en una isla perdida, tenemos un sueño en nuestra casa»

Calamares, pulpos, atunes y roges. Gastamos pintando toda la gama de azules, los turquesas, los verdes y los violetas. Nos subimos a bordo de un barco pirata y atravesamos mares y océanos imaginarios hasta llegar en media hora a una paradisíaca isla no desierta pero casi. El tiempo se detuvo desde el mismo instante en que pisamos suelo firme.

Los niños corrían por las calles a sus anchas detrás de una pelota o de una mosca. Llegamos a un gran faro donde encontramos una cueva subterránea en la que refugiarnos de la lluvia y de los corsarios. Fue inolvidable y, después de una aventura así, Ibiza y Formentera, esos pequeños puntos en el mapa, son para él un tesoro del que se siente orgulloso. Sin llegar a perdernos ni tampoco a encontrarnos en una isla perdida, los que tenemos la suerte de vivir en las Pitiüses tenemos el sueño de cualquier ciudadano de este mundo en la puerta de casa. Darlo a conocer más allá de los meses de calor es una labor costosa. Pero, por si funciona también allí, llevaré a Fitur una caja de pinturas nueva.

Náutica Ereso

Motor y automoción>Náutica Ibiza

Talaia Motor

Motor y automoción>Taller Reparación|Motor y automoción>Venta Vehículos Ibiza>Casas Baratas - Cas Serras - Can Escandell

Baleària

Motor y automoción>Náutica Ibiza

Trasmapi

Motor y automoción>Náutica Ibiza

Punicauto

Motor y automoción>Taller Reparación|Motor y automoción>Venta Vehículos Ibiza>Casas Baratas - Cas Serras - Can Escandell

El Hotel Pacha

Agencias y Hostelería>Hoteles Ibiza>Paseo Marítimo

Mercadona

Comercios y alimentación>Tienda Alimentación Santa Eulària des Riu

Lidl

Comercios y alimentación>Tienda Alimentación Santa Eulària des Riu

Eroski

Comercios y alimentación>Tienda Alimentación Ibiza

O Beach Ibiza

Ocio>Beach Club Sant Antoni de Portmany

Más artículos de este tipo