El ‘Tiburón’ encalla en Formentera

0

“El hidrofoil ‘Tiburón’ embarrancó ayer a primeras horas de la noche en la zona costera de sa Sequia, ya en las proximidades del puerto de la Savina (Formentera) sin que en el incidente se produjeran daños personales, aunque sí materiales.

Los catorce pasajeros y la tripulación de la embarcación rápida resultaron ilesos, excepto uno de los pasajeros, que sufrió una pequeña contusión sin mayor importancia. Esta persona fue la primera en ser desembarcada en un bote que se aproximó al barco encallada para auxiliarlos. Los trece pasajeros restantes fueron desembarcados sin mayores problemas en una de las balsas salvavidas del ‘Tiburón’ una hora después de que se produjera el embarrancamiento (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
28 de diciembre de 1992

 

 

Bob Marley actúa en Ibiza

0

“El miércoles, 28, en la plaza de Toros, a mil pelas la entrada, la primera de las grandes actuaciones que están previstas en nuestra isla este verano, que resucitarán –ojalá– un poco este medio zombie semi vivo semi muerto que es la música en Ibiza. El encargado es alguien ya semimítico, el jamaicano Robert Nesta Marley, nacido en Jamaica en 1945, hijo de un militar británico y una madre negra. Pocas veces vio a su padre, pues éste murió pronto. Nunca tuvo, pues, el joven Bob que plantearse el dilema de su raza. Creció en un ambiente muy religioso, pero sus otros cuatro hermanos y él tenían que comer, aparte de ayudar a la madre y a los demás parientes, y Bob púsose a trabajar de soldador, al tiempo que empezaba a soñar ya con ser músico.

(…) “Nuestra intención –dijo una vez– es despertar al pueblo negro de su sueño de siglos para hacerles ver lo que son”. Detrás de Bob hay otros muchos músicos, prácticamente desconocidos, cataliados ahora y que irán poco a poco surgiendo. Y tras el reggae, no sólo un fenómeno musical, sino toda una significación religiosa. Los rastas son una especie de revolucionarios místicos, quecitan frecuentemente a la Biblia y otros pasajes hebreos y confían en el retorno al continente africano (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
25 de junio de 1978

 

 

Un casino para Ibiza

0

La isla de Ibiza cuenta con su primer casino de juego, después de que las obras (en la imagen) comenzaran hace algunos años. El nuevo casino se encuentra en el Paseo Marítimo de Ibiza, que promete convertirse en un futuro próximo en una de las zonas más desarrolladas urbanísticamente de la ciudad. El edificio dispone también de restaurantes y sala para máquinas tragaperras, así como sala de fiestas.

(Texto reelaborado)
Diario de Ibiza – 1980

 

 

Incendio en un carguero anclado en el puerto

0

“Sobre las tres de la madrugada, se ha producido, al parecer, una explosión seguida de incendio en la sala de máquinas del buque griego Floran, anclado en nuestro puerto, el cual llegó aquí el lunes con un cargamento de cemento.

Inmediatamente, el citado barco empezó a pedir socorro, lanzándose las campanas de Sant Telmo a repique de fuego. Numerosas personas se hallan actualmente en el muelle esperando poder ser de utilidad.

A causa de la explosión, han resultado varios tripulantes heridos, los cuales se hallan siendo atendidos en las clínicas de esta ciudad. Las primeras autoridades también se hallan en el lugar del suceso. Ha sido pedida ayuda al Ejército y se espera la llega de tropas.
A la hora que redactamos estas líneas (4,30 de la madrugada), continúa el fuego en sala de máquinas y muchos de los tripulantes sacan sus maletas y objetos personales ante el temor de que las llamas alcancen a los depósitos de petróleo.

También han sido requeridos los servicios de la Cruz Roja por si fueran necesarios.

