El astronauta Buzz Aldrin, con el módulo lunar Eagle, que se posó sobre la superficie de la Luna
El astronauta Buzz Aldrin, con el módulo lunar Eagle, que se posó sobre la superficie de la Luna

Neil Armstrong, jefe de la misión Apolo XI, ha sido el primer ser humano en hollar la Luna. A las 3,40 de la madrugada (hora de Madrid) comenzó a descender por la escalerilla del Águila o módulo lunar. A las 3,56 exactamente, posaba su pie sobre la superficie de la Luna, en este Mar de la Tranquilidad.

Su compañero Edwin Aldrin, desde el Águila, dirigía todos sus pasos, desde que inició el descenso, para indicarle dónde debía posar pie. Armstrong posó primero su pie izquierdo, como estaba previsto en el programa de la misión. A la hora precisa de las 3,56, un ser humano iniciaba su primer paseo por la Luna.

Armstrong daba lo que supone un pequeño paso para el hombre, pero un paso gigante para la Humanidad. Es exactamente lo que el propio astronauta decía en el momento de posar su pie en la superficie de la Luna.

El astronauta Edwin Aldrin siguió las pasos de su compañero Armstrong a las 4,16 (hora de Madrid), momento en que posó sus pies sobre la superficie lunar.

Armstrong, primero en bajar, describió la superficie de la Luna de la siguiente forma: “Es muy fina, con partículas de arena. No parecen existir dificultades para caminar por ella”. Su voz temblaba mientras hablaba.

Poco antes de abrir la escotilla para iniciar el descenso, a las 3,40, los astronautas abrieron una válvula a bordo del Águila para despresurizar la cabina. Los astronautas se habían colocado ya sus trajes espaciales con la ‘mochila’ de oxígeno, con cantidad suficiente para mantenerse por espacio de tres horas, antes de volver al módulo lunar y volver a presurizar la cabina espacial (…).

Armtrong reveló que su pie izquierdo, el primero que posó sobre la superficie lunar, se hundió ligeramente en la misma. Luego, posó el derecho: “Puedo ver claramente mis huellas”, dijo. (…) “Esta arena es como un polvo muy fino”, insistió Armstrong.

El módulo de descenso del Apolo XI, tras regresar a la Tierra
El módulo de descenso del Apolo XI, tras regresar a la Tierra

(…) A las 4,43 de la madrugada (hora de Madrid), exactamente, ambos astronautas izaban la bandera de los Estados Unidos sobre la superficie lunar. Pero previamente, Armstrong descrubrió una placa adaptada a una de las patas del módulo lunar o Águila que permanecerá en la Luna cuando los astronautas regresen al módulo de mando. Armstrong leyó en voz alta la inscripción de la placa: “Los seres del planeta Tierra posaron su pie por primera vez en la Luna, julio 1969 A. D. Hemos venido en paz en nombre de toda la Humanidad”.

Despacho de la agencia Efe
publicado en la edición de
Diario de Ibiza del martes
22 de julio de 1969.