Un avión cuatrimotor, en el aeropuerto
Un avión cuatrimotor, en el aeropuerto

“Por fin Ibiza ya tiene a punto el necesario aeropuerto que posibilitará, en los próximos años, el total desarrollo turístico de Ibiza y Formentera. Con este magnífico aeropuerto, abierto al tráfico internacional, se cumple una de las más importantes y queridas aspiraciones isleñas.

Su pista de aterrizaje ha sido prolongada a 2.800 metros, longitud que se estima suficiente para los aviones determinantes, ‘Caravelle’ y similares, y también ha sido adecuado a estos aviones el espesor de pista y han sido construidas zonas resistentes al chorro, zonas de espera en las cabeceras de pista, pistas de rodadura, zonas de estacionamiento de aviones y pistas de enlace entre todos estos sistemas, etc.

También ha sido construido un nuevo y magnífico edificio terminal de viajeros, dotado de servicios de aduana, policía, bar, restaurante, etc. Y esto, adaptándose de modo perfecto, con gran belleza en el resultado, a nuestra peculiar arquitectura, a nuestros más singulares elementos ornamentales: puertas de ‘feixas’, blancas y bellas, para el acceso de los viajeros; norias ibicencas; murales de Stephan con nuestros barros más entrañables: Bes, Tanit, etc. El aeropuerto de Ibiza, sin ninguna duda, ha quedado convertido, tras esta ampliación y tras la construcción de estos nuevos edificios, en uno de los mejores aeropuertos españoles.

La actual inversión en obras y servicios de 218.700.000 pesetas quedará justificada con la utilización a pleno rendimiento de nuestro aeropuerto, una utilización que ha de permitir a Ibiza y Formentera que desarrollen al máximo sus ricas posibilidades turísticas, que hoy ya cuentan con 186 industrias de hostelería, con 4.981 habitaciones y 8.709 plazas (…)”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
22 de julio de 1966