El último informe elaborado por la Fundación Impulsa para la CAEB apunta que el sector de la construcción en Balears, y en Ibiza en concreto, ha entrado en una fase de fuerte recuperación, con ritmos decrecimiento superiores a la media de la economía de las islas.


El informe señala que la construcción recupera progresivamente el ritmo de actividad en un contexto marcado por los cambios tecnológicos, normativos y de demanda del sector.

Obras en un hotel de Cala de Bou.
Obras en un hotel de Cala de Bou.


Según los datos arrojados por este estudio la construcción genera un valor añadido bruto anual de 1.693 millones de euros, «cifra con la que, una vez descontados los servicios inmobiliarios, realiza la cuarta contribución más elevada» de la estructura productiva de Balears (6,2%), tras los servicios de alojamiento y restauración (18,6%), el comercio (11,7%) y los servicios sanitarios (8,3%).


En Ibiza, el buen estado del sector se refleja en datos como el aumento de creación de empresas que se dedican a la construcción, adelantados por Diario de Ibiza el pasado día 16. Por ejemplo, en enero de 2019 había 1.006 empresas de este sector dadas de alta, una cifra récord que superaba anterior del primer trimestre del año 2008, cuando se llegó a las 997, según los datos publicados esta semana por el Instituto Balear de Estadística (Ibestat).

Ese dato positivo se nota también en las contrataciones, ya que prácticamente uno de cada cuatro contratos firmados en enero (el 37,4%) estaban relacionados con este sector: 1.798 de los 4.807 registrados.


El informe de la Fundación Impulsa también detecta el incremento de la actividad en los municipios más cercanos en los núcleos urbanos y sitúa Sant Josep de sa Talaia con un aumento del 68,9% del empleo asociado a la construcción en los últimos cuatro años.


El tipo de obra que ha reactivado este sector en Balears ha sido fundamentalmente la inversión en obra residencial, que se ha incrementado de manera evidente en los últimos años alentada, principalmente, por la progresiva recuperación de la demanda inmobiliaria de los hogares y el marcado aumento de la compra de viviendas por parte de extranjeros.

- Publicidad -