director Ibiza Bay. Nobu.

A pesar de tener una dilatada carrera profesional como directivo hotelero, el malagueño Alberto Muñoz, director de Nobu Hotel Ibiza Bay, asegura que abrir este hotel ha sido uno de sus mayores retos por las particularidades de la isla. El primer Nobu en España se abrió el año pasado en Ibiza pero la marca está entrando fuerte en el país, pues Muñoz llega de abrir recientemente otro Nobu en Marbella. Tras una amable sonrisa, el directivo emana tranquilidad mientras a su alrededor multitud de trabajadores se afanan para terminar la puesta a punto del hotel cinco estrellas de Talamanca. Todo tiene que estar listo para el día cuatro de mayo, cuando llegan sus primeros huéspedes.

¿Qué espera encontrar un cliente cuando llega a Nobu?
Espera encontrarse a Robert de Niro (ríe). Sí, siempre preguntan cuándo viene. Ahora en serio, Nobu tiene hoteles diferentes. A nivel decoración, materiales e incluso de personal, ya que en Nobu interactúan todos con todos. Se le puede hacer una petición a cualquiera de las personas que pertenecen al hotel sin tener que ir aquí o allí para ser atendido. Es distinto.

¿Vendrá a visitar su nuevo proyecto Robert de Niro?
Esperamos que venga un par de veces este año y que conozca la isla.

¿Cuál es el sello de Nobu?
La calidad gastronómica y de producto. Vas a comer a Londres, a Ibiza y a Marbella y comes lo mismo. La carta es común para todos los restaurantes. Hay platos muy importantes. Es una cocina muy rigurosa en presentación, en calidad. El sake que te bebes es también el mismo aquí que en cualquier otro Nobu.

¿Por qué se le califica como un hotel excelente?

Por tener un gran restaurante como Nobu y a nivel de servicio es un hotel de cinco estrellas. La gastronomía anexa a las propias prestaciones del hotel crean un resort gastronómico y para descansar. Buscamos la excelencia de servicio al cliente. Se hacen las cosas de una manera un poco distinta a como se hacía en los hoteles ya añejos de los años sesenta. Es un hotel muy abierto, muy joven y muy dinámico.

¿La marca Nobu tiene ya sus clientes fieles?
Creo que sí. Al principio lo publicitamos solo como Ibiza Bay y en el momento en que vinculamos a la marca el nombre Nobu, la ocupación creció un 30%.

Esperamos que Robert de Niro venga un par de veces este año y que conozca la isla

¿Cómo se presenta la segunda temporada del hotel?
Bastante bien. El año pasado ya tuvimos un porcentaje de ocupación del 90% a pesar de haber abierto en junio. Este año la ocupación va muy bien. En mayo y junio tenemos los presupuestos hechos. En julio y agosto, si seguimos la tendencia, lo vamos a hacer también.

¿Desde dónde llegan los clientes que eligen este hotel?
El año pasado el principal cliente fue el americano y también el inglés en un porcentaje de ocupación muy similar. Entre ambos hicieron el 70% . Quizás se deba a la fuerte presencia de Nobu en estos mercados. El tercer cliente muy fuerte es el alemán.

¿Cuál es el perfil del cliente?
Nobu trae consigo al cliente joven que busca la actividad de la isla y al familiar que desea descansar y disfrutar de sus instalaciones.

¿Qué podría hacer que la temporada fuera más larga?
Creo que Ibiza está muy condicionada por las líneas aéreas. Es muy difícil que un hotel se mantenga abierto después del 28 de octubre porque es muy difícil llegar a la isla. En Mallorca, sin ir más lejos, hay oferta hotelera a doce meses. Si consiguiéramos una estabilidad con las líneas aéreas, un poco de unión de los hoteleros y el apoyo de la administración tendríamos los ingredientes para poder alargar la temporada al menos un mes. más. De la misma manera la apertura habría que hacerla coincidir con la Semana Santa, marzo, abril que a excepción de este año, suele haber temperaturas muy agradables. Ya estamos hablando de un escenario de diez meses de continuidad.

- Publicidad -