Inicio Etiquetas Ibicenca

Etiqueta: Ibicenca

RESTAURANTE ES CALIU, Un paraíso gastronómico en pleno campo ibicenco

Tanto si hace buen tiempo como si no, Es Caliu es un restaurante ideal para todo el año. En una casa ibicenca presidida por un molino, dispone de salones interiores con chimenea para dar un aire más acogedor. Si el sol acompaña, qué mejor que aprovechar en sus grandes jardines decorados con estilo: sillas y mesas de madera rústica pintadas de colores se sitúan bajo los naranjos, ofreciendo una forma única de disfrutar de la gastronomía.

Precisamente la cocina es la reina en Es Caliu, donde los comensales pueden degustar ricas carnes y verduras a la brasa. Con el chuletón de buey, el lomo alto black angus o las chuletas de cordero como estrellas, la carta esconde multitud de secretos que merecen la pena descubrir. Los vegetarianos tienen también opciones en su propuesta gastronómica: platos elaborados con verduras ecológicas cuya calidad se aprecia en cada bocado.

Es Caliu tiene muy en cuenta a las familias, y los fines de semana tiene instalado un castillo hinchable para garantizar la diversión de los niños, además de un gran espacio para que jueguen a sus anchas.

HOTEL RURAL CAN CURREU / RESTAURANTE ESTEL, dos escenarios, un mismo concepto

Dejarse llevar por los encantos de una gastronomía de mercado, fresca y con toques creativos es posible tanto en el corazón de la isla como en la costa gracias a Can Curreu y Estel, dos escenarios diferentes basados en un mismo concepto. Calidad, tradición e innovación se funden en cada plato, ofreciendo al comensal una experiencia en la que intervienen los cinco sentidos.

Una cuidada decoración en el interior de Estel.
Una cuidada decoración en el interior de Estel.
En pleno corazón de Ibiza, Can Curreu es un lugar especial para disfrutar de una gastronomía de altura

El restaurante del Hotel Can Curreu es ya todo un icono gastronómico en Ibiza. Situado en plena naturaleza, en la carretera de Sant Carles, es un espacio muy especial para sentarse a la mesa con vistas de impacto. Además de la carta habitual, el chef presenta un menú degustación que consta de aperitivo, entrante, sorbete, plato principal (carne o pescado) y postre, pero también otro aún más especial que incluye dos platos principales. Un viaje gastronómico imprescindible para todo amante de la buena cocina.

El restaurante Estel, en el paseo marítimo de Santa Eulària, es la versión marinera del hotel rural

Estel es la versión marinera de Can Curreu. Situado en el paseo marítimo de Santa Eulària, sirve un menú degustación para conocer lo mejor de su propuesta culinaria, y cada día presenta un plato basado en la gastronomía tradicional ibicenca. Ambos establecimientos están preparando ya sus menús especiales para estas fiestas, que celebrarán con sus clientes de la forma más especial.

Para el frío, la cuchara

­Son las fiestas de Santa Gertrudis. El día grande. Hace viento y el ambiente es desapacible. Tanto, que todo el mundo busca el refugio de la iglesia aunque falta aún tiempo para que empiece la misa. En ese momento, Lali, que aguarda en el porche junto a uno de sus nietos, se alegra de haber preparado unos col amb ossos para el día de fiesta. Es uno de los platos favoritos de su marido, Joan, y aunque ella pensaba esperar aún unas semanas para empezar con los platos de cuchara, ha decidido darle el gusto. Ahora se alegra. Algo calentito les vendrá bien después de la mañana de celebración al aire libre. «La cuchara calienta el estómago y el corazón», afirma, convencida, Lali, que asegura, seria, que nada hay mejor para la pena, para «calmarla y no dejar que se lleve las fuerzas», que un buen caldo de gallina.

La ‘borrida de rajada’. SERGIO G. CAÑIZARES
La ‘borrida de rajada’. SERGIO G. CAÑIZARES
El arroz de pescador y el de matanzas son, seguramente, los platos de cuchara más populares

En la gastronomía pitiusa abundan los platos de cuchara. Esos que fuera de las casas a veces es complicado encontrar: como la olla fresca (con habas secas, judías blancas y tiernas, patatas…) o la olla podrida (tocino, sobrassada, butifarra, cerdo, judías tiernas…). Mucho más populares e imprescindibles en los menús de invierno son las legumbres, que antiguamente servían de comida durante varios días seguidos. Es el caso de las lentejas, a las que en las Pitiüses, al sofrito inicial se añadía un buen trozo de botifarró. Lo mismo se hacía con los garbanzos.

