Un momento del acto de entrega del Castillo, con las primeras autoridades

“En la mañana de ayer, en el patio de armas del Castillo, se celebró el acto histórico de la entrega de éste y de las Murallas a la Ciudad de Ibiza. Efectuó la entrega al alcalde de Ibiza, don Enrique Ramón Fajarnés, el Capitán General de Baleares, Teniente General don Juan Herrera López.

(…) Abrió el acto el Capitán General, que concedió el uso de la palabra al General Jefe de Estado Mayor de la Capitanía General de Baleares, don Antonio Aymat Ibáñez, quien dijo: “Grata ocasión y particular satisfacción la de este acto de entrega, a la en antigüedad primera ciudad del Archipiélago, del conjunto monumental, que no por haber caducado la utilidad guerrera para que fue creado, deja de tener actualidad: la de ser símbolo de lo que durante siglos dio carácter a Ibiza: su impronta de plaza fuerte”.

(…)Seguidamente, el comandante militar de Ibiza y Formentera, don Gabriel Cortés Oliver, pronunció las siguientes palabras: Hoy es un día memorable en la Historia de Ibiza, hoy cumplimentando la orden que acabo de recibir de S.E. el Capitán General de Baleares, voy a proceder a la entrega del Castillo a su ayuntamiento en la digna representación de su alcalde y hoy van a finalizar su misión castrense estos viejos muros que, desde lejanos siglos fueron el último reducto de la defensa de la Villa (…). Mucha responsabilidad va a caer sobre la Corporación Municipal; Ibiza entera va a estar pendiente de vuestras resoluciones, pero yo quiero expresar mi absoluta confianza en que el Ayuntamiento de Ibiza sabrá dar al pueblo ibicenco lo que desea y quiere de su Castillo”.

Seguidamente hizo uso de la palabra el alcalde de Ibiza, don Enrique Ramón Fajarnés, quien se refirió a los momentos de júbilo que estaban viviendo Ibiza y la provincia por esta cesión a la Ciudad de Ibiza por el Ejército del castillo y de las Murallas.

(…) “Garantizo que la ciudad de Ibiza sabrá encontrar a este Castillo el uso digno de acuerdo con su historia. Aquí se han escrito grandes páginas de heroísmo de la Historia de España. Estas piedras han sido regadas generosamente por la sangre del Ejército y por la sangre de los mejores ciudadanos de Ibiza. Cae, pues, una gravísima responsabilidad respecto a su futuro destino sobre la Corporación Municipal. Una responsabilidad que sobrepasa, incluso, las naturales limitaciones. Emplazo pues al pueblo de Ibiza para que nos dé su opinión sobre su futuro destino”.

(…) Finalizados los parlamentos se procedió a la colocación de una corona de laurel ante la placa que perpetúa el glorioso martirio por Dios y por España del Comandante Mestre y de los caídos en el Castillo, mientras la Banda de Música de la Capitanía General de Baleares, dirigida por el Capitán Director don Ramón Ballester, ante un religioso y emocionado silencio, interpretaba el toque de oración (…).

Finalmente, el Capitán General procedió a descubrir la lápida conmemorativa de la entrega y en la que quedan grabadas palabras que siempre merecerán el agradecido y entrañable recuerdo de ibiza y de todos los ibicencos (…). Por último el Capitán General dio los gritos d ritual que fueron contestados con gran emoción por todos los presentes (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
17 de octubre de 1973