“(…) La inauguración de una fábrica de luz eléctrica en un pueblo pequeño, pequeño por su reducido caserío y pequeño por el número de sus habitantes, aunque grande y muy grande por sus ansias de progreso y mejora, es un hecho de trascendencia suma para la isla de Ibiza. (…) El pueblo de San Antonio cuenta desde anoche con alumbrado eléctrico. Los cables cruzan en todos sentidos la pequeña villa dándole apariencia y aspecto de población importante. Las luces eléctricas brillan en todas las casas y en cada esquina. Parece San Antonio, visto de lejos y de cierta altura, desde San Rafael, por ejemplo, un gran trasatlántico luciendo espléndida iluminación anclado en Portus Magnus. Ten, ¡oh pueblo de Sant Antonio!, un poco de paciencia y, firme siempre en tus propósitos de progreso y mejoramiento, verás pagarte con largueza el mañana los sacrificios del presente”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
30 de junio de 1916