Doña Eva Perón, junto al Caudillo, al llegar a Madrid

España ha acogido con auténtico júbilo la llegada de María Eva Duarte, esposa del presidente de Argentina, Juan Domingo Perón. Las aclamaciones han sido incesantes a la señora de Perón y al Caudillo cuando ésta ha llegado al aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Durante su estancia, la popular consorte del presidente argentino visitará las principales ciudades españolas y conocerá los más destacados logros del movimiento franquista.

En sus primeras palabras nada más llegar a España, Eva Perón ha dicho: “Os traigo el contagio de felicidad de los trabajadores argentinos. Os ofrezco mi corazón de mujer, empapado en la nueva justicia que hemos dado a los obreros de mis ciudades y mis campos”.

El jefe del Estado, Francisco Franco, impuso a doña Eva Duarte la Gran Cruz de Isabel la Católica, un agradecimiento considerado algo escaso en comparación con la importante ayuda de Argentina a España.