Las casas cercanas al lugar donde se encuentra el Floran están siendo desalojadas por los inquilinos, aconsejados por la policía.
En nuestro próximo número (D.m.) daremos amplia información sobre este suceso”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
25 de enero de 1964

 

 

 

Inauguran el Gran Hotel Ibiza

0

“Destacamos el sábado la gran importancia que para el fomento del turismo en Ibiza tiene el Gran Hotel Ibiza, construido por el señor Villangómez. En efecto; es indudable que buen número de turistas, los de dinero, hasta ahora no se habían dirigido a nuestra isla por falta de alojamiento adecuado, y este inconveniente está ya resuelto con la construcción del magnífico edificio (…).

Por la tarde tuvimos el gusto de visitar detenidamente el edificio y confesamos que quedamos inmejorablemente impresionados. Ocupa la planta baja, el magnífico ‘hall’, muy bien decorado y amueblado con todo lujo. A continuación se halla el espacio comedor. A la derecha hay el despacho del hotel y la biblioteca, amueblada con muebles estilo renacimiento mallorquín (…).

En los pisos 1º y 2º se hallan las habitaciones amuebladas con exquisito gusto. Las hay que tienen cuarto de baño completo, componiéndose todas de cama, mesita de noche, escritorio, lavabo, armario, una butaca y dos sillas. Hay además varios cuartos de baño en cada piso, y un estupendo salón fumador, con preciosos muebles de estilo modernista (…).
Desde la calle, el edificio ofrece excelente perspectiva. En la planta baja hay grandes ventanales que ventilan las dependencias. En los pisos superiores, los balcones son un motivo más de ornato para el edificio, y con las grandes columnas, forman una fachada magnífica (…).

Al empezar el banquete oficial de la inauguración el gran comedor ofrecía brillante aspecto, con mucho gusto y un magnífico servicio que acredita la dirección técnica de la casa (…).

Todos los comensales hicieron grandes elogios de lo bien servido del banquete (…).

El director de ‘La Voz’, don Enrique Fajarnés, hace resaltar la importancia del establecimiento del hotel (…). Hace resaltar las campañas periodísticas en favor del turismo y tributa un gran elogio al Sr. Villangómez por su obra ibicenquista”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
5 de junio de 1933

 

 

 


 

“Conforme veníamos anunciando, ayer se inauguro el nuevo Hotel Portmany, construido en San Antonio, propiedad de nuestro amigo, el emprendedor industrial don José Roselló.
Por la tarde se obsequió a los vecinos de San Antonio con un expléndido lunch. A las 9 de la noche, se celebró la cena inaugural, a la que asistió el alcalde accidental Sr. Perelló Rigal (…).
La cena fue amenizada por la orquesta ‘Ibiza jazz’, de esta ciudad, que ejecutó con su acierto característico varias composiciones de su escogido repertorio (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
13 de julio de 1933

 

 

 


 

“Ayer tuvo lugar en el pueblo de Santa Eulalia la inauguración del Hotel Buenavista, propiedad de nuestro amigo D. Antonio Marí. El confortable hotel ha sido instalado en el Puig de Missa, divisándose desde la terraza un hermoso panorama. Visitamos detenidamente todas las dependencias y pudimos comprobar que el Sr. Marí, en su deseo de cooperar a la obra patriótica de atraer el turismo hacia esta isla y proporcionarle agradable estancia, no ha reparado en gastos (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
23 de enero de 1933

 

 

El Caudillo, en nuestra ciudad

0

“(…) El crucero ‘Canarias’, que enarbolaba el estandarte de S. E. y en el que con el Generalísimo vinieron los ministros de Marina y Justicia, Director General de la Guardia Civil, y otras personalidades de su séquito oficial, rindió viaje a las diez de la mañana fondeando en el antepuerto (…).

