Grupo de niños en edad escolar, junto al patio de armas de la ciudad

Los centros de enseñanza de Ibiza y Palma están escandalizados por el precio que alcanzan los libros de texto y por los manejos de los profesores para asegurarse beneficios con la venta de estos libros.

“Es verdaderamente extraño y escandaloso que algunos profesores, después de señalar precios crecidísimos á los libros de las asignaturas que explican, exijan, por ejemplo, que los que sirvieron el año anterior á un alumno, no le sirven el siguiente á un hermano de éste, con el pretexto de existe una edición posterior, edición que, por regla general, no consiste más que en la portada y en la fecha que ostenta al pie de imprenta”, lamentaba Diario de Ibiza.

Pero poco después, los responsables de la Enseñanza en Baleares dieron los primeros pasos para atajar dichos abusos. Una orden emitida en octubre rezaba así: “La adquisición de libros de texto no es obligatoria para los alumnos, los cuales podrán estudiar por los que mejor estimen, siempre que adquieran los conocimientos que constituyen la asignatura”.

(Texto original)
Diario de Ibiza
20 de agosto de 1905