A la edad de ochenta años ha fallecido el último jefe de los indios apaches Chiricauas, Jerónimo, que luchó contra la invasión de los blancos.

Permaneció preso durante dos años después de haberse rendido ante el general Miles, en el año 1886, y después vivió siempre en el exilio.

Sus restos mortales serán enterrados en Fort Sill, situado a más de mil kilómetros de la tierra que le vio nacer.

Diarios locales y publicaciones de la época 1909