Tradicionalmente, a las legumbres como lentejas y garbanzos se añadía un trozo de ‘botifarró’

Aunque los reyes, sin duda, del ‘cuchareo’ pitiuso son los arroces. El arroz de pescador (a la marinera) y el de matanzas. Ambos tremendamente gustosos, sabrosos, intensos y capaces de calentar el día más frío. Ambos siempre presentes en las cartas de la mayoría de restaurantes de comida típica. Ambos imprescindibles. Mucho menos conocido y mucho más difícil de degustar fuera de casa es el arrós amb xulla i pinya de col, una receta sencilla para la que únicamente hay que sofreír la carne (panceta y costillas de cerdo), añadirle tomate, coliflor, pimiento rojo y ajo troceados y, una vez rehogado, cocer con abundante agua hasta que la coliflor esté tierna, momento en que se añade el arroz.

Un plato de garbanzos. SERGIO G. CAÑIZARES
Un plato de garbanzos. SERGIO G. CAÑIZARES

La lista de platos que, según la teoría de Lali, garantizan un invierno calentito para el estómago y el alma es casi interminable: el bullit pilotes i mandonguilles, la sopa i bullit (la versión ibicenca del cocido), el guiso de pollo, el estofado de ternera, el guiso de caracoles, la borrida de rajada, el guiso de langosta, la langosta a la marinera, el guisat d’ous o las diferentes variedades de las llamadas sopes. No sólo se trata de caldo con algún aderezo, sino que aquí, tradicionalmente, era costumbre añadir trozos de pan. Éstos se empapaban, absorbían todo el sabor y, revueltos con el caldo, aliviaban el frío y el hambre.

GUILLEMIS GASTROBAR, de la tradición ibicenca a la creatividad internacional

Guillemis Gastrobar es un lugar diferente para degustar una gastronomía única. En el puerto de Ibiza, los comensales pueden realizar un viaje sensorial a través de una cocina que parte de las tradiciones culinarias más arraigadas y las funde con ingredientes atípicos, logrando resultados sorprendentes. Este invierno, además, Guillemis Gastrobar presenta a mediodía platos típicos ibicencos y pescados al horno.

Con una oferta también basada en el Mediterráneo y la tradición, Es Jardins de Fruitera es otra garantía de éxito no solo en comidas o cenas sino también en la celebración de bodas y eventos con mucho estilo

OLEOTECA SES ESCOLES, un rincón muy especial para despertar los sentidos

Ses Escoles, la primera oleoteca de la isla, es un rincón de esencia ibicenca donde una cálida atmósfera acompaña al comensal. Aquí se respira el auténtico ambiente ibicenco, y se pueden degustar suculentas carnes a la parrilla, cocas tradicionales o tablas de embutidos de gran calidad. Abierto todo el año, este establecimiento permite, además, conocer los secretos de la elaboración del aceite en la isla, y marida todos sus platos con el aceite de oliva virgen extra Can Miquel Guasch.

Ses Escoles se ha convertido en un lugar imprescindible para cenas de empresa, y el punto de encuentro de familias durante las fiestas navideñas. Abierto todos los días excepto el 25 de diciembre.

Peces del mar próximo

0

La rica fauna marina que rodea las Illes Pitiüses es cada vez más valorada por los propios habitantes de las islas, residentes y visitantes por su frescura, inigualable sabor y salinidad. Entre ellos figuran la sirvia, el dentón, el mero, el gallo, el atún, la dorada, el pargo, la rotja, los raors en época de captura, el calamar, la langosta, el bogavante y la denominada cigala real.

Son invertebrados y crustáceos de rico sabor e inigualable textura alabados por los grandes chefs, prestigiosos gastrónomos, gourmets internacionales, príncipes y millonarios de todos los rincones del mundo que visitan las islas últimamente. En este aspecto merece una mención especial la cigala real, también conocida como cigarra o zapatilla que abundaba hace un siglo en las costas de Ibiza y especialmente en Formentera. Hoy en día escasea y se ha convertido en un manjar muy exclusivo. Este exquisito crustáceo de la familia de los escilariados de dura corteza es complicado de encontrar en los mercados por su difícil captura y precio, aunque es muy solicitado por los amantes del marisco. Se prepara a la plancha o en caldereta.

