Los hippies invaden nuestras islas
Los hippies invaden nuestras islas

“Moncho escribe en el ‘Diario SP’ de Madrid, del pasado martes, tres días antes de morir el periódico madrileño:
El ‘Ciudad de Valencia’ es el barco que habitualmente hace la travesía Alicante-Ibiza, precio ciento quince pesetas en cubierta. Los hippies, por el momento, aunque no lo sean todos reciben este nombre, llenan la cubierta con sus largos cabellos, sus túnicas y sus sacos de dormir. Alguno toca la flauta bajo los botes, otros buscan los lugares más oscuros para hacerse el amor y posiblemente fumar. A Ibiza la llaman los marineros la isla de los gitanos. En la anterior travesía, el ‘Ciudad de Valencia’ transportó conjuntamente gitanos andaluces que iban a trabajar y hippies y pseudohippies. “Van a fumar sus hierbas sin que nadie les moleste”, era el comentario de uno de los miembros de la tripulación. Ellos, por su parte, no molestan a nadie. Duermen, cantan, fuman, hacen el amor y tocan la flauta.

En Formentera, último reducto de los verdaderos hippies que odian al turismo, duermen bajo los árboles. Cada pequeña comunidad tiene un árbol reservado y está tácitamente prohibido ocuparlo sin permiso. Antes fueron los dueños de Ibiza. Ahora que Ibiza se ha puesto de moda, son casi los amos de Formentera, a donde los turistas llegan como quien visita un parque zoológico (…).

En Ibiza, los pocos que quedan, duermen junto a la tapia del cementerio donde la policía hace frecuentes visitas. Sin embargo, hay mucha falsedad bajo este ambiente. Los verdaderos hippies huyen de Ibiza para correr al norte de África buscando refugio (…)”.

————–

¿Formentera, paraíso de los hippies?

“La mala fama hippy de Ibiza está siendo lamentablemente trasladada a la isla hermana de Formentera. Hay gente empeñada en hacerle un gratuito pregón hippy tanto a una isla como a otra (drogas aparte). Esto viene siendo frecuente lo mismo en publicaciones extranjeras que en españolas. Ahora es el diario vespertino madrileño Pueblo, dependiente de la Organización Sindical Española, quien abusa de nuestro tópico hippy referido a Formentera, en su suplemento de los sábados Revista, del pasado día 15 en su sección semanal ‘mundo Pop’ (…). Nada más y nada menos que se dice allí que Formentera es el paraíso hispano de los hippies. Lean cuanto se dice. Lamentable. Quizás el periódico oficial de la Organización Sindical Española adopte a Formentera y la rescate de esa vida igual a la de hace dos siglos. A ver si hace el milagro de extender su breve electrificación. A ver si hace el milagro de instalar una planta potabilizadora (…) Sí, Formentera tiene otros problemas más importantes que los aireados frívolamente por Pueblo. También para Formentera, el turismo puede ser su redención, el motor de su desarrollo, el aliento”.

(Texto original)
Diario de Ibiza.
21 de febrero de 1969