Ciudadanos votando en las elecciones en la ciudad. Arxiu d’Imatge i So. Consell Insular.

“Ayer, Ibiza y Formentera, como el resto de España, acudieron también a su cita con las urnas. Los ibicencos y formenterenses dieron también su voto sobre la Ley de Reforma Política. Las desempolvadas urnas pitiusas recibieron ayer la opinión –también en cierto modo desempolvada– de los habitantes de nuestras islas. Por muy importante que haya sido el resultado definitivo –que publicamos en primera página– lo más importante es este reencuentro de los pitiusos con las urnas, con sus urnas, con estas urnas que, a partir de hoy, deberán marcar el futuro del país y, naturalmente, de Ibiza y Formentera.
Sean bienvenidas las urbas. Y sea también acertada la opinión de Ibiza y Formentera”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
16 de diciembre de 1976

 

 

Ciudadanos votando en las elecciones en la ciudad. Arxiu d’Imatge i So. Consell Insular.

La Ley para la Reforma Política fue también apoyada de forma masiva por los ibicencos y formenterenses en el referéndum organizado por el Gobierno.
Según los datos publicados por Diario de Ibiza al día siguiente de la votación, el 93,4 por ciento de los votos fueron afirmativos y sólo el 2,52 fue negativos. Hubo un 3,89 por ciento de papeletas en blanco y un 0,1 de sufragios nulos. La abstención alcanzó el 29,4 por ciento. Los resultados siguen la norma del conjunto del Estado, donde la Ley para la Reforma Política ha recibido el respaldo del 94,3 por ciento de los votantes y sólo el 2,5 por ciento ha votado no a los cambios políticos para la llegada de la democracia.
La primera votación democrática tras 40 años de dictadura transcurrió en Ibiza y Formentera con total normalidad, ausencia de incidentes y gran participación.

(Texto reelaborado)
Diario de Ibiza. 1976