En el gráfico se pueden apreciar las formas y colores de los pescados más comunes en la aguas de Ibiza y Formentera, aunque su situación en este montaje fotográfico no se corresponde exactamente a su posible lugar de captura.

El pescado de las isla está  muy valorado por su tamaño, frescura, variedad y exquisito sabor natural

 

 

Los más vendidos de esta docena de peces y crustáceos son la rotja, el gallo de San Pedro, el dentón, el pargo, los salmonetes y el calamar. El alto precio de las gambas, especialmente la gamba fresca ibicenca, no la sitúa entre los más solicitados por el público local, según pescaderías y cofradías

Existe una lista de los llamados ‘pescados de temporada’ que coloca a lo largo del año los invertebrados de le época. Los de noviembre y diciembre son el besugo, congrio, fletán, liba, mero, palometa, pez espada (emperador), salmonete y tiburón, aunque en las fechas navideñas aumenta la demanda de los clásicos de gran sabor como el dentón, mero, besugo, pargo y gallo, cuyas distinas elaboraciones en el horno son muy frecuentes en la cenas familiares y de empresas cercanas a la Navidad.

El pescado de las islas en general está muy valorado, no solo por tu tamaño o variedad. El gató, el gerret, los salmonetes, la rajada, el moll y los llucets son también muy buscados en mercados y pescaderías. Entre las variedades locales, para hacer guisos y sopas destacan la morralla, el gerret, la rotja, la rascasa y el gallo.

La forma de cocinar tradicionalmente los sabrosos pescados de la costa pitiusa ha elevado la cocina ibicenca a un nivel de gran calidad, muy valorado, reconocido y respetado por ibicencos y residentes. Todos los platos y creaciones tienen como base la larga tradición marinera de estas islas y son una verdadera exquisitez.

El gató, el gerret, la rajada, la rascasa o la rotja son utilizados para sopas y caldos tradicionales

Las calderetas, los bullits y el guisat de peix, la salmorra y otras formas de elaborar los ricos peces y crustáceos de la plataforma marina pitiusa son alabados, especialmente en la última década, por los expertos gastronómicos que visitan la isla. El prestigioso chef vasco Juan Mari Arzak acuñó la frase: «Como la langosta de Formentera no hay nada igual en el mundo», y otros como los televisivos hermanos Torres, la chef valenciana Susi Díaz, Paco Roncero y los hermanos Adrià se deshacen en elogios de la calidad del pescado local.

Entre las exquisiteces que nos brinda el mar pitiuso hay que destacar las espardenyes, los raors y las gambas ibicencas, auténticos manjares para el paladar cuando la temporada de captura el precio lo permita.

Los pescadores pitiusos descubrieron la forma de mantener el pescado mucho tiempo sin que pierda su sabor dejándolo secar al sol en sus barcos o embarcaderos. Así inventó el peix sec, elaborado de forma curiosa y aderezado con especies. El peix sec, muy de moda en la cartas de los restaurantes locales últimamente, se usa para elaborar ensaladas (amanida de Formentera) con pan un poco tostado previamente, pan duro, pescado seco, tomate, patata y cebolla.

2016 deja un buen vino

En esta época del año las bodegas pitiusas se encuentran en pleno proceso de clarificación y estabilización de los vinos. Aquellos productores que trabajan con vinos blancos y rosados que se comercializarán a principios del año que viene ya están a la espera del embotellamiento, mientras que los tintos precisarán de una etapa necesaria de envejecimiento y crianza.

El año 2016 no ha sido un año fácil para los viñedos y algunas bodegas lo van a notar en la cantidad de producción, aunque no así en la calidad del producto . La escasez de lluvias se ha cebado con la vid ibicenca durante todo el año y eso ha acabado pasando factura. «No es solo la sequía, que ha sido bastante porque prácticamente no ha llovido en todo el año, sino que también nos hemos encontrado con otros problemas, como el mosquito verde y el hongo oidio», asegura Joan Riera, propietario de Can Rich.

