Quiosco situado en el paseo de Vara de Rey

Movimiento turístico.– Casi nulo, por no decir nulo, fue el movimiento turístico en nuestra isla durante el año 1938, como también lo había sido durante el año 1937, pero nos place presagiar que dentro del año 1939 nos resarciremos plenamente si este Fomento logra hallar la necesaria entusiasta cooperación en todas aquellas personas que por su buena posición económica o por lo que les pueda beneficiar el movimiento turístico, vienen obligadas a responder al llamamiento que nos permitimos dirigirles por medio de estas líneas. (…)
Los sellos de propaganda.– Hemos de recordar que el 2 de Diciembre de 1933 esta Directiva acordó editar 35.000 sellos con vistas de Ibiza, 5.000 para ser vendidos a Hoteles, Fondas y Restaurants a 1’50 ptas y 30.000 a comercios y particulares a peseta el ciento. Poca aceptación tuvieron y han tenido unos y otros, ya que todavía tenemos una existencia aproximadamente de la mitad, a la cual creemos que conviene estudiar la manera de darles pronta salida (…).
Los molinos de Ibiza.– Aprobado por la Junta General celebrada el día 31 de Enero de 1937, el acuerdo de la Directiva referente a llevar a cabo las gestiones que se consideren necesarias para lograr que no acaben de desaparecer los molinos de viento que todavía existen en Ibiza y restaurar todos o parte de los que han dado nombre y fama al “Puig d’es Mulins”, y que completaban el sin igual panorama que ofrecía nuestra ciudad, las circunstancias han impedido realizar gestión alguna en tal sentido; pero es preciso afrontar su ejecución tan pronto como se normalice la vida de este Fomento, con objeto de que las entidades excursionistas que tienen indicada tal medida vean que no hemos sido sordos a su feliz sugerencia.
El folleto de propaganda.– Como es sabido, en Marzo de 1936 se encargó a la Imprenta Vich de Inca la edición de 60.000 folletos para propagar las bellezas de Ibiza. En Mayo del mismo año nos fueron enviados 6.000 ejemplares que fueron distribuidos por toda Europa y especialmente por España. En Junio nos enviaron 7.000 más de los que se pudieron repartir muy pocos a causa de que en Julio siguiente estalló la guerra (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
31 de mayo de 1939