- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Visitar ibiza en las estaciones de primavera y otoño supone disfrutar de una isla verdaderamente privilegiada. Son las estaciones perfectas para sumergirse en la gastronomía local a través de las Jornadas Ibiza Sabor, una iniciativa bianual en la que se pueden degustar recetas tradicionales de la cocina ibicenca así como reinterpretaciones de vanguardia a precios populares, en aproximadamente cuarenta establecimientos de la isla.

Y es que la gastronomía de Ibiza resume perfectamente la cultura y la historia de la isla y es hoy una herencia sumamente valiosa en la que se conjuga la devoción de los ibicencos por los productos frescos y naturales con la variedad que aporta nuestro mar y otras sorpresas inesperadas provenientes de nuestro entorno.
Se trata también de la defensa de una forma de vida saludable con productos autóctonos que maduran bajo el sol a través de la fórmula de la dieta mediterránea, la gran aliada del bienestar, la energía y la longevidad.

Ricas recetas con manjares del mar. SERGIO G. CAÑIZARES
Ricas recetas con manjares del mar. SERGIO G. CAÑIZARES

Las Jornadas Gastronómicas ofrecen la posibilidad de degustar recetas de antaño como el bullit de peix o el guisat de peix y especies tan sabrosas como la roja, el gallo de San Pedro o el mero. Joyas de la gastronomía ibicenca como la borrida de rajada y productos extraordinarios como la gamba roja de Ibiza, la langosta o las espardenyes. Delicias del mar que llegan a la mesa con cuidadas elaboraciones.

Para los que prefieren la carne, existe la opción de seguir la ruta del sofrit pagès, a base de cordero criado en libertad, pollo payés, sobrasada, butifarrón y patata roja de la tierra.
A la hora del postre, una receta medieval de queso con hierbabuena y anís como es el flaó y otros dulces tradicionales como la greixonera.

Sin duda, un viaje gastronómico alrededor de la isla poniendo en valor el trabajo de cofradías, granjas, agricultores, mercados, bodegas o productores de aceite que se completa con actividades paralelas como charlas y conferencias de la mano de chefs, visitas a las bodegas locales o catas de aceite de oliva, entre muchas otras innovadoras propuestas gastronómicas.

Porque sin el placer que la gastronomía de Ibiza proporciona al sentido del gusto, no es posible concebir la práctica de un turismo hedonista.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!