La cosecha de este año ha sido más escasa. SERGIO G. CAÑIZARES
La cosecha de este año ha sido más escasa. SERGIO G. CAÑIZARES
La sequía se ha agudizado este año en el campo pitiuso y ha afectado al nivel de producción, no a la calidad

Esta bodega, ubicada en Buscastell, ha sido una de las que más ha sufrido la plaga del mosquito verde, un insecto que por primera vez ha sido detectado en Eivissa y que es muy difícil de combatir cuando te dedicas a la producción ecológica, como es el caso de Can Rich. «Con un insecticida es más sencillo controlarlo, pero nuestra producción es ecológica y los tratamientos que se aplican para combatir este mosquito no son tan efectivos», apunta Riera.

Terramoll, bodega referente en las Pitiüses. DIARIO DE IBIZA
Terramoll, bodega referente en las Pitiüses. DIARIO DE IBIZA

Esta plaga ha motivado que la producción de este año en la bodega de Buscastell haya caído «prácticamente un 30% con respecto a la del año pasado». Aun así, Riera asegura que la calidad de esta añada será buena y que su bodega seguirá ofreciendo los vinos blancos, tintos y espumosos ecológicos que tantos reconocimientos han merecido en los últimos años.

La plaga del mosquito verde es más difícil de combatir para las productores ecológicos

De similar opinión es Javier Escandell, de Enotecum, quien considera que la calidad de los vinos ibicencos ha ido en aumento y que la cosecha de este año será parecida a la de 2015. «Aunque en los primeros años que se empezaron a comercializar no se acertó con las variedades de uva, ahora se apuesta más por la uva más autóctona como la garnacha, malvasía o monastrell», asegura ,y considera que en los últimos diez años se ha hecho «un gran trabajo». Tanto, que ahora ya sea el vino como la gastronomía de Ibiza se han convertido también en atractivos turísticos. «Al turista le gusta probar las cosas de la isla», comenta.

En referencia a la sequía, Escandell lamenta que en Ibiza no se pueda cultivar en altura, como están haciendo en otras zonas o en otros países, como Francia, donde ya hay viñedos a mil metros de altitud.

El equilibrio de la luz

0

Las tendencias en diseño de interiores y decoración cambian con los tiempos y los lugares donde se edifica o se reforma una casa o vivienda. El orden ya no es una prioridad, se impone el estilo transversal, los ambientes complejos que no lo parecen. La simplicidad, calidez y lo artesano sumado a lo práctico marcan la tendencia de interiores más cálidos, acogedores y eclécticos. Menos orden y control.

Eivissa es un cromosoma de diversos estilos arquitectónicos por su diversidad, internacionalidad y la estructura mediterránea de vida en la que conviven mansiones de estilo moderno o minimalista con casas ibicencas tradicionales, nuevas o restauradas.

Esta dualidad arquitectónica que camina en paralelo con el interiorismo otorga a las casas de Ibiza un sentido especial, particularmente en el diseño interior donde se refleja la personalidad del propietario, sus gustos, preferencias y hasta su nacionalidad.

Se impone la diversidad de estilos en la concepción decorativa de los espacios de las nuevas casas

El atractivo de la ‘marca Ibiza’ ha actuado como ‘efecto llamada’ en la última década para la construcción de increíbles mansiones, lujosas viviendas y casas de estilo tradicional ibicenco modernas o adaptadas a las necesidades y gustos del morador.

El minimalismo ha pasado de actualidad aunque sigue vigente en muchas construcciones de residentes y extranjeros. La casa tradicional ibicenca mantiene su protagonismo, aumentado por la evolución en el concepto cúbico de la estructura de la casa payesa y su evolución hacia espacios interdependientes que crean ambientes diferentes e intercomunicados de estilo mediterráneo.

De la mano del prestigioso fotógrafo Conrad White, el diseñador de espacios Rolf Blakstad y la diseñadora de interiores catalana Malales Martínez Canut, presentamos un recorrido por las tendencias actuales en la decoración y el interiorismo de viviendas de diferentes estilos que se construyen actualmente en la isla más famosa del mundo.