Todo el vecindario de Ibiza, juntamente con el de Formentera, se apiñó en el vasto paseo marítimo donde ocupó los lugares más inverosímiles para aclamar a Franco. Gentes de los pueblos ribereños o del interior luciendo sus típicas indumentarias, militantes del Movimiento y muchachos del Frente de Juventudes constituyendo en el impresionante conjunto un bosque de amapolas formado por sus boinas rojas, fuerzas vivas, órdenes religiosas, etc. y a su frente Autoridades insulares y provinciales. (…)

Su Excelencia saluda al elemento militar congregado en el puerto
Su Excelencia saluda al elemento militar congregado en el puerto

Todos los buques surtos en el puerto aparecían empavesados. En la bahía del cañonero ‘Pizarro’ saludó la llegada del ‘Canarias’ con las 21 salvas de ordenanza, simultáneamente con las baterías del fuerte de la plaza. Exactamente a las diez cuarenta y cinco, bajó el Caudillo a una lancha que le trasladó a tierra. Rodearon la lancha más de cincuenta embarcaciones pesqueras y de recreo profusamente empavesadas. Las dotaciones de los cuatro destructores de escolta, cubrieron pasamanos saludando con siete vivas a España. En tanto la lancha avanzaba con dirección al puerto, todos los buques sonaron sus sirenas y el gentío impresionante, enracimado a todo lo largo del muelle, prorrumpía en clamorosas ovaciones, gritos de Franco, Franco, Franco y vivas y arribas a España. El clamor popular alcanzó su máxima intensidad en el momento justo de pisar tierra de Ibiza el Caudillo Franco, quien vestía uniforme de Capitán General de la Armada.

(…) Seguidamente, todas las autoridades y jerarquías cumplimentaron a S. E., el cual tras pasar revista a las tropas que le rindieron honores, ocupó un coche, acompañado del Alcalde de Ibiza, señor Guasch Juan, y se dirigió al templo de Santa Cruz. Al paso de la comitiva por el paseo de Vara de Rey el fervor del público se patentizó en continuas ovaciones y aclamaciones.

En el templo fue recibido S. E. por el Prelado de Ibiza, Dr. Cardona, quien le dio a besar la Vera Cruz. El Generalísimo penetró en la iglesia, bajo palio, que era llevado por canónigos con hábito coral, y después de orar breves momentos ante la Imagen de Nuestra Señora de las Nieves, se cantó una Salve.

Terminada la ceremonia religiosa, el Jefe del Estado se trasladó a visitar e inaugurar el grupo de Casas ‘Santa Margarita’ de 92 viviendas. Al pie del arco de triunfo levantado a la entrada fue recibido por el Director General del Instituto Nacional de la Vivienda y por los Delegados Provincial e Insular de Sindicatos.

(…) Seguidamente, el Caudillo, después de hacer entrega de las nuevas viviendas, se dirigió al Ayuntamiento.

Fuerzas de la guarnición cubrían todo el trayecto que siguió el Caudillo hasta la Casa Consistorial, que aparecía adornada con las banderas Nacionales y del Movimiento, y en los balcones y ventanas aparecían profusión de colgaduras. Los nutridos grupos congregados a lo largo del trayecto del itinerario enarbolaban banderas y pancartas, destacando la presentación de las Cofradías de los pescadores y se advertían, asimismo, incontables turistas extranjeros, provistos la mayoría de máquinas fotográficas, con las que captaron escenas de la magna recepción tributada a S. E. el Jefe del Estado. Al paso del Jefe del Estado bajo los arcos monumentales levantados y los portales de acceso a los viejos recintos amurallados, la multitud aclamó frenéticamente (…)”.

El NO-DO se hizo eco de la visita del Caudillo a Ibiza

(Texto original)
Diario de Ibiza.
11 de octubre de 1955

 

 

 

