Aspecto del Hotel Portmany, recientemente inaugurado en San Antonio

“Hace algún tiempo que el Fomento del Turismo de Ibiza está realizando un gran esfuerzo para propagar los atractivos de la isla como lugar de turismo, desplegando una labor digna de encomio.

Uno de sus principales proyectos actuales es la edición de un folleto con vistas de aquí para ser repartido profusamente.

Todo esto se lleva a cabo sin auxilio alguno de los más interesados en la cuestión y sólo ha recibido un donativo del Patronato Nacional.

Bien claros está a los frutos alcanzados con la corriente turística que se ha observado estos últimos años. Por de pronto existen buen número de establecimientos que se han visto favorecidos, como es en primer término la industria hotelera, el servicio de autos y autobuses, bares, etc. etc.

De poderse lograr la atracción de forasteros en la época de invierno y primavera, se vería completada la obra. Tenemos gran número de bellezas atractivos por propagar, como es la época de floración de los almendros, que tanto llamaría la atención.

Creemos que la industria del turismo es susceptible de mayor desarrollo y no debe pararse hasta mejorarse y debidamente atenderse (…).”
———–

“Hemos hecho la misma indicación una porción de veces, pero han llegado las cosas a tal colmo, que, un tanto alarmados y otro tanto indignados, hemos de llamar la atención de quien corresponda (…) Nadie puede negar que entre la numerosa colonia de gente de fuera existen muchísimas personas sumamente respetables, pero figuran también algunos extravagantes que no constituyen en la ciudad o en la isla sino una nota de mal gusto (…)”.

Por quien corresponda, se ha de poner freno a ciertas exhibiciones. Nuestro país es un país tranquilo y apacible, y no hemos de perder este carácter tan fácilmente. Es preciso tomar una determinación decidida para acabar con todo ello

(Texto original)
Diario de Ibiza.
08 de agosto de 1935