La diversidad y la mezcla de estilos se imponen en estos momentos en la concepción decorativa de los espacios. No hay un estilo concreto, rígido, ni definido, sino una amalgama de elementos decorativos singulares que conforman ambientes cálidos y luminosos que buscan el espacio y el confort.

La mezcla de elementos decorativos permite combinar la fotografía con muebles de todo tipo

La mezcla de elementos decorativos es amplia, desde piezas clásicas y contemporáneas, un gran cuadro o fotografía a pequeños retratos; sofás modernos en colores suaves con mesas bajas antiguas con candelabros y velas de madera; sombreros de diferentes formas y colores colgados de forma irregular en la pared, modernas chimeneas, suelos de madera o cemento y techos de sabinas.

La luz y la búsqueda de la comunicación con las terrazas o los espacios exteriores con grandes ventanas o puertas tradicionales y de cristal son elementos que marcan poderosamente el diseño interior de las nuevas viviendas rurales sobre todo.

La fotografía en sus múltiples estilos y tamaños se ha convertido en un elemento clave para la decoración junto a las lámparas que juegan el doble papel decorativo y de cuidada iluminación ambiental nocturna.
Curiosamente han desaparecido las plantas.

Conrad White: «Lo importante en la fotografía es leer la luz»

Conrad WhiteEl fotógrafo holandés afincado en la isla prepara un nuevo libro sobre las casas y mansiones de Ibiza tras el éxito internacional cosechado por su último trabajo ‘Blakstad Houses’ del que se han vendido más de 5.000 copias en todo el mundo: «Este libro significa mucho para mí, creo que es uno de los mejores trabajos fotográficos de casas de Ibiza, quizá porque he podido dirigir todo el proceso editorial y hacerlo como realmente me gustaba».

El volumen representa la arquitectura ibicenca del arquitecto Rolph Blakstad y su evolución contemporánea con el trabajo de sus hijos: «Su obra está muy cerca de la arquitectura tradicional ibicenca y sus formas y el libro ha potenciado en buena parte su valor: «Su padre hacía casas para gente mayor pero ahora hay una nueva generación de jóvenes que prefieren otro estilo, más moderno y contemporáneo basado en la arquitectura local». Este nuevo concepto valora, según Conrad, «la importancia de ver una nueva dimensión de las casas con la misma estructura cúbica. Las personas hacen las casas y les dan su personalidad». A la hora de fotografiar White busca elementos como «el equilibrio y los puntos de luz como referencia; la composición de la foto tiene que reflejar el ambiente de la casa sin deformar la realidad. En una foto tiene que ocurrir algo que llame la atención del espectador y que deje volar su fantasía para investigar o descubrir cosas nuevas en una segunda mirada. Hay que leer la luz como se escucha la música. La luz es básica, determina dónde si sitúa una ventana o una terraza o detalles que marcan el estilo de la arquitectura».

The Ibiza Wedding Planner | Últimas tendencias para celebraciones inolvidables

The Ibiza Wedding Planner ha nacido para ofrecer un concepto diferente a la hora de planificar una boda. Las crean a medida, siempre de la mano de los novios, garantizando celebraciones con mucho estilo, buenos acabados en la decoración y siguiendo las últimas tendencias en cada detalle. «No es lo que ofrecemos, es cómo lo ofrecemos», expresa Marina Amorós, fundadora y directora de una empresa joven, cargada de ilusión, que quiere convertir en inolvidable el día de la boda de sus clientes.

Planificación, decoración y coordinación el día del evento son los tres pilares de The Ibiza Wedding Planner, cuyo principal objetivo es dejar a los novios disfrutar de su día, evitándoles el estrés de tener que estar al frente de todo.

«Tengo experiencia en la organización de eventos, por lo que conozco bien a los proveedores», explica Marina, quien, además, es ibicenca y conoce a la perfección los emplazamientos y la dinámica de la isla. La mayor parte de su clientela está formada por residentes en Eivissa que «no quieren complicarse» y desean que todo salga perfecto el día de su boda.

Marta Díaz | «Queremos internacionalizar la moda Adlib»

Consellera de Interior, Comercio, Industria y Relaciones Institucionales. Fiel consumidora de moda Adlib y comprometida con el desarrollo de la industria ibicenca, Marta Díaz quiere llevar este particular estilo a todo el mundo. El éxito que han cosechado los diseñadores Adlib en diferentes ferias y pasarelas reaviva la ilusión por profesionalizar el sector, para lo que el Consell de Eivissa está desarrollando cursos de corte y confección y de artesanías. «Adlib triunfa allá donde va», expresa, orgullosa, la consellera.