Desaparece el turismo

Movimiento turístico.– Casi nulo, por no decir nulo, fue el movimiento turístico en nuestra isla durante el año 1938, como también lo había sido durante el año 1937, pero nos place presagiar que dentro del año 1939 nos resarciremos plenamente si este Fomento logra hallar la necesaria entusiasta cooperación en todas aquellas personas que por su buena posición económica o por lo que les pueda beneficiar el movimiento turístico, vienen obligadas a responder al llamamiento que nos permitimos dirigirles por medio de estas líneas. (…)
Los sellos de propaganda.– Hemos de recordar que el 2 de Diciembre de 1933 esta Directiva acordó editar 35.000 sellos con vistas de Ibiza, 5.000 para ser vendidos a Hoteles, Fondas y Restaurants a 1’50 ptas y 30.000 a comercios y particulares a peseta el ciento. Poca aceptación tuvieron y han tenido unos y otros, ya que todavía tenemos una existencia aproximadamente de la mitad, a la cual creemos que conviene estudiar la manera de darles pronta salida (…).
Los molinos de Ibiza.– Aprobado por la Junta General celebrada el día 31 de Enero de 1937, el acuerdo de la Directiva referente a llevar a cabo las gestiones que se consideren necesarias para lograr que no acaben de desaparecer los molinos de viento que todavía existen en Ibiza y restaurar todos o parte de los que han dado nombre y fama al “Puig d’es Mulins”, y que completaban el sin igual panorama que ofrecía nuestra ciudad, las circunstancias han impedido realizar gestión alguna en tal sentido; pero es preciso afrontar su ejecución tan pronto como se normalice la vida de este Fomento, con objeto de que las entidades excursionistas que tienen indicada tal medida vean que no hemos sido sordos a su feliz sugerencia.
El folleto de propaganda.– Como es sabido, en Marzo de 1936 se encargó a la Imprenta Vich de Inca la edición de 60.000 folletos para propagar las bellezas de Ibiza. En Mayo del mismo año nos fueron enviados 6.000 ejemplares que fueron distribuidos por toda Europa y especialmente por España. En Junio nos enviaron 7.000 más de los que se pudieron repartir muy pocos a causa de que en Julio siguiente estalló la guerra (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
31 de mayo de 1939

 

 

Inaugurado el aeropuerto de Ibiza

“El domingo por la mañana, a las 11 y media, tal como habíamos dado a conocer a nuestros lectores, llegó el primer avión, en servicio especial, de la Compañía Aviaco, llevando a su bordo turistas extranjeros.

La noticia había despertado gran expectación y, por esta razón, desde bastante tiempo antes de la hora anunciada para la llegada del primer aparato, se congregaron varios centenares de personas en el aeropuerto.

A las 11 y media aterrizó el Bristol FADH, con 36 pasajeros a bordo, que fue recibido por el Comandante Aéreo Sr. Losana y el Delegado de Aviacio en Ibiza, señor Manrique.

La tripulación del avión la componían: piloto, señor Orue; capitán, señor Ramis; Radiotelegrafista, señor Bajo; mecánico, señor Antón; Azafata, señorita Amalita G. Hernández.

A la media hora escasa de la llegada el avión reemprendía el viaje de regreso a su punto de partida, Palma de Mallorca, con varios pasajeros que tomó aquí, para volver más tarde con otros treinta y tantos turistas más; luego marchóse de nuevo, con pasajeros, hacia la capital de la provincia.

La feliz llegada de este primer avión con pasajeros a nuestro aeropuerto está siendo muy favorablemente comentada, ya que ello significa que nos hallamos ante la inminente inauguración de líneas regulares que nos unirán con la Península y Palma, abriendo nuevos horizontes para el desenvolvimiento comercial y económico que la importancia internacional alcanzada por nuestra isla merece y necesita”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
3 de junio de 1958

 

 

 

Normas de uso de los refugios antiaéreos de Ibiza

0

“Al objeto de que se haga de los refugios existentes en esta Ciudad el uso adecuado a su máxima eficacia, merecen mi aprobación las siguientes INSTRUCCIONES dictadas por el Jefe de la Defensa Pasiva de Ibiza y Formentera.

