El automóvil del presidente del Gobierno fue impulsado hasta un patio interior de un edificio cercano
El automóvil del presidente del Gobierno fue impulsado hasta un patio interior de un edificio cercano

Luis Carrero Blanco, el presidente del Gobierno español, ha sido asesinato el 20 de diciembre por la banda terrorista ETA, que ha infligido un durísimo golpe al régimen de Franco.

Los artífices de este magnicidio, que sacudió la opinión pública tanto nacional como internacional, habían perforado un túnel hasta el centro de la calle Claudio Coello de Madrid, por donde acostumbraba a circular el vehículo oficial del almirante. Los terroristas instalaron bajo el pavimento una poderosa carga explosiva, que hizo saltar el coche al interior de un patio. Además de Carrero Blanco, también murieron el inspector de policía Juan Antonio Bueno Fernández y el chófer José Luis Pérez Mojena.

El presidente del Gobierno en funciones, Torcuato Fernández Miranda, ha dirigido un mensaje al país en el que aseguraba que el orden era absoluto y pedía a los ciudadanos que mantuviesen la calma. Asimismo, se han decretado tres días de luto nacional.

Carrero Blanco fue el brazo derecho de Franco desde prácticamente la finalización de la Guerra Civil. El Caudillo no pudo reprimir las lágrimas en el instante de dar su pésame a la viuda del almirante asesinado por ETA.