Cuchillos y armas de fuego proliferan entre la población

Ibiza es un lugar donde la violencia y la muerte están a la orden del día. El veloz paso de un carruaje transportando en alocada carrera el cuerpo ensangrentado de un herido por arma de fuego constituye una escena cotidiana en nuestra isla.

La proliferación de armas blancas, pistolas y trabucos entre la población, junto con las frecuentes riñas en que suelen acabar las sesiones del festeig rural, explican el gran número de muertos y heridos que se ha registrado este año. Los fallecidos por la violencia se acercan a la decena y los heridos son muchos más.

Mientras tanto, Ibiza carece de Juez Propietario y los efectivos de la Guardia Civil son muy escasos. El clamor popular reclamando medios para detener esta sangría es unánime.

Incluso, la prensa de Madrid publicó este año que la memoria del Tribunal Supremo pone a Ibiza como ejemplo de la criminalidad que prolifera en las islas. “Hay puntos, como Ibiza, donde los padres entregan á sus hijos varones, apenas cumplen diez ó doce años, un arma de fuego, encargándoles que no se dejen pegar ni dén lugar á ir al Hospital”, afirma la Memoria del Tribunal Supremo.

Para evitar ser detenidos, los heridos por arma de fuego o cuchillo suelen afirmar que sus lesiones son productos de accidentes o disparos fortuitos.

(Texto reelaborado)
Diario de Ibiza 1902