La odontología ante el año 2015, que hay de nuevo

No te lo pierdas

Cena de altura para celebrar Sant Ciriac

Una cena en el Sky Bar del OD Talamanca es una toda una experiencia por las espectaculares vistas de...

Un menú especial con la música de José Mora

El restaurante Corso ha preparado una velada muy especial para celebrar Sant Ciriac mañana por la noche. En el...

La unión entre la gastronomía y la elegancia

La unión entre la gastronomía y la elegancia Ir al artículo original

Mariano Mayans
Mariano Mayans

[dropcap type=»1″]L[/dropcap]a búsqueda de la comodidad de los pacientes y la fiabilidad de los tratamientos es la lucha constante de la medicina. En odontología los grandes avances vienen hoy de la mano, en su mayor parte, de los nuevos materiales y de las técnicas informáticas.

La cirugía guiada, que nos permite la colocación de implantes cada vez con más precisión y menor trauma quirúrgico, y por tanto menor molestia postoperatoria para los pacientes, es una técnica de gran ayuda y futuro en el día a día de nuestras consultas.
Es ya también una realidad, aunque todavía debe desarrollarse mucho más para ser fiable y práctico, el nuevo escáner para la toma de impresiones (medidas) en la boca sin las engorrosas pastas que tanto problema nos dan a veces.

En cuanto a nuevos materiales, algunos son ya realidad como el zirconio y las prótesis sin metal. Y otros están en fase de estudio como el grafeno para la fabricación de implantes o el diente de tiburón para los biomateriales de injerto.

Otra aplicación que se está estudiando para el grafeno es un sensor pegado a un diente que, a través de la saliva, podrá detectar con antelación ciertas enfermedades. ¿Ciencia ficción o futuro?
En la Universidad de Columbia están desarrollando un nuevo sistema, mediante el cual, a partir de un cultivo de células madre dentro del maxilar del paciente y un material de andamiaje para darle forma, en nueve semanas podremos tener un diente nuevo, natural y con la forma que hayamos predeterminado. Cuando lo vea me lo creeré.

Y todavía más: investigadores valencianos aseguran haber aislado una nueva bacteria, a la que llaman strectococcus dentisani, que nos protegería de la caries, y están estudiando comercializarla en chicles, enjuagues y yogurts.
La investigación sigue su curso, la mayoría de productos nuevos se quedará en el camino, pero alguno llegará en su día a ser un gran avance para la ciencia. El tiempo lo dirá.

Mientras, los dentistas del día a día continuaremos con nuestro trabajo, atentos, eso siempre, a cualquier novedad que represente realmente una mejora en la atención  a nuestros pacientes. Pero no olvidemos nunca que la mejor tecnología es muy triste si se deshumaniza. Los médicos debemos siempre tener en cuenta que somos personas atendiendo a personas.

Más artículos de este tipo