—Hablamos de bodas y con ellas de Moda Adlib. ¿Cómo se está potenciando la línea nupcial en el sector?
—Nosotros seguimos trabajando para consolidar la marca en general, y las bodas tienen mucho que ver con Adlib porque numerosos diseñadores destinan sus colecciones a las bodas. Potenciando la moda garantizamos así la industria, que es nuestro objetivo final.

—¿Qué acciones locales se están desarrollando?
—Podemos ligar la moda con los cursos de corte y confección que han empezado en la Escola d’Arts. Lanzamos dos cursos de 10 plazas cada uno y se han presentado 150 personas. De momento vamos a hacer cuatro, pero intentaremos responder a toda la oferta poco a poco.

—¿Qué hay de los cursos de artesanía?
—En la artesanía ha pasado algo parecido, hemos proyectado cursos para los que también hemos tenido que ampliar horarios. Este sector también va ligado a bodas ya que hay novios que visten Adlib y quieren llevar la típica espardenya ibicenca.

—¿Por qué se pusieron en marcha estos cursos?
—Los diseñadores nos dijeron que necesitaban cosedores, y los pusimos en marcha. Todo esto se acaba reflejando en la industria, en la creación de empleo. Queremos que haya más cosedores para que los diseñadores puedan contratarlos. Es muy importante para nosotros profesionalizar el sector, y tenemos varios proyectos para conseguirlo.

—Están trabajando para internacionalizar la marca Adlib, ¿cuáles son las acciones de promoción?
—Hemos participado en muchas ferias de bodas y de moda, como el Salón 1001 Bodas o la Pasarela Costura España, con Charo Ruiz y Tony Bonet, que fue un éxito total. Tuvimos mucha repercusión nacional e internacional. Tanto que cuando estuve recientemente en la Fashion Week de Madrid me preguntaron qué había pasado este año, que solo se hablaba de Adlib y no de otras marcas.

—También han estado en París.
—Sí, cuando llegamos pregunté a los diseñadores en qué feria internacional querían participar. Me dijeron que en la de París, y allí fuimos. Sacamos por primera vez la artesanía ibicenca con tres artesanas que hacían espardenyes y capells de flor. Imagínate si fue exitoso que ya el primer día todo el mundo venía al estand a ver lo que hacían. La directora de la feria, con la que ya había hablado por la mañana, volvió por la tarde, me agradeció nuestra participación y me dijo: ‘sois el alma de la feria’.

—¿Se ven los resultados de las ferias en las ventas?
—Sí, los diseñadores vendieron mucho, estaban contentos. Incluso me dijeron que la reina de Marruecos había comprado un vestido de boda para una fiesta. Fíjate si tuvimos éxito que cada día nos hacían ir a la zona VIP de prensa internacional para entrevistar y hacer fotos a nuestras artesanas.

—¿En qué otras ferias tienen previsto participar?
—Vamos a estar presentes en la Feria Pure de Londres, del 12 al 14 de febrero, en la que muchos diseñadores están interesados. También estaremos en el Salón Momad, del 3 al 5 de febrero en Madrid, y, por primera vez, en la World Travel Market tendremos una parte del estand dedicada a Adlib. También volveremos a participar en Fitur y, por supuesto, en Costura España, donde quizá este año participan más diseñadores.

—Se percibe mucha unión entre los creadores y el Consell.
—Sí, la verdad es que estamos trabajando todos juntos y están satisfechos con los resultados. He tenido agradecimientos personales de los diseñadores que me han hecho llorar, muy emotivos.

—¿Cuál es el mayor mérito para los diseñadores de la Moda Adlib en los últimos años?
—Nuestros diseñadores están trabajando muchísimo para tener una moda más profesional (que ya lo es) y para que este estilo Adlib tenga cada vez más aceptación en todo el mundo. Hay muchos que han imitado, pero lo suyo es artesanal, muchos siguen bordando y cosiendo a mano. Y esto se nota en el resultado final.

- Publicidad -