“La ciudad entera amaneció engalanada, ondeando los colores nacionales y del Movimiento en los centros oficiales y en lo alto de los numerosos mástiles que orlaban las murallas, luciendo al viento sus empavesadas todos los buques surtos en el puerto y cerrando el comercio sus puertas y suspendido el trabajo los obreros (…).

Palabras del alcalde

(…) Ibiza se encuentra actualmente en una etapa de rapidísimo progreso. No se trata de avances en un solo sector, sino que la renovación alcanza a todo: agricultura, industria, viviendas, establecimientos comerciales, etc. Nunca se había realizado aquí un esfuerzo colectivo tan gigantesco (…). Pero tenemos problemas porque progresamos y encontramos dificultades, porque estamos trabajando.

Palabras del ministro

“Jamás en mi larga carrera política he escuchado de ningún alcalde unas palabras tan precisas y tan elocuentes, que expresasen, de una forma tan profunda y clara, los sentimientos, las necesidades y las aspiraciones de su pueblo (…)”.

Estancia en Formentera

(…)En el pequeño muelle que allí existe y en sus alrededores se hallaba congregado un gran gentío estando todas las casas engalanadas (…). El señor ministro después de saludar a los que aguardaban recorrió toda la isla (…). Después de despedirse de las autoridades locales prometió importantes mejoras, principalmente la construcción del puerto de Cala Sabina, entre el entusiasmo y las calurosas ovaciones del público que se hallaba allí congregado (…).

Visita a San José

(…) El Conde de Vallellano hizo una breve visita a la iglesia de dicho pueblo y después se dirigió a La Canal, con la cual enlaza la autopista del aeropuerto, a la que procedió a inaugurar cortando la cinta simbólica(…)
Sobre las 7 de la tarde llegó a los Andenes del Puerto. En el muelle se había congregado una gran muchedumbre que recibió al Ministro con una cerrada ovación (…) Después de la salida del correo Mallorca emprendió viaje de regreso a Palma a bordo del cañonero ‘Pizarro’.”

(Texto original)
Diario de Ibiza.
04 de julio de 1956