Ibiza 1º de Agosto de 1937. 2º Año Triunfal.– El Teniente Coronel-Comandante Militar, COLL.
Proporcionar la seguridad de la población no combatiente en las ciudades y pueblos de la España liberada ha sido motivo de preocupación de la superioridad y ha hecho que por las autoridades no se haya regateado esfuerzo ni gasto, gracias a lo cual, se han construido en esta Ciudad refugios con resistencia y capacidad suficientes para atender defensivamente a sus moradores contra posibles bombardeos. Y para que el uso que de dichos refugios se haga responda al fin para que han sido construidos, por esta Jefatura se dictan las siguientes

INSTRUCCIONES:

1.ª Al aparecer uno o varios aviones en cualquier horizonte circundante de esta Isla será avisada su presencia por los elementos constitutivos de la RED DE ACECHO a esta Plaza y se dará la señal de ALARMA DE AVIACIÓN por la Campana de la catedral, la de Santo Domingo y la colocada frente al hotel ‘Isla Blanca’.

2.ª Al oir el toque de alarma no se permanecerá en la calle, debiendo dirigirse cuantos lo oigan al refugio más cercano al lugar donde se encontraren, con rapidez, pero sin ofuscación ni demostración de ánimo dominado por el miedo; nadie podrá detenerse en la entrada de un refugio, debiendo todos pasar a su interior y ceder el sitio más seguro a mujeres, ancianos y niños.

3.ª Tan pronto sea ocupado un refugio, el militar de mayor graduación, o en su defecto el empleado civil de mayor categoría que en él se hallen, tomará el mando en el interior de dicho refugio y prohibirá: que se fume, que se muevan los ocupantes inútilmente y toda acción que pueda enrarecer o viciar el aire existente. La persona que momentáneamente ejerza el mando en el interior de un refugio será obedecida por cuantos se hallen en él.

4.ª Si del estado de alarma se pasara al de bombardeo se mantendrán todos los ocupantes de los refugios lo menos cerca de las entradas que sea posible, y si el bombardeo se efectuara en momentos en que alguna persona no hubiera podido llegar a un refugio se guarnecerá detrás de paredes gruesas de cualquier casa (la más cercana) y lejos de vidrieras y tabiques delgados.

5.ª Si del bombardeo enemigo resultara tocada alguna entrada de refugio y por ello se imposibilitara o dificultara la salida de sus ocupantes, se prohíbe formar grupos a su alrededor, pues la muchedumbre de gente en tales casos, principalmente mujeres, ancianos y niños, más dificulta que aporta, el auxilio que pueda necesitar el personal guarecido en un refugio tocado por bomba del enemigo. La misma prevención se hace referente a cualquier otro edificio en el que pudiera sentir dificultades para salir sus ocupantes.

6.ª Desaparecido el motivo de la alarma o terminado el bombardeo, las campanas antes citadas lo anunciarán por medio de 3 toques espaciados y entonces se saldrá de los refugios sin precipitación, y SI HUBIERA HABIDO BOMBARDEO, todos los varones de 18 a 50 años acudirán, tan pronto salgan de los refugios, al Paseo de Vara de Rey, para la función que el mando tenga a bien asignarles. (…)

Seguro de la comprensión por todos de la importancia de estas instrucciones, encarezco el exacto cumplimiento de ellas, pues la tibieza o descuido raya en la inobediencia, causa graves daños, y una orden en la retaguardia se debe cumplir con la misma rapidez y exactitud que al frente del enemigo.

Relación de los refugios ya terminados, con expresión de su número, nombre, situación y capacidad.

NOMBRE SITUACIÓN CAPACIDAD
1                         San Pedro La Bomba 150
2 España Ex Casa del Pueblo 120
3 San Juan Detrás “Isla Blanca” 140
4 Vara de Rey Paseo 180
5 Alhambra Idem 180
6 Carnicería Mercado 35
7 Roma Murallas 50
8 Berlín Idem 200
9 Púnico Idem 420
10 Cartago Idem 310
11 Griego Idem 175
12 Consuelo Colegio Monjas 35
13 Rastrillo (der) Portal 50
14 Rastrillo (izq.) Idem 45
15 Rastrillo (Cen.) Idem 45
16 Sala de Armas Cuartel Milicias 750
17 Municipal Plaza España 190
18 San Miguel Casa Tur 70
19 Santa Bárbara Casa Fajarnés 160
20 Retiro Alto de la Peña 50
21 Caridad Hospital 35

 

El Capitán-Delegado.
JAIME JAUME”.

(Texto original)
Viva España.
2 de agosto de 1937

 

 

Represalias contra los republicanos

Es necesario recordar que en Eivissa y Formentera se produjo el desembarco de las tropas republicanas de capitán Bayo en agosto de 1936, las cuales durante cinco semanas intentaron establecer un nuevo régimen socio-económico más democrático y moderno, pero también más alejado del tradicional caciquismo vigente desde el siglo XIX. El experimento republicano fracasó de forma sangrienta (los asesinatos en el Castillo del 13 de septiembre de 1936) y la posterior llegada de las tropas nacionales (Ejército, Legión de Mallorca, escuadras italianas y moras) abrió un proceso de represión que alcanzó a todos los estamentos de la sociedad, no dejó a nadie indiferente y manchó de sangre muchas manos y muchas conciencias.

La represión de primera hora (desde septiembre de 1936 a mediados de 1937) es extrajudicial, incontrolada, excesiva y salvaje. Basta una denuncia anónima y el piquete falangista se pone en marcha. Recae especialmente en las bases de los partidos republicanos y obreristas, puesto que la mayoría de los dirigentes habían podido huir de las islas. Las Pitiusas no son, así, ninguna excepción. Hubo denuncias, silencios cómplices y sangre… mucha sangre. Eivissa y Formentera no eran una gran familia.

Pero las razones políticas no son las principales en esta represión; las venganzas personales por cuestiones de deudas impagadas o límites de tierras acaban con docenas de vidas en cunetas y tapias de cementerios locales. Desde octubre de 1937, con la instalación del Juzgado Militar de Instrucción de Ibiza (en el Gran Hotel, hoy Montesol) la represión adquiere un marco más legal, pero igual de sangriento. Abundan los procesos por pertenecer a la Masonería, la depuración del profesorado de ideas ‘no adictas’ al régimen, e incluso el encausamiento de familiares de militantes republicanos.

La represión se hace especialmente cruel en Formentera, donde las izquierdas habían dominado la vida política durante la II República. En 1939 vendría la instalación de un campo de concentración (es Campament) en la Savina.

Pero hay otras formas de represión, quizás más sutiles pero igual de violentas.
Muchos habitantes de estas islas fueron objeto de una brutal represión económica que perseguía básicamente la pasividad y el silencio del encausado.

Así, se procedió a la incautación de muchos bienes materiales o al bloqueo de las cuentas bancarias de los procesados, lo cual aumentó las fortunas de muchos otros que se enriquecieron a la sombra de la corrupción del poder. Y todo ello dentro de un régimen laboral con disciplina militar y de prohibición de sindicatos obreros, con lo que toda reivindicación salarial o protesta era más que una utopía.

El hambre fue una de las consecuencias más trágicas del contexto bélico que envuelve estos años. La crisis de subsistencias fue tan grave en 1938 en Formentera que supuso una auténtica preocupación para el gobierno civil de la provincia, que abrió campañas públicas de donativos en Palma y Eivissa, siempre con un discurso paternal y caritativo.

Y por último la represión que supone la militarización de la vida cotidiana: la profusión de la iconografía franquista (el yugo y las flechas, la camisa azul falangista…), los desfiles y el envío de reemplazos de jóvenes a los frentes peninsulares eran también una forma de represión ideológica, de homogeneizar el pensamiento.

Son, pues, unos años en que el régimen franquista en Eivissa y Formentera somete a la población a un proceso de terror represivo en un primer momento para más tarde pasar a una represión económica e ideológica que persigue sobre todo el silencio y la pasividad de la población. Las Pitiüses seguirían jugando un papel secundario en la Guerra Civil y los acontecimientos se irían diluyendo en la (des)memoria colectiva.

ARTUR PARRÓN GUASCH
Autor del libro ‘La Guerra Civil a Eivissa i Formentera (1936-1939)